SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio halla que la exposición a la diversidad podría fomentar las habilidades sociales del bebé

Un estudio halla que la exposición a la diversidad podría fomentar las habilidades sociales del bebé

Escuchar distintos idiomas a principios de la vida podría ayudar a reducir los prejuicios, afirman unos investigadores

JUEVES, 18 de septiembre de 2014 (HealthDay News) -- La exposición a diversas comunidades podría mejorar el aprendizaje social de los bebés, según un estudio reciente.

Escuchar distintos idiomas en el parque o en el supermercado podría ayudar a los niños a tener la mente abierta y a estar dispuestos a aprender de personas que son distintas a ellos, hallaron los investigadores.

"La investigación ha mostrado que los niños, como los adultos, con frecuencia tienen prejuicios contra interactuar con y aprender de personas que son distintas de ellos", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Chicago Amanda Woodward, profesora de psicología de la universidad.

La exposición temprana a la diversidad podría evitar que los niños desarrollen esos prejuicios, apuntaron los autores del estudio.

"En este nuevo estudio, hallamos que esos bebés bastante pequeños se están sintonizando con el mundo social fuera del ambiente de su hogar. La exposición a la diversidad podría ayudar a proteger del desarrollo de prejuicios muy temprano en la vida", aseguró Woodward.

Para el estudio, que será publicado en la edición de noviembre de la revista Cognition, los investigadores examinaron datos de experimentos con 82 niños pequeños. Los niños de 19 meses de edad, que vivían en hogares donde se hablaba inglés, recibieron pistas de un adulto que hablaba inglés o español.

Los investigadores también analizaron datos de la Oficina de Censos de EE. UU. para determinar la prevalencia de idiomas aparte del inglés que se hablaban en los vecindarios de los niños.

"Nos interesaba la diversidad lingüística, lo que quiere decir la cantidad de distintos idiomas que los bebés podrían escuchar", explicó la autora líder del estudio Lauren Howard, estudiante doctoral de psicología. "Todos los bebés del estudio solo escuchaban inglés con sus padres y cuidadores. Pero vivían en vecindarios donde se hablaban múltiples idiomas".

Los experimentos evaluaban qué tan bien podían aprender los niños pequeños de una persona que no hablaba inglés. El estudio halló que los bebés que escuchaban una variedad de idiomas en sus vecindarios eran más propensos que los bebés de vecindarios menos diversos a seguir las indicaciones de los adultos que hablaban en español.

"Los bebés de las comunidades más diversas aprendían e imitaban más de las acciones de los hispanoparlantes", señaló Howard. "Nuestros hallazgos mostraron que escuchar esos idiomas fuera de casa, por ejemplo en el parque o en el autobús, hacía que los bebés estuvieran más abiertos a aprender de alguien que no hablara inglés".

Woodward añadió que el estudio ofrece evidencia de que el aprendizaje social de los bebés es conformado por la diversidad de los vecindarios en que viven, aunque no tengan una interacción directa con personas que hablen otros idiomas.

Más información

La Universidad del Sur de Alabama ofrece más información sobre el aprendizaje social.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?