SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tratamiento para perros ciegos ayudaría a personas

Por HealthDay -

La terapia genética que ayuda a prevenir la pérdida de visión en los perros puede ayudar a los humanos, afirman los investigadores

LUNES, 9 de abril (HealthDay News) -- La investigación sobre los perros con dificultades de visión podrían allanar el camino en la lucha de los humanos con problemas similares, sugiere una investigación reciente.

Un equipo de la Universidad Estatal de Michigan (MSU) cree que las ideas propuestas sobre una afección hereditaria que afecta tanto a humanos como a perros de forma similar podrían contribuir a revertir la pérdida de visión en ambas especies.

En 2010, una investigación dirigida por el veterinario oftalmólogo de la MSU, el Dr. Andras Komaromy, mostró que la visión de los perros que sufren de acromatopsia, una forma hereditaria de ceguera total del color, podría restaurarse al reemplazar los genes asociados con la afección. No obstante, este tratamiento no fue efectivo para los perros de más de un año de edad.

Basándose en su investigación anterior, Komaromy teorizó que unas células fotorreceptoras de los ojos llamadas "conos", que procesan la luz y el color, estaban demasiado gastadas en los perros mayores.

"La terapia genética solo da buenos resultados si la célula que no funciona y que está afectada principalmente por la enfermedad no está demasiado deteriorada", afirmó en un comunicado de prensa de la universidad. "Así es como se nos ocurrió la idea para este nuevo estudio. ¿Y si destruimos de forma selectiva la parte sensible a la luz de los conos y dejamos que vuelva a crecer antes de realizar la terapia genética? Entonces habrá una célula más joven y menos deteriorada que puede responder mejor a la terapia".

El estudio más reciente contó con perros de 1 a 3 años de edad con acromatopsia. Antes de reemplazar el gen mutante, los investigadores trataron a algunos de los perros con una proteína llamada CNTF, que el sistema nervioso central usa para mantener las células en un estado saludable. Se dio a los perros una dosis lo suficientemente alta como para destruir parcialmente los fotorreceptores y permitir el crecimiento de los nuevos.

"Nos sorprendió lo que descubrimos", comentó Komaromy. "Todos los perros, los siete, respondieron al tratamiento combinado, independientemente de la edad".

Aunque la acromatopsia es una afección rara en los seres humanos, los autores del estudio indicaron que otros trastornos que estén relacionados con los fotorreceptores afectan a los humanos y a los perros de forma similar. Sugirieron que este modelo de tratamiento combinado también es prometedor para las personas con esas afecciones, aunque debería tenerse en cuenta que el éxito en la investigación con animales a menudo no se consigue con los seres humanos.

"Basándonos en nuestros resultados, proponemos un nuevo concepto de terapia para la retina", afirmó Komaromy. "Disponer de una sola opción de tratamiento podría no ser suficiente para revertir la pérdida de la visión, pero una terapia combinada puede maximizar el éxito".

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Ojo de EE. UU. y la Foundation Fighting Blindness, y fue publicado en línea el 9 de abril en la revista Molecular Therapy.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la ceguera y la pérdida de visión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?