SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio vincula los problemas del sueño con el riesgo y la recuperación del ACV

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Un estudio vincula los problemas del sueño con el riesgo y la recuperación del ACV

Tratar las dificultades del sueño podría reducir la amenaza, afirma un neurólogo

MIÉRCOLES, 3 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- La falta o el exceso de sueño podrían ser un factor de riesgo del accidente cerebrovascular (ACV), y podrían dificultar la recuperación, sugiere una investigación reciente.

La revisión de 29 estudios ya publicados encontró que los trastornos del sueño, como el insomnio y la apnea del sueño, se relacionan con el riesgo y la recuperación del ACV.

"Las perturbaciones del sueño son más prevalentes en los pacientes de ACV, incluso más que en la población general", apuntó el investigador líder, el Dr. Dirk Hermann, profesor de neurología del Hospital de la Universidad de Essen, en Alemania.

Por ejemplo, hace años que hay evidencias de que la apnea del sueño, un trastorno de la respiración relacionado con el sueño que es común en los pacientes mayores y sobre todo entre los que han sufrido un ACV, es un factor de riesgo del ACV, apuntó.

Algunos estudios muestran que la apnea del sueño estaba presente antes del ACV, y podría haber contribuido al riesgo. Además, los pacientes con una apnea del sueño más grave podrían tener ACV más graves, advirtieron los investigadores.

"Tratar la apnea del sueño con una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (PPCVR), que evita el colapso de las vías respiratorias mientras se duerme, podría reducir el riesgo de ACV", sugirió Hermann.

"En los pacientes de ACV se debe diagnosticar, y también tratar, la apnea del sueño, algo que no se hace de forma sistemática", planteó.

Otros trastornos del sueño, como el insomnio y la hipersomnia (dormir en exceso), también son factores de riesgo del accidente cerebrovascular, añadió Hermann. "Despertarse durante el sueño puede aumentar la presión arterial, lo que puede aumentar el riesgo de ACV", explicó.

Debido a que el estudio no se diseñó para probar una relación causal, no está claro si tratar esos problemas del sueño puede reducir el riesgo de ACV, dijeron los investigadores.

Además, los problemas del sueño pueden afectar la recuperación de un ACV, según el informe.

Los trastornos del sueño observados en los pacientes de ACV incluyen el síndrome de las piernas inquietas, que es cuando una persona tiene sensaciones incómodas y un impulso irresistible a mover las piernas, sobre todo de noche, junto con patadas y temblores en las piernas durante la noche. El síndrome de las piernas inquietas podría contribuir a un sueño perturbado y a una reducción en la calidad del sueño, anotaron los autores del estudio.

"Tras un ACV, el sueño tiene funciones restauradoras en el cerebro", dijo Hermann. "El sueño es importante para la capacidad de las neuronas [las células del cerebro] de conectarse, y tras un ACV, esas neuronas tienen que reconectarse para compensar por la función perdida. Eso explica por qué las perturbaciones del sueño afectan a la recuperación de un ACV", planteó.

Hermann advirtió que tomar somníferos no es la mejor forma para gestionar los problemas del sueño.

Otro motivo para no tomar esos fármacos es que pueden provocar adicción, dijo.

Los trastornos del sueño pueden ser tratados por los especialistas del sueño, que enseñan formas prácticas para vencer los problemas del sueño mediante métodos como la terapia cognitivo conductual, que también es un tipo de psicoterapia.

"Las perturbaciones del sueño deben investigarse, y los pacientes deben consultar a especialistas en el sueño", dijo Hermann. "Además, los neurólogos y especialistas en ACV se deben tomar en serio las perturbaciones del sueño".

El informe aparece en la edición en línea del 3 de agosto de la revista Neurology.

Otro problema del sueño en los pacientes de ACV es el trastorno de la conducta durante el sueño MOR, en que los pacientes exteriorizan sus sueños.

"Puede ser un fenómeno potencialmente perturbador y terrorífico que puede provocar lesiones durante el sueño", advirtió la Dra. Stella Hahn, miembro de medicina del sueño del Centro de Trastornos del Sueño Northwell en Great Neck, Nueva York. Hahn no participó en el estudio actual, pero revisó los hallazgos.

"El reconocimiento de las dificultades del sueño en los pacientes de ACV, con una remisión a un especialista del sueño, podría conducir a un diagnóstico temprano", afirmó. "Hay tratamientos efectivos disponibles que podrían reducir el riesgo de ACV, mejorar la calidad del sueño, potenciar la recuperación del ACV y conducir a mejoras en la calidad de vida".

Más información

Para más información sobre el ACV, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad