Publicidad

Editar mi perfil

Con frecuencia, las estrellas del deporte promocionan comida basura

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -

Las 'bebidas deportivas' llenas de azúcar están entre los productos anunciados en las lucrativas campañas publicitarias

Los deportistas profesionales podrían ser famosos por su buena condición física, pero los alimentos que promocionan usualmente no son tan saludables, halla un estudio reciente.

El estudio halló que las comidas y las bebidas promocionados por deportistas como Peyton Manning y Serena Williams con frecuencia son ricos en calorías y pobres en nutrientes. De los 62 productos alimentarios promocionados por los deportistas en 2010, el 79 por ciento caían en la categoría de comida basura. Y en casi todas las bebidas promocionadas por los deportistas, el 100 por ciento de las calorías provenían del azúcar.

Los expertos afirmaron que los hallazgos, que aparecen en línea el 7 de octubre y en la edición de noviembre de la revista Pediatrics, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos de la condición física, lamentó el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Centro de los Medios de Comunicación y la Salud de los Niños, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los deportistas en realidad usan estos productos, y de que (los productos) son saludables", comentó Rich, quien no trabajó en el estudio.

Vincular a un atleta con un alimento o una bebida "podría conferirle un aura de salud", concurrió Marie Bragg, investigadora líder del estudio y candidata doctoral de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

Según Bragg, el hallazgo de que los deportistas promuevan alimentos nutricionalmente sospechosos no es sorprendente. "Creo que todo el mundo piensa que esto es lo que sucede, simplemente basado en lo que vemos", dijo.

Pero añadió que este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos promocionados por los deportistas, y observaron el alcance mercadológico de dichos anuncios.

"Se les ve en todas partes, en la tele, el periódico, las revistas, internet", señaló Bragg. Y según los datos de Nielsen, halló su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes con frecuencia idolatran a las estrellas del deporte.

Y Rich añadió que "los niños son mucho más propensos a ver anuncios de televisión que a leer las etiquetas de información nutricional de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg observó datos sobre las promociones de los deportistas en 2010. De las 512 marcas promocionadas por 100 deportistas, el 24 por ciento eran de comida y de bebidas, entre ellas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James de los Miami Heat de la Asociación Nacional de Básquetbol (National Basketball Association, NBA) Peyton Manning de los Denver Broncos de la Liga Nacional de Fútbol (National Football League, NFL) y la estrella del tenis Serena Williams eran "los mayores contribuyentes al mercadeo de alimentos malsanos", reportó el equipo de Bragg.

No fue sorprendente que los productos más comúnmente promocionados por los deportistas fueran bebidas deportivas, como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron que cualquier bebida cuyas calorías provinieran completamente del azúcar como malsanas, y las bebidas deportivas caen en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente refrescos", apuntó Rich. Pero los consumidores, sobre todo los niños, podrían considerarlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Americana de Bebidas (American Beverage Association), que representa a la industria, dijo que sus miembros tienen cuidado de evitar dirigirse a los niños pequeños.

"De hecho, este estudio reafirma que los niños menores de doce años no son el grupo de edad que más ve los anuncios relacionados con la comida y las bebidas que incluyen a deportistas profesionales", apuntó el grupo en una declaración. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarles a tomar decisiones informadas, y respetamos el rol de los padres como los tomadores principales de decisiones al elegir lo que sus hijos consumen".

Rich se mostró de acuerdo, y planteó que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a también serlo. Sugirió que cuando aparezca un anuncio de un deportista en la televisión, converse con sus hijos al respecto. "Dígales que solo porque Peyton Manning está sentado al lado de un frasco de Gatorade no significa que el Gatorade lo convirtió en lo que es hoy en día", aconsejó Rich.

Braga se mostró de acuerdo, pero añadió que "simplemente estar conscientes no es suficiente".

"Idealmente, los deportistas deben dejar de promover alimentos malsanos", enfatizó Bragg. Y si los padres están preocupados de verdad, anotó, podrían "hallar formas de expresarse", como respaldar los grupos de defensoría de la nutrición.

Lo que este estudio no puede afirmar es si los niños o los adultos en realidad comen más comida basura debido a los anuncios de los deportistas. Tanto Rich como Bragg apuntaron a los millones de dólares que las compañías están dispuestas a pagar a los deportistas: Kobe Bryant, estrella de la NBA, ganó un estimado de 12 millones de dólares al año por su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las compañías invierten tanto, creo que es seguro suponer que hay un motivo", dijo Bragg.

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece más información sobre los anuncios de comida y la salud de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo