SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una nueva norma para el fútbol americano de secundaria enfatiza la seguridad de la cabeza

Por Don Rauf, Reportero de HealthDay -
Una nueva norma para el fútbol americano de secundaria enfatiza la seguridad de la cabeza

Cuando se limitaron los entrenamientos de contacto, los golpes en la cabeza disminuyeron, encontró un estudio

MIÉRCOLES, 27 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Las conmociones cerebrales son un riesgo importante para los jugadores de fútbol americano de secundaria, pero una nueva investigación encontró que limitar los tacleados durante los entrenamientos redujo el riesgo de los golpes en la cabeza.

La investigación observó el resultado de una regulación estatal que restringió los entrenamientos de contacto a no más de dos días por semana.

Después de que la Asociación de Deportes de Escuela Secundaria (High School Athletic Association) de Michigan implementara la norma, los impactos en la cabeza en una escuela se redujeron en un 42 por ciento, según el estudio.

Un impacto en la cabeza es un golpe en la cabeza que quizá no genere señales o síntomas visibles de daño, apuntó el autor del estudio, Steven Broglio, director del Laboratorio de Investigación NeuroTrauma de la Universidad de Michigan. Una conmoción es un golpe en la cabeza con una fuerza que puede alterar de forma temporal la función cerebral, e incluye síntomas de daño.

"Aunque este estudio no se diseñó para evaluar las tasas de conmoción cerebral, una reducción en los impactos totales en la cabeza probablemente reduzca el riesgo de lesiones", señaló Broglio, entrenador físico certificado. "Las conmociones siempre son un riesgo para cualquier deportista, en cualquier deporte, pero como el fútbol americano es un deporte de contacto/colisión, conlleva un riesgo más alto que muchos otros deportes".

Primero, Broglio y sus colaboradores revisaron los impactos en la cabeza entre 26 jugadores de fútbol americano de una sola escuela secundaria de Michigan en 2013. En ese año, no había normas que regularan la cantidad o la duración de los entrenamientos de contacto. Los jugadores tenían esos entrenamientos con golpes de contacto unas tres veces por semana, según el informe.

Entonces, los investigadores observaron la cantidad de impactos en la cabeza en 24 jugadores de la misma escuela en 2014, el año en que se instituyó la norma que limita los entrenamientos de contacto.

Además de observar un declive general significativo en los impactos en la cabeza, los autores del estudio también notaron que los defensas experimentaron la mayor reducción en los impactos en la cabeza.

"En el fútbol americano, los defensas participan en cada jugada, entrando en contacto con los jugadores que tienen en frente", explicó Broglio. "Al contrario, un mariscal de campo con frecuencia está 'protegido' durante los entrenamientos, y recibe poco contacto".

Los hallazgos aparecen en la edición de julio de la revista Journal of Athletic Training.

Muchas asociaciones estatales de fútbol americano de secundaria ya cuentan con limitaciones sobre el tacleado, al igual que Pop Warner Football y varias conferencias de la Asociación Nacional de Deportes Universitarios (National College Athletic Association), apuntó Tamara Valovich McLeod, coautora de la declaración de posición de la Asociación Nacional de Entrenadores Deportivos (National Athletic Trainers' Association's) sobre la gestión de las conmociones en los deportes.

Los autores del estudio también escribieron que el contrato más reciente entre los jugadores y los propietarios en la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL) limita los entrenamientos de contacto a un día por semana durante la temporada regular.

McLeod enfatizó que los equipos de secundaria pueden tener entrenamientos productivos sin tacleados de contacto. Los entrenamientos se pueden llevar a cabo con maniquíes para tacleado y usando métodos como la técnica del tacleado sin casco, un método que sugiere entrenar sin el equipo protector para minimizar los golpes en la cabeza.

Broglio añadió que los entrenamientos se pueden realizar tacleando sin que ningún jugador caiga al suelo.

Aunque algunos entrenadores quizá piensen que es necesario simular las condiciones de un partido durante el entrenamiento para maximizar el rendimiento, Broglio dijo que no sabía de ninguna dificultad con la norma de Michigan.

Los autores enfatizaron que este estudio se trató estrictamente sobre los impactos en la cabeza, y no proveyó información sobre como la política ha influido en las tasas de conmociones.

"No sabemos cómo esas normas afectan el riesgo de conmoción", dijo Broglio. "Creo que es importante seguir monitorizando el efecto de esos y otros cambios en las normas sobre las tasas y los resultados de las conmociones".

McLeod añadió que "dado que no tenemos datos prospectivos para determinar la relación directa entre los impactos en la cabeza y la conmoción cerebral o la discapacidad a largo plazo, es prudente actuar de forma conservadora y hacer lo que podamos para limitar la exposición a los impactos en la cabeza".

Pero investigaciones anteriores han mostrado que limitar los entrenamientos de contacto podría reducir la cantidad de conmociones. Después de que la NFL introdujo límites en los entrenamientos de contacto en 2012, la cantidad de conmociones durante la pretemporada y la temporada regular se redujo.

Más información

La Federación Nacional de Asociaciones Estatales de Escuelas Secundarias (National Federation of State High School Associations) ofrece directrices sobre cómo gestionar los impactos en la cabeza y las conmociones en el fútbol americano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?