SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un uso más prolongado de ciertos fármacos reduce la recurrencia en las supervivientes al cáncer de mama

Un uso más prolongado de ciertos fármacos reduce la recurrencia en las supervivientes al cáncer de mama

Las mujeres que tomaron un inhibidor de la aromatasa durante 10 años, en lugar de 5, obtuvieron un beneficio añadido, según un estudio

LUNES, 6 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Se aconseja a muchas supervivientes de cáncer de mama sensible al estrógeno que tomen fármacos para suprimir las hormonas, como el tamoxifeno, durante cinco años, para reducir las probabilidades de recurrencia.

Pero el tamoxifeno puede tener unos desagradables efectos secundarios. Ahora, una investigación reciente encuentra que tomar una clase de medicamentos alternativos y menos problemáticos durante toda una década puede reducir el riesgo de recurrencia incluso más, sin afectar la calidad de vida de una mujer.

La clase más reciente de medicamentos para suprimir las hormonas se llaman inhibidores de la aromatasa, e incluyen a fármacos como letrozol (Femara), anastrozol (Arimidex) y exemestano (Aromasin).

"Los inhibidores de la aromatasa no tienen todos los efectos secundarios del tamoxifeno, y en general se toleran mucho mejor que el tamoxifeno", explicó una experta en cáncer de mama, la Dra. Stephanie Bernik.

Cree que el nuevo estudio respalda el beneficio de los inhibidores de la aromatasa y "es mucho más probable que las mujeres sigan esta terapia durante más tiempo" que con el tamoxifeno.

Los hallazgos del estudio fueron presentados el domingo en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), en Chicago.

En la nueva investigación participaron más de 1,900 mujeres postmenopáusicas que ya habían recibido cinco años de tratamiento con Femara tras sobrevivir a la forma sensible a las hormonas de un cáncer de mama en etapa temprana.

Algunas de las mujeres siguieron recibiendo Femara cinco años más, mientras que otras recibieron un placebo.

Las que recibieron Femara durante cinco años adicionales tuvieron un riesgo de recurrencia del cáncer de mama un 34 por ciento más bajo que las que recibieron el placebo, apuntó el equipo dirigido por el Dr. Paul Goss, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Tampoco hubo diferencias significativas en la calidad de vida general de las mujeres, ni en los síntomas de menopausia, entre los dos grupos.

Aunque la tasa de recurrencia del cáncer de mama fue más baja con la terapia extendida, el método no pareció tener ningún efecto sobre las probabilidades generales de morir por cualquier causa de las mujeres, anotaron los investigadores.

Según Goss, "las mujeres con cáncer de mama con receptores de hormona positivos en etapa temprana se enfrentan a un riesgo indefinido de recaída".

"El estudio ofrece una dirección para muchas pacientes y sus médicos, confirmando que prolongar la terapia con un inhibidor de la aromatasa puede reducir más el riesgo de recurrencias del cáncer de mama", apuntó Goss, que también es director de Investigación sobre el Cáncer de Mama del Hospital General de Massachusetts.

En un comunicado de prensa de la ASCO, apuntó que "una terapia más larga [con un inhibidor de la aromatasa] también mostró un efecto de prevención del cáncer de mama sustancial en el otro seno sano".

Por su parte, Bernik anotó que "muchas mujeres no quieren tomar tamoxifeno debido a los efectos secundarios".

Esos efectos secundarios pueden incluir "sofocos, una tasa más alta de cáncer uterino, trombosis venosa profunda [coágulos en las venas profundas de las piernas que pueden desprenderse y desplazarse a los pulmones], una tasa más alta de accidentes cerebrovasculares, entre otros riesgos", advirtió Bernik, jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Dijo que muchos expertos han supuesto que un régimen de 10 años de inhibidores de la aromatasa, como Femara, podría ser una alternativa segura y atractiva al tamoxifeno para las pacientes, pero ningún estudio había respaldado esa idea todavía.

"Por tanto, es emocionante que un nuevo estudio respalde la suposición del beneficio añadido de un régimen extendido del fármaco", apuntó Bernik.

Según la información de respaldo provista por los investigadores, en 2012 hubo más de seis millones de mujeres en todo el mundo que sobrevivieron al menos cinco años tras un diagnóstico de cáncer de mama. La mayoría tenían un cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos, según el equipo de Goss.

Dado que los nuevos hallazgos fueron presentados en una reunión médica, deben considerarse preliminares hasta que sean publicados en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?