SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un tercio de los estadounidenses presentan una peligrosa mezcla de factores de riesgo cardiacos

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Un tercio de los estadounidenses presentan una peligrosa mezcla de factores de riesgo cardiacos

El síndrome metabólico, que incluye la hipertensión y la obesidad, aumenta con la edad, según los investigadores

MARTES, 19 de mayo de 2015 (HealthDay News) -- Más de una tercera parte de los adultos de EE. UU. tienen una combinación de problemas de salud que en conjunto se conocen como síndrome metabólico, y que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes, según una investigación reciente.

Y peor aún, los investigadores hallaron que la tasa de síndrome metabólico aumenta de forma dramática con la edad. Casi la mitad de las personas de a partir de los 60 años en Estados Unidos sufren del síndrome metabólico, encontró el estudio.

"Es preocupante, porque sabemos que la población de EE. UU. está envejeciendo", apuntó el autor principal, el Dr. Robert Wong, profesor clínico asistente de la Universidad de California, en San Francisco. "Creo que en potencia conllevará una enorme carga para nuestro sistema de atención de la salud".

El síndrome metabólico es una "tormenta perfecta" de afecciones que incluyen a la hipertensión, unos niveles anómalos de colesterol, niveles elevados de azúcar en sangre, y una cintura más ancha, comentó Wong.

Los expertos médicos utilizan el síndrome metabólico como un indicador clave del riesgo de salud cardiaca. "El síndrome metabólico es un análisis más completo, porque toma en cuenta muchos factores de riesgo", dijo Wong.

Para evaluar la tasa de síndrome metabólico del país, Wong y sus colaboradores usaron datos de salud sobre los estadounidenses reunidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. entre 2003 y 2012.

Los investigadores concluyeron que el 35 por ciento de todos los adultos de EE. UU. sufrían de síndrome metabólico en 2011-2012. Esa cifra representa un aumento ligero frente al 33 por ciento en 2003-2004, aseguraron los investigadores.

La obesidad se considera un factor importante en el síndrome metabólico, y la tasa general de ambas afecciones se reflejan mutuamente, lamentó Wong.

Pero los investigadores también encontraron que la edad tiene una fuerte influencia sobre el síndrome metabólico. Alrededor del 47 por ciento de las personas a partir de los 60 años presentan el síndrome metabólico. Solo alrededor del 18 por ciento de los adultos de 20 a 39 años sufren de la afección. Entre las personas a partir de los 60 años, más del 50 por ciento de las mujeres y de los hispanos tienen síndrome metabólico, según el estudio.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 19 de mayo de la revista Journal of the American Medical Association.

La edad afecta a muchos de los factores de riesgo que se combinan en la creación del síndrome metabólico, advirtió la Dra. Pamela Morris, presidenta del Comité de Prevención de las Enfermedades Cardiovasculares del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Por ejemplo, la gente tiende a hacerse menos activa, a ganar peso y a tener una mayor resistencia a la insulina a medida que envejece, señaló Morris, que también es profesora asistente de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

El Dr. Mark Creager, presidente entrante de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), dijo que "es desconcertante que haya una prevalencia tan alta de síndrome metabólico, y es desconcertante que la prevalencia de síndrome metabólico aumente de forma tan dramática a medida que envejecemos".

Creager y Morris dijeron que se deben tomar medidas para fomentar la elección de un estilo de vida saludable entre las personas que tienen síndrome metabólico o están en riesgo de padecerlo.

Creager apuntó a unos mayores esfuerzos de la sociedad, que incluyen un acceso menor a las bebidas endulzadas con azúcar en las escuelas, un mejor acceso a alimentos saludables en las áreas urbanas, y la creación de lugares donde las personas puedan caminar con seguridad y hacer más ejercicio.

Morris comentó que sigue "luchando todavía por encontrar la panacea" que anime a sus propios pacientes a elegir unas mejores opciones, y que el mayor éxito que ha tenido ha sido al fomentar unos "pequeños pasos".

"Intento hacer compromisos y trabajar con ellos durante un tiempo, y una vez que los cambios iniciales que implementamos se hacen rutinarios, los acerco un poco más al lado más saludable de las cosas", dijo.

Algunos de esos pequeños pasos incluyen no beber bebidas con calorías (como los refrescos y los jugos de frutas), preparar comidas en casa, y caminar tan frecuentemente como puedan.

Además, cualquier esfuerzo de salud pública debe de tener en cuenta a la población hispana, que tiene la tasa más alta de síndrome metabólico de todos los grupos étnicos, anotó la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva y directora de Salud Cardiaca de las Mujeres del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. El estudio encontró que alrededor del 39 por ciento de los hispanos sufren de síndrome metabólico.

"Los mensajes deben traducirse al español si es necesario, y enfocarse en esa población", enfatizó Steinbaum.

Más información

Para más información sobre el síndrome metabólico, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?