SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un régimen más simple de antibióticos ayuda a los bebés enfermos en países en desarrollo

Un régimen más simple de antibióticos ayuda a los bebés enfermos en países en desarrollo

Los resultados de un estudio sugieren que no es necesaria la hospitalización

MIÉRCOLES 1 de abril de 2015 (HealthDay News) -- Los recién nacidos y los lactantes de corta edad en países en desarrollo en quienes se sospechen infecciones bacterianas graves pueden recibir tratamiento efectivo afuera del hospital, según sugieren dos nuevos estudios.

Para los investigadores, los hallazgos indican que los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento de recién nacidos y lactantes de corta edad con posibles infecciones bacterianas -- como neumonía y sepsis (infección en la sangre) -- deben alterarse.

Los investigadores explicaron que alrededor de uno de cada cinco bebés en el mundo desarrolla infecciones bacterianas graves durante el primer mes de vida, lo que lleva a la muerte de alrededor de 700,000 recién nacidos todos los años. Los lineamientos actuales de la OMS recomiendan que de sospecharse la presencia de dichas infecciones en recién nacidos y lactantes de corta edad, estos sean hospitalizados y tratados con inyecciones de antibióticos como mínimo de siete a 10 días.

Sin embargo, muchos padres en países en desarrollo no tienen acceso a la atención hospitalaria o no pueden pagarla. Algunos se rehúsan a llevar a sus hijos al hospital o no están dispuestos a seguir el programa de inyección de antibióticos, de acuerdo a los investigadores.

Los nuevos estudios se publicaron el 1 de abril en The Lancet y The Lancet Global Health.

"Las alternativas de tratamiento seguras, efectivas y simplificadas aplicadas de manera ambulatoria podrían incrementar el número de niños que recibe atención, mejorar el apego al tratamiento y reducir la carga sobre los limitados recursos hospitalarios, así como el riesgo de infecciones adquiridas en el hospital", dijo Ebunoluwa Adejuyigbe, co-autor en jefe de uno de los estudios a través de un comunicado de prensa de Lancet. Adejuyigbe es el decano de la Escuela de Medicina de la Universidad Obafemi Awolowo en Nigeria.

Los estudios incluyeron a miles de niños de entre 0 y 59 días de edad en África y Bangladesh que presentaban síntomas de posibles infecciones bacterianas graves como neumonía o sepsis, pero cuyos padres no podían o no querían llevarlos al hospital.

En un ensayo en África, los niños recibieron el antibiótico amoxicilina en presentación de jarabe dos veces al día o las inyecciones de antibióticos estándar una vez al día por siete días. Los investigadores encontraron que el jarabe antibiótico fue igual de efectivo que las inyecciones y el apego al tratamiento con antibióticos líquidos fue mejor que el apego a las inyecciones.

En otro ensayo africano, los niños recibieron inyecciones de antibióticos o un planteamiento simplificado que incluye menos inyecciones combinadas con antibióticos por vía oral por siete días con resultados igualmente exitosos. De nuevo, ambos regímenes fueron igual de efectivos y hubo un mejor apego al régimen simplificado.

Los hallazgos de esas pruebas aparecen en The Lancet.

En el estudio en Bangladesh, los pacientes recibieron inyecciones de antibióticos estándar diarios o un número reducido de inyecciones combinado con antibióticos líquidos por siete días. Al igual que en los otros ensayos, el régimen simplificado fue igual de efectivo que el régimen estándar de acuerdo a los hallazgos publicados en The Lancet Global Health.

Un especialista en salud infantil recibió con agrado las conclusiones.

"Esto puede mejorar el acceso a la atención de millones de familias en África y reducir sustancialmente los costos y muertes a causa de posibles infecciones bacterianas", dijo Fabian Esamai, profesor de salud infantil y pediatría en el Colegio de Ciencias de la Salud en la Universidad Moi en Kenia, a través de un comunicado de prensa.

Pero para que el tratamiento ambulatorio sea efectivo, dos expertos más dijeron que es necesario que los centros de tratamiento de primera línea estén abiertos regularmente y cuenten con los suministros adecuados.

"El interfaz entre el hogar y el centro médico que está tratando al paciente, y entre el proveedor de tratamiento y el médico del hospital deberá ser optimizado y respaldado", dijeron los autores de un editorial acompañante en The Lancet Global Health.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (U.S. National Library of Medicine) cuenta con más información sobre las infecciones bacterianas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?