SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unas proteínas de la sangre podrían proveer pistas tempranas sobre el Alzheimer

Por HealthDay -
Unas proteínas de la sangre podrían proveer pistas tempranas sobre el Alzheimer

Los hallazgos podrían ofrecer formas posibles para diagnosticar y tratar antes el trastorno, plantean unos investigadores

Ciertas proteínas del cerebro pueden detectarse en la sangre mucho antes de que las personas contraigan la enfermedad de Alzheimer, y podrían ofrecer una forma de diagnosticar y tratar la enfermedad antes, sugiere un estudio reciente.

Las proteínas, conocidas como proteínas lisosomales, tienen un rol en la eliminación del material de las células nerviosas dañadas. Los investigadores descubrieron que los niveles en sangre de esas proteínas eran más altos en personas con una memoria y unas habilidades de pensamiento normales hasta 10 años antes de que contrajeran la enfermedad de Alzheimer.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 10 de junio de la revista Neurology.

"Esas proteínas se encuentran en unas partículas sanguíneas minúsculas, derivadas de las células nerviosas, llamadas exosomas", explicó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Edward Goetzl "Los niveles anómalos de las proteínas podrían ser [señales] útiles que podrían ayudarnos a estudiar tratamientos tempranos para limitar o revertir el daño en las células cerebrales, o incluso prevenir el desarrollo de la enfermedad en toda regla".

Goetzl es profesor de medicina de la Universidad de California, en San Francisco, e investigador del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Para encontrar las proteínas, Goetzl y sus colaboradores observaron muestras de sangre tomadas de 20 personas que luego contrajeron enfermedad de Alzheimer. Las muestras de sangre se habían tomado hasta diez años antes de que las personas fueran diagnosticadas con la enfermedad, dijeron los investigadores. También observaron muestras de sangre de personas que ya tenían enfermedad de Alzheimer, y de personas con un tipo distinto de demencia. Entonces, compararon esas muestras con muestras de sangre de 46 personas sanas.

"Los resultados también muestran que hay anomalías importantes en la forma en que esas proteínas funcionan en las células cerebrales, lo que podría en potencia proveer un nuevo objetivo para los tratamientos", añadió Goetzl, que también es científico de NanoSomiX Inc., una compañía de biotecnología con sede en California que proveyó fondos para el estudio.

"Estos resultados quizá ayuden a mejorar nuestra comprensión sobre cómo los lisosomas funcionan en la enfermedad de Alzheimer, y podrían ayudarnos a comprender cómo el cerebro responde al desarrollo de la enfermedad", apuntó.

Pero Goetzl anotó que se trata de un estudio temprano con pocos pacientes. Añadió que estudios de mayor tamaño deben confirmar los hallazgos.

Una experta en Alzheimer se mostró de acuerdo en que los hallazgos son iniciales, pero promisorios.

"Es un estudio pequeño con implicaciones potentes", dijo la Dra. Allison Reiss, directora de la Sección de Inflamación del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

"Sabemos que la base de la enfermedad de Alzheimer se forma muchos años antes de la aparición de los síntomas, pero aún no se han desarrollado pruebas de predicción que nos digan quién contraerá la enfermedad", explicó Reiss.

"Se necesita más trabajo, pero estos resultados son un primer paso alentador", dijo. "La capacidad de detectar la enfermedad de Alzheimer incipiente abre una oportunidad para cambiar el curso de este devastador trastorno".

Otro experto dijo que el trabajo es promisorio, pero que es demasiado pronto para ser útil en la persona promedio, dado que actualmente no hay formas efectivas de prevenir ni tratar la enfermedad de Alzheimer.

"Desaconsejaría la detección de rutina [usando esta prueba]", comentó el Dr. Paul Wright, presidente de neurología del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York, y del Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, Nueva York.

"Creo que tener la información de que quizá desarrolle Alzheimer en 10 años resultaría en una carga psicológica significativa", advirtió. "Esto podría resultar en depresión y en un cambio potencialmente nocivo en el estilo de vida. Las pruebas rutinarias de detección serían más adecuadas si hubiera una cura disponible y la detección temprana fuera crítica".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?