SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un grupo de trabajo de EE. UU. publica directrices para la presión arterial

Un grupo de trabajo de EE. UU. publica directrices para la presión arterial

A los pacientes les va mejor cuando reciben atención de un equipo de profesionales de salud

MARTES, 15 de mayo (HealthDay News) -- La "atención basada en equipo" se debe utilizar para mejorar el control de la presión arterial de los pacientes, recomendó el martes el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos Comunitarios de EE. UU.

La recomendación se basa en una revisión de 77 estudios que mostraron mejoras en el control de la presión arterial de los pacientes cuando recibían atención de un equipo de profesionales de salud, conformado por un médico de cabecera con el respaldo de un farmaceuta, una enfermera, un dietista, un trabajador social o un trabajador de salud comunitaria, en lugar de un médico de cabecera solamente.

El grupo de trabajo halló que la atención basada en equipo aumentaba el porcentaje de pacientes con presión arterial bajo control, llevaba a una reducción en la presión arterial tanto sistólica (cifra superior) como diastólica (cifra inferior), y mejoraba los resultados en los pacientes con diabetes y niveles elevados de grasa en sangre.

Los miembros del equipo ayudan al médico de cabecera al proveer respaldo y compartir la responsabilidad por la atención de la hipertensión (como la gestión de fármacos), dar seguimiento a los pacientes y ayudarles a cumplir con su plan de control de la presión arterial. Esos planes incluyen una monitorización de rutina de la presión arterial, tomar los fármacos según las indicaciones, reducir el sodio en la dieta y aumentar la actividad física.

La revisión halló que las mejoras más notables en la presión arterial ocurrieron cuando los miembros del equipo podían cambiar los medicamentos de forma independiente o con la aprobación del médico de cabecera. Las mejoras no fueron tan grandes cuando a los miembros del equipo solo se les permitió supervisar que los pacientes tomaran los medicamentos.

"La adopción de este modelo por todo EE. UU. mejoraría el control de la presión arterial de los 68 millones de adultos estadounidenses que sufren de hipertensión, y reduciría su riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y otros problemas de salud", señaló en un comunicado de prensa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el Dr. Thomas Frieden, director de los CDC.

"Este análisis muestra que cuando los médicos de atención primaria y otros profesionales de atención de la salud con distintas áreas de experiencia y métodos trabajan juntos para respaldar a sus pacientes, pueden hallar la fórmula correcta para lograr el control de la presión arterial", añadió.

Los CDC proveen continuamente respaldo científico y de otros tipos al grupo de trabajo, que publicó sus hallazgos en la revista Guide to Community Preventive Services.

Se espera que los hallazgos completos de la revisión se publiquen en mayo de 2013.

La hipertensión fue la principal causa contribuyente de aproximadamente 336,000 muertes de estadounidenses en 2007. Si todas las personas que sufren de hipertensión fueran tratadas según las directrices clínicas actuales, se calcula que se podrían salvar 46,000 vidas cada año, señalaron los CDC.

La atención basada en equipo es un importante componente de la iniciativa Milllion Hearts (Un millón de corazones), iniciada en septiembre de 2011 por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. La meta de la iniciativa es prevenir un millón de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en EE. UU. en un periodo de cinco años.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE. UU. tiene más información sobre el tratamiento de la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?