Publicidad

Editar mi perfil

El frío ambiental elimina grasas

Por Healthday -

En un pequeño estudio, los niveles de la grasa marrón saludable de los hombres aumentó a medida que se bajó el termostato.

El termostato más cercano podría ser una forma fácil de mejorar la salud, sugiere un estudio reciente.

Unos investigadores australianos hallaron que unas temperaturas interiores más bajas estimulan el crecimiento de la grasa marrón saludable, mientras que unas temperaturas más cálidas provocan la pérdida de este tipo de grasa beneficiosa.

Varios estudios han hallado que la grasa marrón quema energía para generar calor corporal: está diseñada para mantener calientes a los bebés y a los animales pequeños. Las investigaciones anteriores también han mostrado que los animales con una grasa marrón abundante son menos propensos a contraer obesidad o diabetes.

En el nuevo estudio participaron cinco hombres sanos, y fue liderado por el Dr. Paul Lee, endocrinólogo del Instituto Garvan de Investigación Médica en Sídney. Su equipo expuso a los hombres a distintas temperaturas ambientales en interiores durante cuatro meses: 75 grados Fahrenheit (24 grados Celsius) el primer mes, 66 ºF (19 ºC) durante el segundo mes, una vez más 75 ºF (24 ºC) en el tercer mes, y 80.5 ºF (27 ºC) durante el cuarto mes.

Los hombres realizaron actividades normales durante el día pero volvían en la noche a pasar al menos diez horas en el ambiente de temperatura controlada.

La temperatura de 75 ºF (24 ºC) usada en el primer y en el tercer mes fue "térmicamente neutral", lo que significa que el cuerpo no tiene que trabajar para producir ni perder calor, explicaron los investigadores.

El primer mes se utilizó para determinar la cantidad inicial de grasa marrón de los hombres. El equipo de Lee halló que esos niveles aumentaron en un 30 a un 40 por ciento en el segundo mes (el fresco), volvieron a los niveles originales en el tercer mes, y luego cayeron por debajo de los niveles originales en el cuarto mes (cálido).

El efecto de las temperaturas bajo techo sobre la grasa marrón fue independiente de las temperaturas al aire libre, anotaron los investigadores.

El grupo australiano también halló que la sensibilidad de los hombres a la insulina aumentó cuando tenían unas cantidades mayores de grasa marrón.

Eso significa que las personas con más grasa marrón necesitaban menos insulina tras una comida para reducir los niveles de azúcar en sangre. Esto sugiere que la grasa marrón podría resultar beneficiosa para las personas con diabetes, cuyos cuerpos tienen dificultad para reducir el azúcar en sangre tras una comida.

"La mejora en la sensibilidad a la insulina que acompaña al aumento en la grasa marrón podría abrir nuevas avenidas en el tratamiento del metabolismo dañado de la glucosa en el futuro", planteó Lee en un comunicado de prensa del instituto.

"Por otra parte, la reducción en la exposición al frío a partir de la calefacción central en la sociedad contemporánea podría afectar la función de la grasa marrón y quizá ser un factor contribuyente oculto a la obesidad y a los trastornos metabólicos", añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 22 de junio de la revista Diabetes y fue presentado en una reunión conjunta de la Sociedad Internacional de Endocrinología (International Society of Endocrinology) y la Sociedad de Endocrinología (Endocrine Society), en Chicago.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la grasa marrón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo