SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una mamografía falso positiva podría apuntar a un riesgo posterior de cáncer de mama

Por Kathleen Doheny, Reportera de HealthDay -
Una mamografía falso positiva podría apuntar a un riesgo posterior de cáncer de mama

Pero una investigadora enfatiza que el riesgo es bajo, y las mujeres deben permanecer vigilantes mediante las pruebas de detección

MIÉRCOLES, 2 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Un hallazgo de un nuevo estudio, que sugiere que un resultado falso positivo en una mamografía podría ser más preocupante de lo que se pensaba, apunta a que las mujeres que reciben un resultado de esa naturaleza podrían tener un riesgo más alto de contraer un cáncer de mama más adelante.

Pero hay que poner en perspectiva los hallazgos del estudio, dijo la líder de la investigación, Louise Henderson, profesora asistente de radiología de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

"Hay muchas cosas que aumentan el riesgo", dijo Henderson. Un falso positivo "sí aumenta el riesgo, pero no muchísimo. Es otra pieza del rompecabezas del riesgo de cáncer de mama".

En el estudio, que aparece en la edición de diciembre de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, los investigadores analizaron datos nacionales sobre el cáncer de mama de 1994 a 2009. Observaron los resultados de más de 2.2 millones de mamografías de detección realizadas a casi 1.3 millones de mujeres en distintas partes de Estados Unidos. Las mujeres tenían entre 40 y 74 años de edad.

Tras una evaluación inicial, los investigadores siguieron a las mujeres durante hasta 10 años, para ver si un falso positivo se vinculaba con un riesgo posterior de cáncer de mama.

Las mujeres fueron divididas en tres grupos: las que tuvieron un resultado negativo, las que tuvieron un falso positivo y fueron remitidas a pruebas adicionales (como una IRM) y las que tuvieron un resultado falso positivo y fueron enviadas a realizar una biopsia. Los investigadores razonaron que las que fueron enviadas a hacerse una biopsia tuvieron unos resultados más preocupantes o sospechosos que las remitidas a pruebas adicionales.

En comparación con las mujeres con un resultado negativo, las que tuvieron un falso positivo y fueron remitidas a más pruebas tuvieron un riesgo de contraer cáncer un 39 por ciento más alto durante el periodo de seguimiento. Las mujeres remitidas a una biopsia tuvieron un riesgo un 76 por ciento más alto de contraer cáncer de mama que las mujeres con un resultado negativo, mostraron los hallazgos.

Aunque esos aumentos en el riesgo parecen elevados, hay que ponerlos en perspectiva, dijo Henderson. Entre las mujeres que obtuvieron un falso positivo y fueron enviadas a hacerse más imágenes, alrededor de una o dos mujeres más contraerían un cáncer de mama en la siguiente década que las que obtuvieron un resultado positivo, apuntó. Además, por un falso positivo que condujera a una biopsia, entre una y tres mujeres adicionales contraerían un cáncer de mama luego.

La Dra. Joanne Mortimer, directora de los programas de cánceres de las mujeres del Centro Oncológico City of Hope en Duarte, California, se mostró de acuerdo de que no hay motivo para una alarma indebida. En lugar de ello, las mujeres deben tener una "mayor concienciación" respecto a preguntar a su médico qué deben hacer si reciben un resultado falso positivo en una mamografía.

Los hallazgos podrían ser un caso de "sobreinterpretación", planteó. Los radiólogos que han analizado más mamografías podrían ser menos propensos a hacerlo, añadió Mortimer.

Por un lado, los que interpretan mamografías podrían estar viendo un cambio de transición, de células normales a un cáncer futuro, sugirió.

Interpretar una mamografía no es una tarea sencilla, explicó Mortimer. "No se trata de una sola anomalía que se observa y que resulta ser un falso positivo", dijo. En lugar de ello, es una acumulación de anomalías sospechadas que podrían hacer que un radiólogo califique una prueba de sospechosa y solicite más pruebas.

Las tasas de falsos positivos de Estados Unidos son más altas que en otros países, dijo Henderson. Los expertos que desaconsejan las mamografías anuales, con frecuencia afirman lo hacen por la preocupación y la ansiedad que producen los falsos positivos, junto con las pruebas adicionales innecesarias.

Las mujeres con un resultado falso positivo deben darle seguimiento con el médico y preguntar qué intervalos de evaluación son los mejores para ellas, aconsejó Henderson. Añadió que espera que la nueva información se incorpore en los modelos de riesgo que también toman en cuenta los antecedentes familiares, las mutaciones genéticas y otros factores.

Más información

Para saber más acerca de las pruebas de detección del cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?