SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una vacuna mejora la supervivencia de hombres con cáncer de próstata avanzado, según plantea un estudio

Por Steven Reinberg, Reportera de Healthday -

Pero los expertos advierten que Provenge, aprobado por la FDA, sigue siendo muy caro

MIÉRCOLES, 28 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una vacuna terapéutica aprobada recientemente para el cáncer de próstata prolonga la vida de hombres que tienen tumores metastásicos resistentes al tratamiento hormonal estándar, de acuerdo con un nuevo estudio.

La vacuna, llamada Provenge (sipuleucel-T), mejoró la supervivencia en casi cuatro meses en comparación con no recibir ningún tratamiento. Además, conllevaba menos toxicidad que la quimioterapia. Sin embargo, con un ciclo de tratamiento que cuesta potencialmente $93,000, la terapia podría quedar fuera del alcance de muchos pacientes.

"La estrategia de intentar aprovechar el sistema inmunológico para combatir el cáncer es algo que mucha gente ha tratado de lograr desde hace años, y ésta es una de esas estrategias", dijo el investigador principal, el Dr. Philip Kantoff, profesor de medicina de la Facultad de medicina de la Harvard y oncólogo médico del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston.

Una experta señaló que la estrategia está lejos de ser una cura, aunque "parece promisoria". La Dra. Elizabeth Kavaler, uróloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, apuntó que "en esta categoría desafortunada de pacientes [resistentes a las hormonas], tenemos muy poco que ofrecer. Añadir meses a la vida de un hombre es mejor que no hacer nada, sobre todo si el tratamiento conlleva una morbilidad mínima, tal como promete la vacuna".

El nuevo estudio, financiado por el fabricante de la vacuna, Dendreon, aparece en la edición del 29 de julio de la New England Journal of Medicine.

Provenge es una vacuna terapéutica (no preventiva) que se fabrica a partir de los propios glóbulos blancos del paciente. Estas células, tan pronto se extraen del paciente, son tratadas con el medicamento y se vuelven a inyectar al paciente. Luego, estas células tratadas provocan una respuesta inmunitaria que a su vez acaba con las células cancerosas sin dañar las células normales. Provenge se administra por vía intravenosa según un programa de tres dosis en intervalos de dos semanas.

En abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó Provenge para el tratamiento del cáncer de próstata que se ha extendido a otras partes del cuerpo y que es resistente al tratamiento hormonal estándar.

Para el estudio, el grupo de Kantoff asignó de manera aleatoria a 512 hombres para que recibieran Provenge o un placebo. Todos los pacientes tenían cáncer de próstata avanzado que era resistente a la terapia hormonal estándar.

En promedio, los hombres que recibieron Provenge vivieron 4.1 meses más que los que recibieron un placebo, hallaron los investigadores. La supervivencia promedio fue de 25.8 meses en el grupo de Provenge, en comparación con 21.7 meses para los hombres del grupo de placebo, lo que significa que Provenge prolongó la supervivencia entre 22 y 25 por ciento, señaló Kantoff.

Plantea que si la vacuna se utilizara en los hombres con cáncer menos severos, la supervivencia se prolongaría aún más.

"En teoría, si tomamos a personas con enfermedades de menor gravedad y estimulamos su sistema inmunológico, podríamos obtener un efecto más pronunciado, pero aún no sabemos eso en verdad", destacó.

En comparación con otros tratamientos, como la quimioterapia, la radioterapia o la terapia hormonal, Provenge proclama tener menos efectos secundarios, y menos graves. En este ensayo, los efectos secundarios más comunes fueron escalofríos, fiebre y dolor de cabeza, señalaron los investigadores.

Kantoff explicó que la vacuna era tan solo el primer paso en las terapias del sistema inmunológico para el cáncer. "Este estudio abre la puerta a una forma completamente nueva de terapia, es decir a la inmunoterapia", apuntó Kantoff.

Otra vacuna para el cáncer de próstata, llamada GVAX, se había probado en un ensayo de fase 3, señaló Kantoff, "pero no dio resultado".

"Hay muchas otras cosas que podrían funcionar y se están desarrollando en estos momentos. La esperanza es que habrán muchas cosas que funcionarán. Este estudio es realmente una prueba de principios de que la idea funciona y es de esperar que se añadirán o mejorarán muchas cosas a partir de esto", dijo.

El experto en cáncer de próstata, el Dr. Anthony D'Amico, jefe de oncología de radiación del Hospital Brigham and Women's de Boston, señaló que "el concepto de inmunoterapia para el cáncer de próstata fue inesperado, pero importante, y tal vez sea el comienzo de un nuevo enfoque para el tratamiento de esta enfermedad".

Agregó que "lo único cierto es que no se curará a ninguna persona, pero se prolongará tanto su vida como su calidad de vida con un tratamiento que tiene muy poca toxicidad".

Sin embargo, la disponibilidad y el costo de Provenge son temas que deben resolverse, agregó D'Amico. "Es muy costoso y tendrá un alto nivel de demanda".

Un tratamiento de cuatro semanas con Provenge costará tanto como $93,000, de acuerdo con un editorial que acompaña el estudio.

Además, se esperan nuevas directrices para recomendar el uso de Provenge antes del nuevo medicamento quimioterapéutico Taxotere (docetaxel), destacó D'Amico. "Taxotere, aunque es más económico, tiene mucha más toxicidad y casi los mismos beneficios [que Provenge]", apuntó.

Al comentar sobre el alto costo de Provenge, Kantoff subrayó que "éste es un tratamiento que se administra en un período de cuatro semanas, en comparación con otros tratamientos que se dan durante muchos meses, en los que los costos pueden ser altos, sino comparables o más caros [que Provenge]".

Más información

Para más información sobre el cáncer de próstata, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?