SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio señala que una buena salud cardiaca podría ayudar a evitar la demencia

Un estudio señala que una buena salud cardiaca podría ayudar a evitar la demencia

Una peor función cardiaca se vincula con dos veces más probabilidades de declive mental

MARTES, 10 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- Una buena salud cardiaca podría ayudar a proteger de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia, sugiere un estudio reciente.

Unos investigadores de la Universidad de Vanderbilt analizaron datos sobre más de mil personas a quienes se siguió durante 11 años. En ese periodo, 32 participantes contrajeron demencia, 26 de ellos Alzheimer.

Las personas con una peor función cardiaca tenían entre dos y tres veces más probabilidades de contraer demencia que las que tenían unos corazones sanos, según el estudio, que aparece en una edición reciente en línea de la revista Circulation.

"La función cardiaca podría resultar ser un importante factor de riesgo de la demencia y la enfermedad de Alzheimer", afirmó en un comunicado de prensa de la universidad la investigadora principal, Angela Jefferson, directora del Centro Vanderbilt de Memoria y Alzheimer.

"Un aspecto muy alentador de nuestros hallazgos es que la salud cardiaca es un riesgo modificable. Quizá no se puedan cambiar la genética ni los antecedentes familiares, pero se puede participar en un estilo de vida saludable para el corazón mediante la dieta y el ejercicio en cualquier momento de la vida", añadió.

"En el adulto promedio, el cerebro conforma el 2 por ciento del peso corporal total, pero recibe hasta el 15 por ciento de la sangre que sale del corazón", comentó Jefferson.

El cerebro es resistente y regula con efectividad el flujo sanguíneo para soportar el tejido y la actividad cerebral, dijo. "Pero a medida que envejecemos, los vasos sanguíneos tienden a perder salud. Se hacen menos adaptables a los cambios en el flujo sanguíneo, y esos cambios podrían afectar a la salud y a la función del cerebro", explicó.

Los hallazgos del estudio podrían ayudar en los esfuerzos por prevenir el Alzheimer y otros tipos de demencia, sugirió, y al mismo tiempo reconoció que no está garantizado que una buena salud cardiaca prevenga el declive mental.

"Ahora mismo no hay un método probado para prevenir la demencia ni la enfermedad de Alzheimer. Pero llevar un estilo de vida saludable para el corazón podría ayudar", aseguró Jefferson en el comunicado de prensa.

Los hábitos saludables para el corazón incluyen gestionar el estrés, hacer ejercicio con regularidad, no fumar, y llevar una dieta bien equilibrada y nutritiva, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre la demencia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?