SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un nuevo tratamiento se muestra promisorio para la artritis de rodilla incapacitante

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Un nuevo tratamiento se muestra promisorio para la artritis de rodilla incapacitante

Un pequeño estudio encontró que una sola inyección de las células madre del propio paciente mejoraba el dolor y la movilidad

VIERNES, 24 de junio de 2016 (HealthDay News) -- En un pequeño estudio, unos investigadores informan a los pacientes que sufren de artritis de rodilla incapacitante que una sola inyección de células madre puede reducir el dolor y la inflamación.

La idea es experimental: extraer células madre (que son células conocidas por su capacidad de diferenciarse y realizar varias funciones regeneradoras) de la grasa del cuerpo del propio paciente, e inyectarlas directamente en la articulación dañada de la rodilla.

"Aunque el objetivo de este pequeño estudio fue evaluar la seguridad de usar las células madre del propio paciente para tratar la osteoartritis de rodilla, también mostró que un grupo de pacientes experimentaron mejoras en el dolor y la función", anotó el Dr. Anthony Atala, director del Instituto de Medicina Regeneradora Wake Forest en Winston Salem, en Carolina del Norte. Atala no participó en el estudio.

"De hecho, la mayoría de los pacientes que habían programado con anterioridad una cirugía de reemplazo total de rodilla decidieron cancelar la cirugía", anotó Atala.

"Estos resultados son alentadores, y será interesante ver si estas mejoras se observan en grupos más grandes de participantes de un estudio", añadió.

Atala es editor jefe de la revista STEM CELLS Translational Medicine, que publicó hace poco los resultados del estudio de 18 pacientes.

Los investigadores franceses y alemanes apuntan que la osteoartritis es la enfermedad musculoesquelética más común entre los adultos, una afección crónica de "desgaste" que con frecuencia afecta a la articulación de la rodilla.

El trastorno progresivamente degenerativo, que se caracteriza por una descomposición continua del cartílago que conecta a las articulaciones y a los huesos, al final genera una inflamación grave, un dolor significativo y con frecuencia una discapacidad alta.

Según la Arthritis Foundation, el riesgo de osteoartritis se origina en la genética, la obesidad, la lesión y el uso excesivo de las articulaciones, otras formas de artritis, y trastornos metabólicos que pueden afectar los niveles de hierro o de las hormonas del crecimiento de una persona.

Ningún tratamiento puede detener el avance de la osteoartritis y "ninguna terapia puede restaurar el tejido cartilaginoso [dañado]", anotó el autor del estudio, el Dr. Christian Jorgensen, director de la unidad clínica de enfermedades osteoarticulares del Hospital de la Universidad de Lapeyronie en Montpellier, Francia.

Para explorar el potencial de la terapia con células madre, los autores del estudio se concentraron en 18 hombres y mujeres franceses y alemanes de 50 a 75 años de edad, que habían sufrido de osteoartritis de rodilla grave durante al menos un año antes de inscribirse en el estudio.

Entre abril de 2012 y diciembre de 2013, todos los pacientes se sometieron primero a una liposucción para extraer muestras derivadas de la grasa de un tipo específico de célula madre. Los investigadores anotaron que se ha mostrado que esas células madre en particular tienen propiedades que potencial la función inmunitaria y anti cicatrizantes, además de la capacidad de proteger del "estrés" y la muerte celular.

Un tercio de los pacientes recibieron una sola inyección de "dosis baja" de sus propias células madre, inyectada directamente en la rodilla. Otro tercio recibió una inyección de "dosis mediana", con poco más de cuatro veces la cantidad de células madre, mientras que el grupo restante recibió una inyección de "dosis alta" que contenía más o menos cinco veces más células madre que la del grupo de la dosis mediana.

Tras seis meses, el equipo del estudio encontró que los tres grupos mostraron mejoras con respecto al dolor, la función y la movilidad.

Sin embargo, se determinó que solo los del grupo de la dosis baja tuvieron mejoras "estadísticamente significativas" en términos tanto del dolor de rodilla como de recuperación de la función.

Aparte de un caso de dolor de pecho (a unos tres meses después de la inyección), solo unos cuantos pacientes experimentaron efectos secundarios leves.

El equipo concluyó que los resultados del tratamiento con las células madre fueron "muy alentadores". Atala se hizo eco de esa opinión, y sugirió que "el estudio muestra otro tratamiento potencial con células madre".

Al mismo tiempo, Jorgensen y sus colaboradores enfatizaron que se necesitará más investigación, con más pacientes, antes de que el método pueda considerarse como un avance.

Ese esfuerzo ya comenzó: se está llevando a cabo un segundo ensayo de dos años, con 150 pacientes en 10 centros clínicos distintos de Europa.

Más información

Para más información sobre la osteoartritis, visite la Arthritis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?