SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unos impuestos más altos sobre los cigarrillos se vinculan con menos muertes infantiles

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Unos impuestos más altos sobre los cigarrillos se vinculan con menos muertes infantiles

Un estudio de EE. UU. sugiere que las mujeres embarazadas quizá sean menos propensas a fumar si los precios del tabaco son más altos

MARTES, 1 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio sugiere que unos precios más altos del tabaco en Estados Unidos podrían salvar cientos de vidas de bebés cada año, al disuadir a las mujeres de fumar durante y después del embarazo.

En específico, los investigadores dijeron que cada aumento de 1 dólar en la tasa general de impuestos sobre el tabaco en los años 1999-2000 podría haber contribuido a dos muertes menos de bebés al día. El efecto parece ser particularmente potente entre los bebés negros.

La investigación no prueba directamente que unos impuestos más altos se tradujeran en menos muertes infantiles. Pero "hallamos que los aumentos en los impuestos sobre los cigarrillos y en los precios se asociaban con reducciones en la mortalidad infantil", señaló el autor del estudio, el Dr. Stephen Patrick, profesor asistente de pediatría y políticas de la salud de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

Y está claro que las mujeres embarazadas que fuman ponen a los niños aún no nacidos en riesgo, advirtió.

"Fumar durante el embarazo puede llevar a malos resultados, como el nacimiento prematuro, la principal causa de muerte de los bebés en el primer año de vida", dijo Patrick. "Como neonatólogo, es común que vea a mujeres que fuman tener bebés prematuros y con bajo peso al nacer, y sabemos que casi una de cada cinco mujeres fuma durante el embarazo".

En el nuevo estudio, los investigadores siguieron las tasas de muerte infantil y los impuestos sobre el tabaco entre 1999 y 2010, cuando los impuestos sobre el tabaco ajustados según la inflación a nivel estatal y federal aumentaron de 84 centavos por paquete a 2.37 dólares por paquete. En el mismo periodo, la cantidad de muertes infantiles por cada 1,000 nacimientos vivos se redujo de 7.3 a 6.2 en general, y de 14.3 a 11.3 entre los negros.

Tras ajustar las estadísticas para que no las sesgaran unos niveles altos o bajos de mujeres que compartieran características como el nivel educativo y los ingresos, los investigadores estimaron que cada aumento de 1 dólar por paquete en los impuestos sobre los cigarrillos condujo a dos muertes menos de bebés al día, señaló Patrick. En general, hubo una reducción estimada de un 3.2 por ciento en las tasas anuales de mortalidad infantil, o 750 menos muertes de bebés al año, asociada con el aumento en los impuestos.

Aparentemente, las mujeres fuman menos cuando el tabaco cuesta más, creen los investigadores.

Patrick reconoció que es posible que factores aparte de los impuestos sobre los cigarrillos contribuyeran al declive en la tasa de mortalidad infantil. Una posibilidad es que la atención médica mejorara con el tiempo, conduciendo a menos muertes. Pero Patrick dijo que es poco probable, dado que ese cambio presumiblemente se vería en todos los estados, pero el estudio no reveló ese tipo de tendencia.

Los investigadores también examinaron el efecto de los precios del tabaco, y encontraron que los aumentos parecían tener un impacto del mismo nivel sobre la mortalidad infantil que los aumentos en los impuestos.

Esto es importante dado que "quizá no haya la voluntad política de aumentar los impuestos sobre el tabaco en algunos estados", dijo Patrick. "Hace poco que Tennessee subió el precio de los cigarrillos en el estado al aumentar el margen de ganancia de los detallistas, y no a través de un impuesto. Nuestro estudio sugiere que ese método sería igual de efectivo que un aumento en los impuestos".

David Levy, profesor de oncología de la Universidad de Georgetown en Washington, D.C., dijo que la investigación parece ser válida. El estudio no necesita confirmar que unos impuestos más altos conduzcan a unas tasas más bajas de tabaquismo, dado que otras investigaciones ya han demostrado que es así, incluso entre las mujeres embarazadas, planteó.

¿Y qué pasa con la posibilidad de que las mujeres embarazadas y las nuevas madres quizá decidan gastar dinero en tabaco (incluso con unos impuestos más altos) en lugar de gastarlo en sus hijos? "Eso solo ocurriría si fumar constituye una gran parte de los gastos del hogar", dijo Levy. Y es importante anotar que la investigación ha mostrado que es particularmente probable que unos impuestos más altos conduzcan a que los pobres fumen menos, comentó.

¿Y ahora qué? Se debe realizar más investigación en otros países, sobre todo en países más pobres que están intentando reducir la mortalidad infantil, apuntó Levy.

El estudio aparece en la edición en línea del 30 de noviembre y en la edición impresa de enero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el consumo de tabaco en el embarazo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?