SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un experimento con bacterias podría apuntar a una forma de ralentizar la propagación del Zika

Un experimento con bacterias podría apuntar a una forma de ralentizar la propagación del Zika

Infectar a los mosquitos condujo a unos niveles más bajos e inactivos de virus en sus cuerpos y en su saliva

MIÉRCOLES, 4 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Unos experimentos con mosquitos sugieren que las bacterias podrían ayudar a controlar la propagación del virus del Zika.

Los investigadores tuvieron la idea después de que un programa piloto para reducir la transmisión de la fiebre del dengue se mostrara promisorio.

En el programa contra el dengue, se insertaron bacterias Wolbachia en los huevos de mosquitos Aedes. Las bacterias se transmitieron de mosquitos de sexo femenino a su descendencia, lo que redujo de forma significativa la replicación del virus del dengue en los insectos.

"La idea ha sido liberar más mosquitos Aedes con Wolbachia en el campo durante varios meses, de forma que se reproduzcan con mosquitos Aedes sin Wolbachia", explicó en un comunicado de prensa de la revista el autor principal del estudio, Luciano Moreira, de la Oswaldo Cruz Foundation en Brasil.

"El Zika y el dengue pertenecen a la misma familia de virus, así que con el brote en Brasil, la idea lógica era evaluar a mosquitos portadores de Wolbachia desafiándolos con el virus del Zika", dijo Moreira.

Entonces, alimentaron a mosquitos con y sin Wolbachia con sangre humana infectada con dos cepas del Zika que circulan en Brasil, señalaron los autores del estudio.

Tras dos semanas, los mosquitos con Wolbachia tenían unos niveles más bajos del virus del Zika en sus cuerpos y en su saliva, y el virus de la saliva era inactivo. Eso significa que no podían transmitirlo al picar a alguien, según los investigadores.

""La Wolbachia resultó tan efectiva en el Zika como en los más importantes experimentos que hicimos con el dengue", comentó Moreira.

Añadió que los investigadores están buscando financiación para intentar hacer el mismo programa piloto con el Zika.

Pero aunque la Wolbachia resulte efectiva para reducir la transmisión del Zika a través de los mosquitos, no eliminará el virus del todo, advirtió Moreira.

"Sabemos que no habrá una sola solución para el Zika. Tenemos que hacer esto junto con otros métodos, como vacunas o insecticidas, además de medidas públicas para controlar los sitios donde el Aedes se reproduce", planteó.

El estudio aparece en la edición del 4 de mayo de la revista Cell Host & Microbe.

Aunque el virus del Zika plantea pocos riesgos de salud para la mayoría de las personas, puede provocar un defecto congénito llamado microcefalia, que resulta en bebés que nacen con unas cabezas y unos cerebros anómalamente pequeños. En Brasil, se han vinculado más de 4,000 casos de microcefalia con el brote del Zika en el país.

Hasta el 27 de abril, había 1,025 casos confirmados de Zika en estados y territorios de EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Y en Puerto Rico se reportó una muerte vinculada con el Zika. Casi todas esas infecciones fueron adquiridas por personas que habían viajado fuera de Estados Unidos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el virus del Zika.

Para ver la lista de los CDC de los lugares donde el virus del Zika está activo y que podrían representar un peligro para las mujeres embarazadas, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?