SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una bebida de cacao podría mejorar la pérdida de memoria

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Una bebida de cacao podría mejorar la pérdida de memoria

Pero los hallazgos no aplican al cacao ni al chocolate regulares.

Una bebida de cacao creada en el laboratorio parece mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad, sugiere un estudio de tamaño reducido.

Tras tres meses de consumir el brebaje especial de cacao, alguien con la memoria típica de una persona de 60 años mejoró su memoria hasta que era equivalente a la de una persona de 30 o 40, reportaron los investigadores.

Pero esos hallazgos no significan que la persona promedio pueda mejorar su poder de evocación con los productos de chocolate o cacao comercialmente disponibles, advirtieron los investigadores.

Y un funcionario superior de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) cuestionó la importancia fundamental de la investigación.

"En realidad esto no se trata del chocolate", comentó el coautor del estudio, el Dr. Scott Small, director del Centro de Investigación sobre la Enfermedad de Alzheimer del Instituto Taub del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. "Y sería nocivo para la salud correr a ingerir flavonoles del chocolate, que sí existen en el chocolate, pero en cantidades minúsculas".

Los autores del estudio apuntaron que en muchos tipos más de alimentos se encuentran distintos grados de flavonoles, como en las hojas de té, las frutas y las verduras, además del cacao crudo.

Pero la manera en que se producen la mayoría de productos de consumo de chocolate hace que estén libres de flavonoles. Por tanto, el estudio utilizó un proceso creado por Mars Inc., una compañía de alimentos, que podía preservar y aislar de forma específica el flavonol en forma de polvo, antes de mezclarlo con agua o leche para su consumo.

El nuevo estudio incluyó a 37 voluntarios sanos de 50 a 69 años de edad, y los asignó a una dieta enriquecida con flavonoles de cacao crudo.

Los participantes se asignaron al azar para recibir una dieta rica en flavonoles (900 miligramos) o una dieta baja en flavonoles (10 miligramos) durante un periodo de tres meses.

Tanto antes como después del periodo del estudio, cada voluntario se sometió a escáneres del cerebro para monitorizar cambios en un área específica del cerebro, el giro dentado, que se sospecha que es importante para la pérdida de memoria relacionada con la edad.

Además, todos los voluntarios completaron una versión modificada de una prueba de memoria de 20 minutos de duración y bien establecida, que se basa en las habilidades de reconocimiento de patrones. Se sabe que el giro dentado modula ese tipo de memoria.

El resultado: los del grupo de la dieta rica en flavonoles terminaron puntuando significativamente más en las pruebas posteriores a la dieta que los del grupo de la dieta baja en flavonoles.

El grupo rico en flavonoles también demostró una mejor memoria al final del experimento de tres meses, en relación con sus propias capacidades antes de iniciar la dieta.

"Lo interesante aquí es que este es el primer estudio en mostrar una conexión causal entre un área específica del cerebro y la pérdida de memoria relacionada con la edad", continuó.

Los investigadores dijeron que se necesita más investigación para confirmar mejor y expandir los hallazgos en un grupo más grande de participantes.

"El producto secundario de nuestro hallazgo principal que vincula esa parte del cerebro con el declive en la memoria es que nuestra intervención en la dieta parece aliviar la situación", comentó Small. "Sí, debemos replicar el hallazgo en una población de mayor tamaño, para ver qué tan rápidamente se arraiga el efecto y cuánto dura. Pero tardamos seis años en completar el estudio, porque se hizo con cuidado. Así que en realidad tengo muy pocas dudas de que se pueda replicar".

Pero Keith Fargo, director de programas y alcance científico de la Asociación del Alzheimer, planteó preguntas sobre la amplitud con la que se deben interpretar los hallazgos.

"Este trabajo se llevó a cabo en el nivel más alto de evidencia médica que hay", reconoció. "Pero no está claro si la intervención en la dieta que identificaron tendría algún efecto sobre alguna otra medida de [la memoria] aparte de la que midieron específicamente. Y diría que esas medidas se tomaron de forma más bien estrecha".

Al mismo tiempo, Fargo dijo que la idea general de que la dieta podría afectar la salud del cerebro es "muy plausible".

"Muchos grupos han buscado un vínculo entre la demencia y la salud del corazón", anotó. "Y todos sabemos lo mucho que la dieta y el ejercicio pueden afectar a la salud cardiaca. Así que es muy posible que la dieta también pueda afectar la salud del cerebro. Sin duda es algo que debemos investigar más".

Small y sus colaboradores hablan sobre su trabajo, que fue financiado en parte por Mars Inc., en la edición del 26 de octubre de la revista Nature Neuroscience.

Más información

Para más información sobre la pérdida de la memoria, visite el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?