SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un programa de prevención del suicidio juvenil se muestra promisorio

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Un programa de prevención del suicidio juvenil se muestra promisorio

Se han evitado hasta 79,000 intentos, estiman unos investigadores

MIÉRCOLES, 14 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Una abarcadora financiación para la prevención del suicidio parece haber evitado con éxito los intentos de suicidio de jóvenes de ciertas áreas de Estados Unidos, sugiere un nuevo estudio.

Los autores del estudio dijeron que la financiación para la prevención del suicidio podría haber evitado hasta 79,000 intentos de suicidio entre 2008 y 2011.

Aunque el efecto de prevención parece ser temporal, los investigadores creen que van por buen camino. "Es importante saber que la conducta suicida de los jóvenes se puede prevenir de forma efectiva", dijo la coautora del estudio, Christine Walrath, vicepresidenta especializada en salud pública de ICF International.

Walrath apuntó al énfasis del programa en el entrenamiento, y añadió que "también es vital comprender que cualquiera que interactúe con los jóvenes, y no solo los profesionales sanitarios, puede tener un rol esencial en la identificación y la respuesta tempranas".

Es importante anotar que aunque el estudio estableció una asociación entre las áreas que recibieron financiación para la prevención del suicidio y una cantidad más baja de suicidios, no se diseñó para probar una relación causal entre esos factores.

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de octubre de la revista JAMA Psychiatry.

La prevención del suicidio es una importante prioridad de salud pública, dijeron los autores del estudio. En 2013, alrededor del 7 por ciento de los estudiantes de decimoprimer curso y el 6 por ciento de los estudiantes de decimosegundo curso reportaron que habían intentado suicidarse en el año anterior, según la información de respaldo del estudio.

Se estima que los costos relacionados con las visitas a los departamentos de emergencias y las hospitalizaciones asociadas con las autolesiones en los adolescentes y adultos jóvenes fueron de 238 millones de dólares y de 2.6 mil millones de dólares, respectivamente, en 2010.

En un esfuerzo por reducir los suicidios, en 2005 se introdujo el Programa Conmemorativo para la Reducción del Suicidio Garrett Lee Smith (el programa GLS). Garrett Lee Smith, que se suicidó en 2003, era hijo de un senador de EE. UU.

El programa es el mayor esfuerzo de prevención de suicidio en Estados Unidos, y "representa el compromiso federal más grande de todos los tiempos con la prevención de la conducta suicida en los jóvenes", apuntó Walrath. Se han otorgado subvenciones a los estados, a las comunidades tribales amerindias y a los campus universitarios, dijeron los investigadores.

El programa no consta de un solo método de prevención general. En lugar de ello, los estados, las tribus y los campus universitarios implementan varios métodos, explicó Walrath. Estos métodos incluyen programas de educación y de concienciación sobre la salud mental, el entrenamiento en la detección de las señales de distrés en los jóvenes, las evaluaciones del riesgo de suicidio y el respaldo para las personas afectadas por el suicidio, explicó.

El nuevo estudio comparó a 466 condados que comenzaron a usar el programa entre 2006 y 2009 con más de 1,100 condados (en general similares) que no recibieron la financiación. Walrath dijo que los condados incluidos en el estudio tenían tasas de suicidio más altas de lo normal.

Los investigadores siguieron las tasas de suicidio de los contados durante tres años. Walrath comentó que en esos condados 100,000 personas participaron en entrenamiento para la prevención del suicidio. Por cada mil personas de 16 a 23 años, hubo cinco intentos menos de suicidio en los condados donde se usó el programa GLS, una reducción del 39 por ciento, dijo Walrath.

Los investigadores reportaron que las tasas de suicidio en los adultos mayores (a los que el programa no se dirigía) fueron similares en ambos tipos de condado, una señal de que la diferencia no se debió sencillamente al azar.

Un estudio anterior estimó que el programa GLS podría haber reducido la tasa de suicidios completados en alrededor de 1.3 por cada 100,000 personas, señaló Walrath.

El estudio sugiere que la mejora en la tasa de intentos de suicidio dura solo alrededor de un año. "Creemos que [este hallazgo] sugiere que la prevención efectiva del suicidio no es una intervención que se deba llevar a cabo en una sola ocasión, sino que requiere un esfuerzo continuo en el tiempo", dijo Walrath. "Investigaciones anteriores han sugerido una conclusión similar".

No está claro cuánto costaría un esfuerzo de más envergadura, dijo, aunque se está realizando un análisis.

Donna Barnes, profesora asociada de la Universidad de Howard en Washington, D.C., que estudia la prevención del suicidio, se muestra escéptica ante los resultados, al anotar que las tasas generales de suicidio han aumentado a pesar de la existencia del programa.

"Si los programas fueran efectivos, ¿no veríamos algún tipo de reducción? Me confunde el motivo de que no veamos una reducción con todo el dinero que se está gastando en la prevención del suicidio", comentó Barnes.

Pero por otro lado, añadió, "quizá sin los programas las tasas serían más altas".

Barnes dijo que la falta de investigación fiable es un gran problema, y que las soluciones para la prevención no están claras. Sin embargo, apuntó, está claro que muchos trabajadores sociales y psicólogos no saben cómo manejar a las personas suicidas. Y "muchos profesionales clínicos tienen miedo de preguntarle a alguien si ha tenido pensamientos suicidas", aseguró Barnes. "Temen que les digan que sí".

Más información

Para más información sobre la prevención del suicidio en los adolescentes, visite la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?