SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un programa de prevención le evita más caídas a los adultos mayores

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Un programa de prevención le evita más caídas a los adultos mayores

Expertos anotan que el costo de una intervención tan intensa sigue siendo dudoso

MIÉRCOLES, 12 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- Un estudio reciente señala que los individuos de edad avanzada que han sufrido una caída y luego participan en un programa intensivo para prevenir caídas tenían menos probabilidades de volver a caer.

Un experto anotó, sin embargo que probar que algo funciona con frecuencia es algo muy distinto de verlo realmente implementado.

"La gente ha estado proponiendo programas de prevención como éste por largo tiempo", afirmó S. Jay Olshansky, profesor de salud pública y científico de investigación del Centro para el envejecimiento de la Universidad de Illinois en Chicago. "Sabemos que funcionan. La cuestión es cuánto cuesta todo", añadió.

"El punto es que este tipo de programa exclusivo de intervención probablemente será muy costoso", aseguró Olshansky. "Toda la población de edad avanzada está en riesgo de caídas, ¿por qué habría de implementarse un programa como éste? Y además, resulta muy interesante que sugirieran que también mejora las actividades cotidianas, que es buena señal. Otros funcionamientos normales de estos individuos mejoraron como resultado de la intervención".

Los autores del estudio, de la Universidad de Nottingham en Inglaterra, anotaron que este tipo de intervención ya se ofrece en muchos lugares del Reino Unido.

"Las implicaciones de costo de nuestra investigación son teóricas porque no hemos realizado una evaluación económica... pero esperaríamos que una reducción en las caídas pueda conducir al mantenimiento de la independencia en las actividades de la vida diaria y, por consiguiente a que la gente no necesite costos adicionales de atención domiciliaria", señaló Philippa Logan, autora del estudio e investigadora posdoctoral y terapeuta ocupacional de la Facultad de ciencias de la salud comunitaria de Nottingham. "Necesitamos completar un estudio de mayor tamaño para determinar si hay un efecto en la cantidad de fracturas, por lo que no podemos decir por ahora que la intervención reducirá los días de permanencia en el hospital o el tiempo de cirugía".

"Sería maravilloso si pudiéramos implementar esto, pero me temo que en los EE. UU., gastamos mucho dinero en cosas de manera que si alguien cae y llama una ambulancia, la persona acude a la sala de emergencia [y] esta le cobra al gobierno por esa tarifa", aseguró el Dr. Bernard Roos, director de investigación geriátrica de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami y del Hospital VA de Miami. "Nadie de la sala de emergencia envía a una persona a evaluar el riesgo de caídas para que el paciente continúe regresando. Éste es un modelo maravilloso de lo que deberíamos estar haciendo".

"Estudios como éste apoyan la necesidad de clases de educación basada en la evidencia para los adultos mayores que viven en la comunidad", señaló Matthew Lee Smith, profesor asistente de la Facultad de salud pública rural del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M de College Station, Texas.

Según la información de respaldo del estudio, que fue publicado en línea el 12 de mayo de la BMJ, el 25 por ciento de la gente de setenta años o más y cincuenta por ciento de los de ochenta o más caen cada año. Además, estas personas caerán frecuentemente de nuevo, lo que conduce a lesiones potencialmente mortales.

Aunque las ambulancias se llaman con frecuencia, muchos individuos que han sufrido caídas en realidad no se llevan al hospital, según señalaron los autores del estudio.

Para este estudio, 204 adultos mayores de sesenta que habían llamado una ambulancia luego de una caída pero no habían sido llevados al hospital, fueron asignados de manera aleatoria a uno de los dos grupos.

El primer grupo tenía acceso a especialistas que les ayudaron a hacerse más fuertes y más equilibrados, y que ofrecieron sugerencias para hacer más seguros sus hogares.

Al segundo grupo de personas "se le recomendó por carta usar servicios médicos y sociales existentes como siempre", escribieron los autores.

Según los diarios mantenidos por los participantes y el contacto de seguimiento luego de un año, "los índices de incidencia de caídas por año fueron de 3.46 en el grupo de intervención y de 7.68 en el grupo de control", informaron los autores del estudio.

Esto alcanzó un 55 por ciento de reducción en el índice de caídas en el grupo de apoyo, un efecto mayor al observado en investigaciones anteriores, afirmaron los autores.

La gente que recibía atención y apoyo adicionales también mejoró en medidas de vida cotidiana (como bañarse, vestirse y comer) y estaban menos ansiosos de caer de nuevo.

No sorprende, entonces, que la gente que caía con menos frecuencia, también tenía menos probabilidades de llamar una ambulancia o de sufrir fracturas.

Una pregunta no abordada por los autores del estudio fue el índice de mortalidad extremadamente elevado en ambos grupos, cerca de 15 por ciento, señaló Olshansky.

La probabilidad de que una persona promedio de ochenta años muera en el Reino Unido es cercana a 5.5 por ciento para un solo año, aseguró Olshansky, quien citó datos de una tabla nacional de vida del Reino Unido. Para una persona promedio de 70 años, es cercana a 1.9 por ciento.

"Por qué están muriendo al menos tres veces más personas de lo esperado? Eso es bastante raro", dijo.

Más información

Para recibir consejos para prevenir caídas, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?