SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un poco de chocolate al día durante el embarazo podría ayudar a la madre y al bebé

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Un poco de chocolate al día durante el embarazo podría ayudar a la madre y al bebé

Se observaron mejoras en la salud circulatoria independientemente de los flavanoles saludables

JUEVES, 4 de febrero de 2016 (HealthDay News) -- Las mujeres embarazadas que comen apenas un trocito de chocolate cada día podrían mejorar la salud circulatoria de su hijo antes de nacer, sugiere un estudio reciente.

Ese trocito del dulce podría también reducir el riesgo de preeclampsia, una afección potencialmente letal en que una mujer embarazada con una presión arterial normal desarrolla de repente una hipertensión peligrosa, señalaron los investigadores.

Los hallazgos se sostuvieron independientemente de si el chocolate consumido contenía unas cantidades altas o bajas de los llamados flavanoles. Algunos expertos creen que esos compuestos, que se encuentran en ciertos alimentos de origen vegetal, podrían ofrecer varios beneficios para la salud.

Pero la asociación observada en el estudio no probó que comer chocolate durante el embarazo condujera a una mejor salud circulatoria en las mujeres embarazadas y sus bebés.

"Nuestras observaciones sugieren que un pequeño consumo regular de chocolate negro, con o sin un nivel alto de flavanoles, desde el primer trimestre del embarazo, podría conducir a una mejora en la función placentaria", dijo el autor del estudio, el Dr. Emmanuel Bujold. Bujold es profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Laval en la ciudad de Quebec, Canadá.

Y al menos una nutricionista comentó que no estaba lista para adoptar los hallazgos del estudio.

Los datos se presentaron el jueves en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (Society for Maternal-Fetal Medicine), en Atlanta. Los datos y las conclusiones deben ser considerados preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Los flavanoles se encuentran de forma natural en altas cantidades en el cacao sin procesar. Pero tienen un sabor algo amargo, y algunas de las técnicas usadas para convertir el cacao natural en sabroso cacao en polvo o chocolate, como la fermentación, pueden resultar en una pérdida significativa de flavanoles, según los expertos.

Para los consumidores, saber cuándo una tableta de chocolate tiene o no una cantidad alta de flavanoles puede resultar difícil.

Dicho esto, el equipo de Bujold decidió ver si las diferencias en el contenido de flavanoles tenían algún efecto sobre los embarazos de casi 130 mujeres.

Todas las mujeres del estudio estaban entre las semanas 11 y 14 del embarazo, y embarazadas de un solo niño.

Se les indicó a todas que comieran 30 gramos de chocolate (poco más de una onza) cada día durante un periodo de 12 semanas. Eso equivale a alrededor de un cuadrito pequeño de chocolate al día, dijo Bujold.

La mitad de las mujeres consumieron chocolate rico en flavanoles, y la otra mitad recibieron chocolate bajo en flavanoles. Se les dio seguimiento a todas hasta el momento en que dieron a luz.

Independientemente de qué tipo de chocolate consumieran, las mujeres se enfrentaron al mismo riesgo tanto de preeclampsia como de hipertensión de rutina. El peso de la placenta y el peso del bebé al nacer también fueron iguales en ambos grupos, hallaron los investigadores.

De forma similar, los niveles de circulación sanguínea fetal y placentaria, además de la velocidad de la sangre en el útero, no parecieron verse afectados por la variación en los niveles de flavanoles.

Sin embargo, el simple acto de consumir una pequeña cantidad de chocolate, sin importar su contenido de flavanoles, se asoció con mejoras notables en todas las medidas de circulación y velocidad sanguíneas, en comparación con la población en general, señalaron los investigadores.

Bujold dijo que esto sugiere que el chocolate contiene algo, aparte de los niveles de flavanoles, que quizá ejerza una influencia positiva en el desarrollo del embarazo. Averiguar exactamente de qué se trata "podría conducir a mejoras en la salud de mujeres y niños, junto con una reducción significativa en el costo del tratamiento", planteó.

Pero añadió que "el consumo de chocolate debe seguir siendo razonable durante el embarazo, y la ecuación debe tener en cuenta la ingesta calórica".

Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica en el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas, se hizo eco de ese punto.

"Esto no es una licencia para comer mucho chocolate", dijo. "Tenga en cuenta que la cantidad de chocolate fue de apenas 30 gramos, o una onza. Apenas unos bocados. Comer mucho chocolate podría aumentar el peso de una mujer embarazada más allá de lo que se recomienda", advirtió Sandon.

"Además, hay muchos otros nutrientes a los que sería mejor que las mujeres embarazadas presten atención para un crecimiento y desarrollo adecuados del bebé", enfatizó Sandon, "como el folato, el calcio, la proteína y el hierro provenientes de alimentos de calidad".

¿Cuál es su conclusión?

"Disfrute de un poco de chocolate de buena calidad de vez en cuando", aconsejó Sandon. "Pero todavía no lo recomiendo para un embarazo sano".

Más información

Para más información sobre el chocolate y la salud, visite los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?