SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una buena actitud mejora la salud tanto como la educación formal

Una buena actitud mejora la salud tanto como la educación formal

Las relaciones significativas y un sentido de propósito se relacionan con un menor riesgo de enfermedad en las personas con menos educación

VIERNES, 29 de octubre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Factores positivos como relaciones significativas con los demás y un sentido de propósito pueden ayudar a reducir los impactos de salud negativos de tener menos educación, sugiere un estudio reciente.

Se sabe que la falta de educación es un factor de predicción potente de una mala salud y una muerte relativamente temprana, apuntaron investigadores de la Universidad de Wisconsin en Madison. Pero el nuevo estudio, que aparece en la edición en línea del 18 de octubre de la revista Health Psychology, encontró que la paz mental puede reducir el riesgo.

"Si alguien no obtuvo mucha educación pero se siente [bien], no es más probable que sufra de peor salud que la gente con mucha educación. Unos logros educativos bajos no garantizan consecuencias malas para la salud, ni una mala regulación biológica", afirmó en un comunicado de prensa de la universidad la coautora y profesora de psicología Carol Ryff.

Ryff y colegas midieron los niveles de la proteína inflamatoria interleucina 6 (IL-6) en participantes de la Encuesta de la mediana edad en los Estados Unidos, un estudio a largo plazo de diferencias relacionadas con la edad en la salud mental y física. Los niveles altos de IL-6 se relacionan con una variedad de problemas de salud, como enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular, diabetes, síndrome metabólico y algunos cánceres.

Los investigadores encontraron que las personas cuya educación se detuvo con un diploma de secundaria o menos pero que tenían puntuaciones altas en medidas de felicidad general y autoaceptación, o que sentían que sus circunstancias vitales eran manejables, tenían niveles de IL-6 comparables a los de personas similarmente satisfechas pero con mucha educación.

Los hallazgos podrían ayudar en los esfuerzos por reducir la amplia brecha en la salud general entre los ricos y los pobres.

"Otras investigaciones muestran que estos factores psicológicos responden bien a la intervención", señaló Ryff. "Existen terapias que proporcionan a las personas las herramientas para que todas estas características psicológicas les favorezcan. Se ha demostrado que evitan que la gente recaiga en la depresión y la ansiedad, que sabemos son malas para la salud".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia tiene más información sobre la conexión entre cuerpo y mente.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?