Editar mi perfil

Cerrar

Un estudio halla que tratar el trastorno del sueño podría evitar enfermedades cardiacas

Investigadores señalan que la apnea del sueño y la diabetes tipo 2 presentan riesgos similares

MIÉRCOLES, 5 de diciembre (HealthDay News) -- Un pequeño estudio reciente halla que las personas que tienen apnea obstructiva del sueño experimentan el mismo daño cardiovascular temprano que las personas diabéticas.

La apnea obstructiva del sueño, un trastorno común que se caracteriza por la interrupción de la respiración durante el sueño, incrementa el riesgo de presión arterial alta, trastornos del ritmo cardiaco, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, muerte cardiaca súbita y de insuficiencia cardiaca.

"No hay suficientes estudios en la bibliografía médica sobre la disfunción cardiovascular temprana en pacientes con [apnea obstructiva del sueño], justo cuando se deben tomar los pasos activos para prevenir su progresión a insuficiencia cardiaca", señaló el autor del estudio el Dr. Raluca Mincu de Bucarest, Rumanía, en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Cardiología.

Debido a que la apnea obstructiva del sueño conduce a muchos trastornos cardiovasculares, los investigadores compararon la disfunción cardiovascular temprana en pacientes de apnea del sueño y pacientes de diabetes, que es un factor de riesgo común de enfermedad cardiovascular, agregó Mincu.

En el estudio participaron 20 pacientes con apnea obstructiva del sueño severa, 20 pacientes tratados por diabetes tipo 2 y 20 personas sanas. Se sometieron a pruebas para evaluar la condición de sus arterias.

"Los pacientes con [apnea obstructiva del sueño] grave tenían disfunción endotelial y mayor rigidez arterial que las [personas sanas], y sus resultados eran similares a los de los pacientes con diabetes", apuntó Mincu. Esto sugiere que la apnea obstructiva del sueño se relaciona con un riesgo alto de enfermedad cardiovascular, agregó Mincu.

La disfunción endotelial significa que la pared interior de los vasos sanguíneos no funciona con normalidad.

El estudio tenía previsto presentarse esta semana en la reunión anual de la Asociación Europea de Radiología Cardiovascular en Atenas, Grecia.

"Los pacientes deben saber que detrás de un ronquido puede existir una patología cardiaca grave y que deben consultar a un especialista del sueño", señaló Mincu. "Si reciben el diagnóstico de apnea obstructiva del sueño, están en mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y necesitan adoptar un estilo de vida cardiosaludable para reducir ese riesgo".

"Nuestro estudio es una señal para los cardiólogos, neumólogos y médicos de familia para que trabajen de forma coordinada a fin de diagnosticar activamente la apnea obstructiva del sueño, administrar el tratamiento apropiado (presión positiva continua de aire, CPAP) y evaluar la función arterial", concluyó Mincu. "Esto ayudará a evitar que la disfunción cardiovascular temprana evolucione hasta insuficiencia cardiaca, la última etapa de la enfermedad cardiaca".

Los datos y conclusiones presentados en reuniones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre la apnea del sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo