SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio sostiene que el TDAH se vincula con el riesgo de obesidad en las chicas

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Un estudio sostiene que el TDAH se vincula con el riesgo de obesidad en las chicas

La impulsividad y los trastornos de la alimentación podrían ayudar a explicar el posible vínculo, señala una investigadora

JUEVES, 4 de febrero de 2016 (HealthDay News) -- Las chicas con un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) ya tienen bastantes dificultades. Y una investigación reciente sugiere que una tendencia a la obesidad podría ser una de ellas.

En un estudio con mil participantes, los investigadores de la Clínica Mayo encontraron que las chicas con un TDAH podrían tener el doble de probabilidades de ser obesas en la niñez o en la adultez temprana que las chicas sin el trastorno.

Esa asociación no se vinculó al tratamiento con estimulantes como Ritalin y Adderall, dijeron los investigadores.

"Hay un par de mecanismos biológicos que podrían ser subyacentes tanto de la obesidad como del TDAH", planteó la Dra. Seema Kumar, pediatra e investigadora del Centro de Investigación Pediátrica de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Las anomalías en el cerebro que pueden provocar un TDAH también pueden causar trastornos de la alimentación, señaló Kumar. "Las chicas con un TDAH quizá no puedan controlar su ingesta de comida, y podrían terminar comiendo de más", explicó. "Dado que los niños con un TDAH no tienen un control de los impulsos, eso también podría tener algo que ver".

Los problemas del sueño que con frecuencia acompañan al TDAH también podrían contribuir al aumento de peso, sugirieron los investigadores.

Pero el aumento de peso no es inevitable, señaló el Dr. Brandon Korman, jefe de neuropsicología del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. Aunque la investigación de la Clínica Mayo muestre una asociación entre el TDAH y la obesidad, eso no significa que esté destinado a suceder, dijo.

"Los padres, los médicos y otros cuidadores deben ser proactivos al vigilar los hábitos de alimentación y de ejercicio, y estar conscientes de los cambios en la composición corporal", aconsejó Korman, que no participó en el estudio. Una dieta saludable y un estilo de vida activo son importantes, añadió.

No se encontró esa asociación entre el TDAH y la obesidad en los hombres, dijo Kumar. Y añadió que los chicos con la afección no tienen trastornos de la alimentación con frecuencia.

Los chicos con TDAH tienden a ser hiperactivos y a quemar más calorías, según Kumar. "Es posible que haya diferencias en los patrones de alimentación de los chicos con TDAH, o diferencias en los tipos de TDAH que las chicas sufren", planteó.

Korman concurrió en que el TDAH tiene unas características distintas en las chicas que en los chicos.

"Los chicos tienden a portarse mal, mientras que las chicas podrían realizar conductas de la alimentación", dijo Korman. Las chicas presentan más "conductas internalizantes" y menos "conductas externalizantes", señaló.

Entre el 8 y el 16 por ciento de los niños en edad escolar tienen un TDAH, según las notas de respaldo del estudio. Con frecuencia, esos niños tienen problemas para permanecer concentrados y prestar atención, dificultades para controlar la conducta, y podrían ser demasiado activos. Como resultado, el rendimiento académico y las relaciones sociales pueden verse afectados.

Investigaciones anteriores han mostrado que los niños con un TDAH pesan más que el promedio, y que es el doble de probable que aparezcan síntomas significativos del TDAH en niños con sobrepeso, dijeron los investigadores.

Dado que las tasas de obesidad se han disparado en Estados Unidos en las últimas tres décadas, conduciendo a graves problemas de salud, los autores del estudio sugirieron que es importante comprender las varias causas.

El estudio aparece en la edición del 4 de febrero de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Para el estudio, Kumar y sus colaboradores compararon los expedientes médicos de 336 personas diagnosticadas con un TDAH en la niñez con más de 600 personas que no habían recibido ese diagnóstico. Todos los adultos nacieron entre 1976 y 1982.

Los investigadores examinaron los expedientes médicos hasta agosto de 2010, y encontraron que, entre las mujeres, casi el 42 por ciento de las pacientes con un TDAH eran obesas después de los 20 años de edad, en comparación con menos del 20 por ciento de las que no tenían el TDAH. Las tasas de obesidad fueron similares entre las que recibían un tratamiento estimulante y las que no.

Korman dijo que los padres y los médicos deben estar conscientes de la asociación entre la obesidad y el TDAH, pero que deben darse cuenta de que solo es una posibilidad.

"Una de las últimas cosas que querríamos hacer es crear pánico", enfatizó. "El TDAH no es una condena a la obesidad, pero estos hallazgos ameritan una mayor concienciación. No es saludable anticipar que sucederá, pero estar conscientes de ello es algo bueno".

Más información

Para más información sobre el TDAH, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?