Editar mi perfil

Cerrar

Un estudio halla que después de los desastres naturales puede aparecer una infección micótica "come carne"

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -

Cinco personas murieron a causa de mucormicosis después del tornado que azotó a Joplin, Misuri, en 2011

MIÉRCOLES, 5 de diciembre (HealthDay News) -- Después de un desastre natural, los médicos deben estar atentos a los brotes de una rara, pero mortal, infección micótica "come carne", informaron investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. el miércoles.

Según la agencia, esa es la lección de 13 casos de mucormicosis, una infección de la piel, que afectó a las víctimas del tornado de Joplin, Misuri, el año pasado.

El tornado de mayo de 2011 fue uno de los más mortíferos en la historia de EE.UU., ya que acabó con la vida de casi 160 personas y causó lesiones a más de 1000. Justo después, los médicos descubrieron que algunas de las víctimas que sufrieron lesiones de importancia desarrollaron una infección grave que devoraba la piel y los tejidos blandos subyacentes.

Resultó que se trataba de mucormicosis, una infección micótica causada por un grupo de hongos que se encuentran en el suelo y materia en descomposición, como hojas caídas y madera podrida. El hongo puede atacar varias partes del cuerpo, pero esta infección de la piel tiene lugar cuando el hongo contamina una herida.

El grupo de 13 casos en Joplin fue uno muy grande, informaron los CDC en la edición del 6 de diciembre de New England Journal of Medicine.

"Un hospital típico normalmente atiende un caso al año", dijo el investigador principal Dr. Benjamin Park, director médico de la división de enfermedades micóticas de los CDC.

Las 13 víctimas, de las cuales cinco murieron, habían estado en las áreas de Joplin más golpeadas por la tormenta. Sufrieron múltiples heridas, incluidas heridas penetrantes en cinco personas, y la mayoría tenía fracturas óseas.

Estas lesiones también se contaminaron con los restos de la tormenta, tales como madera, grava y tierra.

"Básicamente, entraron en contacto con estas partículas cuando el tornado las levantó", explicó Park.

Todos los pacientes se sometieron a cirugía para extirpar el tejido muerto infectado y a medicamentos antimicóticos, aunque seis recibieron inicialmente medicamentos que no eran eficaces contra los hongos que causan la mucormicosis. No está claro, según el equipo de los CDC, qué marcó la diferencia en sus resultados.

"En tiempo real, es difícil saber qué afección se está tratando", señaló Park. Por lo que los médicos podrían comenzar a tratar a un paciente de forma preventiva con antibióticos (para combatir la bacteria) o con medicamentos antimicóticos antes de tener los resultados de las pruebas a mano.

El brote de Misuri subraya la importancia de realizar pruebas iniciales para que los pacientes reciban el tratamiento adecuado, señaló Park.

"Queremos que se sepa que esta [infección] puede aparecer después de un desastre natural", agregó.

A pesar de que los hongos que causan la mucormicosis están en todas partes, rara vez provocan problemas en las personas, señaló el Dr. Thomas Patterson, director de la división de enfermedades infecciosas del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio.

Con mucha frecuencia, estas infecciones afectan a personas con sistemas inmunodeprimidos, cáncer o que toman medicamentos, por ejemplo, después de un trasplante de órganos. Y suelen ser infecciones respiratorias típicas por inhalación de esporas de moho.

Aun así, se reconoce el riesgo de mucormicosis en personas sanas con lesiones traumáticas, señaló Patterson, que también es miembro de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas. Además, estuvo de acuerdo en cuanto a la importancia del reconocimiento médico temprano.

"Estas infecciones son difíciles de tratar", señaló Patterson.

Pero también señaló que para la mayoría de las personas que sufren lesiones durante un desastre natural, cualquier infección puede ser bacteriana y también pueden agravarse.

"Es importante recordar que en los casos [de Joplin] estamos hablando de personas que tenían lesiones significativas", señaló Patterson.

Y debido a esto, la prevención de las lesiones graves durante los desastres naturales debería ayudar a prevenir los casos de mucormicosis, según los CDC.

El público puede tomar algunas medidas por su cuenta, señaló Park. Si vive en un área propensa a los tornados, por ejemplo, debe asegurarse de que tiene una "habitación segura" o algún tipo de refugio de emergencia al que puede acceder de forma rápida. También debe sintonizar el sistema de alerta de tornados de su área.

Más información

Más información sobre la mucormicosis en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo