SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio señala que muchos pacientes de accidente cerebrovascular dejan de tomar medicamentos

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Un estudio señala que muchos pacientes de accidente cerebrovascular dejan de tomar medicamentos

Otro informe halla que a muchos pacientes de insuficiencia cardiaca ni siquiera se les recetan los medicamentos recomendados

LUNES, 9 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente señala que muchos pacientes de accidente cerebrovascular dejan de tomar sus medicamentos, mientras que a muchos pacientes de insuficiencia cardiaca nunca se les recetan los medicamentos recomendados desde un principio.

En un informe, los investigadores hallaron que 25 por ciento de los pacientes de accidente cerebrovascular dejaron de tomar uno o más medicamentos para prevenir estos accidentes en un plazo de tres meses luego de haberlo sufrido.

"Los proveedores deben pasar más tiempo enseñando a los pacientes de accidente cerebrovascular y a sus cuidadores cuando se diagnostiquen nuevos factores de riesgo y se receten medicamentos nuevos, por ejemplo para el colesterol o la presión arterial, antes del alta, mientras mantienen el régimen con la menor cantidad de sobresaltos posible", señala la Dra. Cheryl D. Bushnell, profesora asociada de neurología y directora asociada del Centro de Excelencia en Salud Femenina de Ciencias de la Salud de la Universidad Wake Forest.

Además, esos pacientes que tienen una discapacidad más grave y los que no tienen seguro están en riesgo de no continuar con los medicamentos, dijo.

"Lo más importante es que estos resultados muestran que algunos pacientes necesitan más educación respecto a sus medicamentos, como las razones por las que fueron recetados y cómo renovar la receta cuando éstos se acaben", señaló Bushnell. "Ojalá como proveedores podamos mejorar la adherencia de los pacientes a los medicamentos a través de mejor comunicación y de tomar en cuenta factores relacionados con la descontinuación de medicamentos".

El informe fue publicado en la edición en línea del 9 de agosto de Archives of Neurology.

Para el estudio, Bushnell y sus colegas recolectaron datos sobre 2,598 pacientes que fueron enviados a 106 hospitales estadounidenses por accidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio.

Entre estos pacientes, el 75.5 por ciento tomó de manera sostenida todos los medicamentos según las indicaciones de su médico.

Sin embargo, los investigadores hallaron que 20 por ciento de los pacientes sólo tomaba al menos la mitad de sus medicamentos, mientras que 3.5 por ciento no tomaba ninguno de ellos tres meses después del ataque.

Entre las razones por las que los pacientes continuaron tomando sus medicamentos se encontraban sufrir de problemas de salud graves, tener seguro de salud, tomar menos medicamentos y entender por qué los tomaban, anotó el grupo de Bushnell.

"Esto es algo que ya sabíamos, que el cumplimiento por largo tiempo es un problema y, a menos que uno se dirija directamente a él, la gente como que no cumple", señaló el Dr. Steve R. Levine, vicepresidente de neurología de la Universidad Estatal de Nueva York en Brooklyn y jefe de neurología del Hospital Universitario de Brooklyn.

Lo que hace falta es más educación del paciente y programas de seguimiento para pacientes de accidente cerebrovascular, dijo. "Los médicos pueden poner a los pacientes en programas de modificación de la conducta, hacerlos acudir a asistencia médica, a profesionales en enfermería, a nutricionistas para que aborden sus factores de riesgo", apuntó.

Los pacientes necesitan más educación y mejores sistemas de apoyo para los accidentes cerebrovasculares, agregó Levine.

"Hay muy pocos centros de prevención del accidente cerebrovascular, a pesar de que el accidente cerebrovascular es el principal asesino y causante de discapacidad", señaló Levine.

En el segundo informe, publicado en la edición en línea del 9 al 23 de agosto de Archives of Internal Medicine, los investigadores de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford hallaron que los médicos no están recetando dos medicamentos que se sabe que son efectivos para gestionar la insuficiencia cardiaca como alguna vez lo hacían.

"Esperamos que, con el tiempo, las terapias recomendadas para afecciones como insuficiencia cardiaca sigan aumentando", señaló el Dr. Dipanjan Banerjee, catedrático en medicina cardiovascular. Banerjee, junto con el Dr. Randall Stafford, profesor asociado de medicina, realizó el estudio.

Sin embargo, hallaron que aunque el uso de medicamentos como inhibidores de la ECA y bloqueadores beta estaba aumentando, el aumento no estaba al nivel en el que debía estar, agregó Banerjee.

"Lo que nos preocupó, cuando examinamos de nuevo los datos, [fue] que vimos una estabilización y, en algunos casos, una reducción en el uso de estos medicamentos", dijo.

El equipo halló que el uso de inhibidores de la ECA y de bloqueadores de los receptores de la angiotensina aumentó de 34 por ciento en 1994 a 45 por ciento en 2002, pero se redujo en 32 por ciento para 2009.

Con los bloqueadores beta, el uso pasó de 11 por ciento en 1998 a 44 por ciento en 2006, pero se redujo en 37 por ciento para 2009.

Esto sugiere que los médicos podrían estar cansándose de recetar los mismos medicamentos de siempre, que se consiguen como genéricos, para favorecer otros más nuevos y más costosos, comentó Banerjee.

El Dr. Gregg C. Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA de la Universidad de California en Los Ángeles, comentó que "la insuficiencia cardiaca causa mortalidad, morbilidad y costos sustanciales. Por eso, resulta esencial que se ofrezcan terapias basadas en evidencias y recomendadas por directrices a todos los pacientes de insuficiencia cardiaca elegibles".

Este estudio sugiere que entre 1994 y 2009 ha habido muy pocas mejoras en el uso de terapias médicas que se ha demostrado que mejoran los resultados de los pacientes ambulatorios de insuficiencia cardiaca, además de oportunidades sustanciales para mejorar la atención de la insuficiencia cardiaca, explicó.

"Sin embargo, es importante anotar que estos medicamentos para la insuficiencia cardiaca tienen la limitación de que solo se ha demostrado que benefician a cerca de 50 por ciento de todos los pacientes de insuficiencia cardiaca, mientras que los datos sobre los que se informa en este estudio se refieren únicamente a pacientes de esta enfermedad", advirtió Fonarow.

Los resultados de un estudio reciente sugieren que los nuevos métodos basados en evidencias pueden conseguir mejoras sustanciales en el uso de medicamentos, como los inhibidores de la ECA, los bloqueadores de los receptores de la angiotensina, los bloqueadores beta, los antagonistas de la aldosterona y otras terapias para la insuficiencia cardiaca, dijo.

"Entonces, el presente estudio ha identificado una solución importante y altamente efectiva a las brechas en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca", señaló Fonarow.

Más información

Para mayor información sobre la enfermedad cardiaca y los accidentes cerebrovasculares, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?