SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unos científicos crean un tejido funcional de las cuerdas vocales en el laboratorio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Unos científicos crean un tejido funcional de las cuerdas vocales en el laboratorio

El avance se considera como el primer paso para un posible trasplante en casos de trastornos de la voz

MIÉRCOLES, 18 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Unos científicos han creado con éxito un tejido funcional de cuerdas vocales en el laboratorio, un paso hacia un nuevo tratamiento para las personas que tienen un daño sustancial en las cuerdas vocales.

Tan solo en Estados Unidos, unos 20 millones de personas sufren de discapacidades vocales, lo que incluye a algunas que tienen unas cicatrices significativas o pérdida de tejido en el delicado recubrimiento de las cuerdas vocales. Ese recubrimiento (llamado mucosa) vibra cuando el aire le pasa por encima, lo que genera la voz humana.

El daño grave en el recubrimiento de las cuerdas vocales con frecuencia se relaciona con un trauma, o con la cirugía o la radioterapia para tratar el cáncer. Y ahora mismos las opciones de tratamiento son limitadas.

Dado que no hay una buena forma de reparar el daño, la alternativa (en teoría) es implantar nuevo tejido de cuerdas vocales, señaló Nathan Welham, investigador principal del nuevo estudio y profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin, en Madison.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero en la edición del 18 de noviembre de la revista Science Translational Medicine, el equipo de Welham reporta un primer paso para hacer que esa terapia se convierta en realidad.

Usando células purificadas de la laringe humana, los investigadores pudieron crear una nueva mucosa de las cuerdas vocales capaz de producir sonido, al menos en el laboratorio.

Pero falta mucho más trabajo, según Welham.

"La voz es generada por un sistema biológico complejo y hermoso", dijo.

Eso significa que el tejido de reemplazo "ideal" para las cuerdas vocales tiene que cumplir con unos estándares altos: tiene que ser suficientemente flexible como para vibrar, explicó Welham, pero suficientemente resistente como para soportar un estrés significativo, dado que las cuerdas vocales pueden vibrar a un ritmo de hasta mil veces por segundo.

"Ningún otro tejido del cuerpo humano se somete a esos tipos de demandas biomecánicas", dijo Welham.

Para el estudio, los investigadores comenzaron con células extraídas de las cuerdas vocales de un cadáver y de cuatro pacientes a los que se les había extirpado la laringe quirúrgicamente por afecciones no cancerosas.

Los investigadores purificaron y cultivaron las células, y entonces las aplicaron a un "andamio" de colágeno que les proveyó una estructura para desarrollarse. Dos semanas después, las células se habían fusionado, creando capas parecidas al revestimiento natural de las cuerdas vocales. Las células del tejido incluso producían muchas de las mismas proteínas que las células normales de las cuerdas vocales, apuntaron los autores del estudio.

Luego, los investigadores trasplantaron el tejido en laringes extraídas de cadáveres de perros, y entonces pasaron aire tibio y húmedo sobre el tejido.

El aire produjo una vibración y un sonido, algo parecido a un mirlitón o pito de chapa, según Welham.

Pero aunque el éxito es emocionante, dijo, nadie sabe si funcionará en humanos.

Dos médicos que tratan los trastornos de la voz se mostraron de acuerdo.

El Dr. Michael Johns, director del Centro de la Voz de la Universidad del Sur de California, dijo que los hallazgos son "uno de los pasos más importantes hacia el tratamiento de la cicatrización de las cuerdas vocales".

Pero enfatizó que quedan preguntas importantes. ¿Sobreviviría el tejido trasplantado de las cuerdas vocales en la laringe humana? Si es así, ¿será en última instancia rechazado por el sistema inmunitario? ¿O no lograría funcionar bien?

El Dr. Ramón Franco, director médico del laboratorio de la voz y el habla del Hospital del Ojo y el Oído de Massachusetts, en Boston, dijo que estos hallazgos tempranos ofrecen "esperanzas" a las personas con trastornos vocales graves, pero también apuntó a los factores desconocidos.

Franco dijo que un obstáculo es garantizar que el tejido vocal trasplantado pueda "autorregularse", manteniendo su tamaño, estructura e integridad. El crecimiento celular excesivo podría ser un problema potencial, explicó, dado que el tejido trasplantado estaría en las vías respiratorias.

Tampoco está claro cómo funcionaría la logística, según Franco. Por ejemplo, ¿usarían los médicos las células del propio paciente, del tejido sano restante en sus cuerdas vocales, para producir el tejido de reemplazo?

Según Welham, quizá no se necesiten las células del propio paciente. Dijo que sería posible "almacenar" tejido de las cuerdas vocales de donantes. Entonces, cuando un paciente las necesite, algunas células podrían descongelarse y madurarse hasta formar tejido de las cuerdas vocales.

En cuanto al rechazo del sistema inmunitario, los investigadores observaron ciertas señales alentadoras. Evaluaron el tejido de las cuerdas vocales en ratones diseñados para tener respuestas inmunitarias humanas, y no encontraron ninguna evidencia de rechazo.

Welham dijo que es posible que el tejido trasplantado de cuerdas vocales sea igual que las córneas trasplantadas, que no producen una reacción inmunitaria en los receptores.

Pero eso está por verse. Y tanto Johns como Franco enfatizaron que los pacientes no deben esperar ver esa opción terapéutica en un futuro próximo.

"En mi opinión, faltan entre cinco y diez años", dijo Johns.

Y aunque los trastornos de la voz son comunes, dijo, es probable que solo una minoría de pacientes, los que tienen cicatrices sustanciales en las cuerdas vocales, serían candidatos.

Más información

La Academia Americana de Otorrinolaringología -- Cirugía de Cabeza y Cuello (American Academy of Otolaryngology -- Head and Neck Surgery) ofrece más información sobre los trastornos de la voz.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?