SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una comida ligera durante el parto podría ser segura para la mayoría de mujeres, según un estudio

Una comida ligera durante el parto podría ser segura para la mayoría de mujeres, según un estudio

Una revisión encuentra poco peligro para las pacientes con un riesgo bajo

SÁBADO, 24 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- El parto y el nacimiento con frecuencia son una dura experiencia para muchas mujeres, y las directrices actuales descartan que se coma en ese momento.

Pero una investigación canadiense reciente sugiere que una comida ligera durante el parto podría ser una buena idea para la mayoría de mujeres sanas.

"Nuestros hallazgos sugieren un cambio en la práctica que tiene sentido", afirmó en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists) el coautor del estudio, Christopher Harty, estudiante de medicina de la Universidad Conmemorativa de St. John's, en Newfoundland.

Harty presentó los hallazgos el sábado en la reunión anual de la sociedad, en San Diego.

Tradicionalmente, se ha indicado a las mujeres que eviten comer o beber durante el parto por la preocupación de que puedan inhalar alimentos o líquidos a los pulmones, una afección conocida como aspiración. A su vez, la aspiración puede a veces llevar a la neumonía, dijeron los investigadores.

Pero anotaron que los avances médicos hacen ahora que ese problema sea muy poco probable en los centros modernos. Según los investigadores, la aspiración durante el parto es muy rara. En Estados Unidos, hubo tan solo un caso de aspiración durante el parto y el nacimiento entre 2005 y 2013.

El riesgo bajo de aspiración probablemente se deba a los avances en la atención durante la anestesia, y a un aumento en el uso de los bloqueos epidurales y espinales en lugar de administrar anestesia con una mascarilla en la nariz y la boca, apuntaron los investigadores.

En el nuevo estudio, el equipo de Harty retomó el tema. Revisaron 385 estudios publicados desde 1990, y concluyeron que evitar los alimentos y los líquidos durante el parto quizá sea algo innecesario para muchas mujeres.

De hecho, consumir una comida ligera podría ser beneficioso debido a que las exigencias energéticas y calóricas del parto son tan altas para las mujeres: similares a correr una maratón, según los investigadores.

En lugar de tener una norma de "no comer", Harty dijo que "los anestesiólogos y los obstetras deben trabajar juntos para evaluar a cada paciente de forma individual". "Las que determinen que tienen un rasgo bajo de aspiración probablemente puedan comer algo ligero durante el parto. Esto ofrece a las futuras madres más opciones en su experiencia de alumbramiento, y previene que sufran una deficiencia calórica, lo que ayuda a darles energía durante el parto".

Dos expertos se mostraron de acuerdo con la idea, pero añadieron que identificar a las pacientes con un "riesgo bajo" de aspiración es la clave.

"Una comida ligera durante el parto podría ser beneficiosa para las mujeres embarazadas con un riesgo bajo, sobre todo las que desean tener un [control del dolor] regional y continuo", comentó el Dr. Anthony Vintzileos, presidente de obstetricia y ginecología del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.

Pero apuntó que la aspiración puede ser un problema si se necesita una cesárea de emergencia debido al estrés fetal. En esos casos, podría usarse una anestesia general y "una comida materna reciente podría poner a la mujer en riesgo de aspiración", explicó Vintzileos.

Por tanto, "los anestesiólogos y los obstetras deben evaluar con cuidado a cada paciente de forma individual con respecto a consumir una comida ligera o líquida durante el parto", dijo.

La Dra. Francine Hippolyte es obstetra y ginecóloga del Centro Médico Judío de Long Island, en New Hyde Park, Nueva York. Se mostró de acuerdo con los autores del estudio sobre que "las mamás con un riesgo bajo se benefician significativamente cuando se les permite comer durante el parto. Se trata de una consideración importante, dada la duración impredecible del parto y del nacimiento, además de toda la energía y el esfuerzo que se necesitan durante la experiencia del parto".

"Una vez se identifica correctamente que una paciente tiene un riesgo bajo, se le debe permitir como mínimo consumir una dieta líquida, sobre todo dados los avances en la anestesia y los resultados de estudios recientes", planteó Hippolyte.

Los expertos anotan que los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre el parto y el nacimiento.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?