SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Unas conductas sanas alargan la vida tras el cáncer, aseguran expertos

Por Jenifer Goodwin, Reportero de Healthday -
Unas conductas sanas alargan la vida tras el cáncer, aseguran expertos

Comer bien, hacer ejercicio y mantener un peso normal fomentan la supervivencia, halla la Sociedad Estadounidense del Cáncer

JUEVES, 26 de abril (HealthDay News) -- Un estilo de vida sano, que incluye comer bien, hacer ejercicio y mantener un peso normal, puede aumentar las probabilidades de supervivencia a largo plazo del cáncer, sobre todo en el cáncer de mama, colorrectal o de próstata, según unas nuevas recomendaciones de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society).

Alrededor de uno de cada 25 estadounidenses es un superviviente de cáncer. "Muchos preguntan cómo pueden evitar que el cáncer vuelva", comentó Colleen Doyle, directora de nutrición y actividad física de la sociedad del cáncer.

Con frecuencia, se aconseja a los supervivientes de cáncer que adopten conductas sanas, como comer muchas frutas, verduras, granos integrales y proteína magra; que incluyan caminar u otras actividades aeróbicas en la mayoría de días de la semana; y mantener el peso en el rango normal, señaló Doyle.

La investigación ha demostrado que esas medidas pueden ayudar a prevenir el cáncer, pero pocas investigaciones mostraban que un estilo de vida sano pudiera evitar que el cáncer recurriera, o que los supervivientes de cáncer contrajeran otro nuevo tipo de la enfermedad, apuntó.

Pero una revisión de la evidencia científica reciente permitió a un panel de expertos oncológicos concluir que esas medidas podían ayudar a evitar el retorno del cáncer.

"La última vez que publicamos recomendaciones para los supervivientes fue en 2006, y no opinamos que hubiera suficiente evidencia para asegurar claramente que vigilar el peso, ser activo y comer una dieta saludable pudiera reducir el riesgo de recurrencia", comentó Doyle, coautora de las directrices. "Desde entonces, cien estudios han observado el impacto del peso, la dieta o una combinación de esas cosas, y esos estudios han formado claramente una base para que podamos realizar estas recomendaciones tan sólidas de que adoptar un estilo de vida sano es una de las cosas más importantes que los supervivientes de cáncer pueden hacer para ayudarse a sí mismos".

Las recomendaciones aparecen en la edición en línea del 26 de abril de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Entre las recomendaciones:

  • Perder peso si se tiene sobrepeso o se es obeso podría ayudar a evitar la recurrencia y el desarrollo de nuevos cánceres. La obesidad se asocia con varios tipos de cáncer, entre ellos malignidades de mama, colorrectales y de la vesícula biliar.
  • El ejercicio es "seguro y factible" durante el tratamiento del cáncer, y también puede mejorar el funcionamiento físico, la fatiga y la calidad de vida. Las personas que se someten a quimioterapia o radioterapia quizás tengan que reducir la intensidad, pero deben esforzarse por mantener toda la actividad física que sea posible. Las personas que eran sedentarias antes del diagnóstico pueden comenzar con ejercicio de baja intensidad, como estiramientos o caminatas breves y lentas.
  • Los resultados de los estudios observacionales sugieren que la dieta podría afectar el avance del cáncer, el riesgo de recurrencia y la supervivencia en los individuos tratados por cáncer. Se halló que una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales, aves y pescado estaba asociada con una mortalidad reducida, frente a una dieta rica en granos refinados, carnes procesadas y rojas, postres y productos lácteos con mucha grasa.
  • No hay evidencia que muestre que los complementos beneficien a los supervivientes de cáncer, y hay algo de evidencia de que ciertos complementos podrían resultar nocivos.

La Dra. Stephanie Bernik, jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, apuntó que las directrices respaldan lo que los oncólogos han dicho a los pacientes durante años, y el hecho de que la Sociedad Estadounidense del Cáncer respalde esos consejos es un paso importante.

Tras un diagnóstico de cáncer, adoptar un estilo de vida sano también puede ayudar a las personas a recuperar una sensación de control, añadió Bernik.

"Cuando se sufre de cáncer, la enfermedad toma el control de la vida. Hay que pasar por el tratamiento, y uno siente que esto gobierna la vida", comentó. "Después de que ha terminado, es bueno cuando uno siente que puede retomar el control".

Pero nada es seguro, "y hay que decirlo", señaló Bernik. "Pero saber que uno está haciendo algo para prevenir el retorno del cáncer ayuda emocionalmente".

Las personas diagnosticadas con cáncer están en un riesgo significativamente más alto de desarrollar otros cánceres, y podrían estar en mayor riesgo de desarrollar otras afecciones crónicas como enfermedad cardiovascular, diabetes y osteoporosis, apuntó Nagi Kumar, directora de quimioprevención del cáncer del Centro Oncológico Moffitt en Tampa, Florida.

"Ahora, muchos supervivientes ya no morirán de cáncer", dijo Kumar. "Tendrán problemas con la obesidad, el síndrome metabólico y otras enfermedades que son muy comunes en EE. UU., y este grupo es un poco más vulnerable".

Tras meses de tratamiento, es importante que los supervivientes del cáncer trabajen para recuperar sus fuerzas y mejorar su capacidad aeróbica.

"Es realmente importante ser obsesivo con lo que hacen para ayudarse a sí mismos", enfatizó Nagi. "Dele todo lo que tenga: haga yoga, vuélvase más flexible, camine, coma bien. Vuélvase muy obsesivo sobre lo que entra en su cuerpo".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre cómo el estilo de vida puede ayudar a prevenir el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?