SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Horarios más reducidos para los médicos no llevan a las mejoras esperadas

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Horarios más reducidos para los médicos no llevan a las mejoras esperadas

Los residentes médicos no están menos cansados, y la atención del paciente podría ser ligeramente peor, apuntan unos investigadores

Unos turnos más reducidos para los residentes médicos no parecen conllevar ninguna gran mejora en los niveles de cansancio de los médicos ni en la atención del paciente, muestra una investigación reciente.

El estudio encontró que aunque los médicos no estaban menos cansados durante los turnos más cortos, era más probable que ocurriera una reacción adversa en el paciente durante un turno corto.

Los resultados "cuestionan la lógica de reducir la exposición de los residentes a los pacientes", dijo el líder del estudio, el Dr. Christopher Parshuram, profesor asociado de pediatría, atención crítica y gestión y evaluación de políticas de salud de la Universidad de Toronto.

El estudio aparece en la edición en línea del 9 de febrero de la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

La duración óptima de los horarios laborales de los residentes médicos ha sido tema de un debate y una discusión continuos durante años. En 2003, el Consejo de Acreditación para la Educación Médica de Posgrado (Accreditation Council for Graduate Medical Education) redujo los horarios laborales de los residentes e internos (residentes de primer año) a no más de 80 horas por semana.

En 2011, la norma del consejo se cambió, de un máximo de no más de 30 horas consecutivas para los internos a no más de 16, y a no más de 24 para los demás residentes. Además, podían tener cuatro horas para transferir la atención de los pacientes y para participar en actividades educativas.

El enfoque de los cambios se basó en la idea de que la fatiga de los médicos podría conducir a más equivocaciones.

Los hallazgos del nuevo estudio no respaldan la ventaja de unos turnos más cortos, encontraron los investigadores. Observaron horarios nocturnos con turnos de 12, 16 o 24 horas. Los investigadores evaluaron a 47 residentes en dos hospitales académicos para adultos, asignados al azar a cada uno de los turnos durante dos meses.

Los residentes asignados a los horarios más cortos no reportaron sentirse menos cansados. "Encontramos que el momento en que los médicos estaban más cansados era a las 4 de la madrugada, y que [la duración del] horario no planteó una diferencia en qué tan cansados estaban los médicos", comentó Parshuram.

Tampoco hubo diferencias significativas entre los turnos en los niveles de agotamiento laboral, halló el estudio.

Los médicos sí reportaron más quejas como náuseas, dolor de cabeza y dolor de ojos en el turno más largo.

Poco más de 800 pacientes fueron admitidos a unidades de cuidados intensivos (UCI) en el periodo del estudio. El número de eventos adversos no difirió entre los tres turnos, hallaron los investigadores. Pero de los ocho eventos adversos clasificados como prevenibles, siete ocurrieron durante el turno más corto (de 12 horas).

El término "evento adverso" describe un daño que ha sufrido el paciente como resultado de la atención médica, como, por ejemplo, la infección asociada con el uso de un catéter, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Los pacientes no tuvieron más probabilidades de fallecer durante un turno largo que durante uno más corto, encontró el estudio.

¿Cómo explicar los hallazgos? Parshuram dijo que una posibilidad es que un médico que permanece más tiempo con un paciente quizá esté más sintonizado con las necesidades de ese paciente.

En un editorial que acompaña al estudio, el Dr. Thomas Maniatis, de la Universidad de McGill en Montreal, dijo que una limitación del estudio es que los investigadores no documentaron el intercambio de información cuando un turno sustituye al anterior. La pérdida de información en ese momento podría afectar en gran medida a la seguridad del paciente, según Maniatis.

Eso es posible, dijo Parshuram. "La entrega y la pérdida de información contribuyen, pero también la pérdida de información de no estar presentes", dijo, en referencia a los turnos más cortos.

Maniatis también anotó que dado que el estudio solo duró dos meses, cualquier efecto a largo plazo de los turnos más cortos no sería evidente.

Los hallazgos del nuevo estudio son similares a los encontrados por el Dr. Mitesh Patel, profesor asistente de la Universidad de Pensilvania, publicados en la revista Journal of the American Medical Association en diciembre de 2014.

Ese estudio encontró que los turnos más cortos para los internos que entraron en vigencia tras 2011 "no se asociaron con cambios en los resultados de los pacientes en el primer año tras las reformas", dijo Patel.

"Los resultados de los pacientes son afectados por muchos otros factores, además de la fatiga de los residentes", señaló Patel, incluyendo las "entregas" de un turno al siguiente. Pero es demasiado pronto para ofrecer algún consejo a los pacientes, dijo, y añadió que se necesitan más estudios.

Más información

Para más información sobre los horarios laborales de los residentes y la atención del paciente, visite la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?