SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las dietas de EE. UU. siguen conteniendo demasiadas grasas malsanas

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Las dietas de EE. UU. siguen conteniendo demasiadas grasas malsanas

Los estadunidenses necesitan menos grasas trans y saturadas, y más ácidos grasos omega 3

En las últimas tres décadas, los estadounidenses han reducido su ingesta de las grasas saturadas y trans, que taponan las arterias, pero no lo suficiente, muestra una investigación reciente.

Por otro lado, el consumo de unos ácidos grasos omega 3 saludables, conocidos como DHA y EPA, y que abundan en el pescado graso como el salmón, ha permanecido estable, aunque es muy bajo, encontraron los expertos.

"Esas tendencias son alentadoras, pero todavía quedan cosas por mejorar en nuestra dieta", afirmó Mary Ann Honors, investigadora postdoctoral de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

Tanto las grasas saturadas como las trans aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca, mediante mecanismos como el aumento del colesterol "malo" (HDL) y la reducción del colesterol "bueno" (HDL), según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Las grasas saturadas se encuentran en las carnes, los lácteos ricos en grasa y algunos aceites, por ejemplo el de coco y el de palma, según la AHA.

Las grasas trans se hallan en productos horneados como las pizzas, las galletas y los pasteles, señala la AHA. Pero los fabricantes de comida han reformulado los productos en los últimos años para reducir o eliminar las grasas trans. Con entrada en vigencia a partir del 2006, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. exigió que las grasas trans se mencionaran en las etiquetas de los alimentos.

Los productos pueden tener una etiqueta que indique "sin grasas trans" si el artículo contiene menos de 0.5 gramos por porción, según la FDA.

Honors y sus colaboradores observaron seis encuestas realizadas como parte de la Encuesta cardiaca de Minnesota entre 1980 y 2009. Las encuestas incluyeron a más de 12,000 adultos de 25 a 74 años de edad que vivían en el área de Minneapolis-St. Paul.

Los investigadores encontraron que la ingesta de grasa trans se redujo en alrededor de un tercio en los hombres y en las mujeres en el periodo del estudio, de casi 30 años.

Pero los hombres seguían obteniendo alrededor del 1.9 por ciento de las calorías diarias de las grasas trans, y las mujeres alrededor del 1.7 por ciento. Idealmente, la AHA recomienda limitar las grasas trans a no más del 1 por ciento de las calorías consumidas.

Para una dieta típica de 2,000 calorías al día, señaló Honors, el 1 por ciento serían unas 20 calorías, o 2 gramos de grasas trans.

La ingesta de grasa saturada también se redujo, pero seguía conformando alrededor del 11 por ciento de las calorías diarias para hombres y mujeres entre 2007 y 2009, encontró Honors. La AHA recomienda limitar las grasas saturadas a alrededor del 5 al 6 por ciento de las calorías totales.

Las grasas omega 3 pueden ayudar al corazón, pero la ingesta fue de apenas una fracción de lo recomendado en ambos sexos, hallaron los investigadores.

"La recomendación es de 0.25 gramos o 250 miligramos de DHA y EPA, dos omega 3 comunes, al día", dijo. Entre 2007 y 2009, tanto los hombres como las mujeres consumieron apenas 0.08 gramos de DHA y 0.04 de EPA. Recomienda obtener los omega 3 de dos o más porciones por semana de un pescado como la caballa y el salmón, en lugar de una pastilla de aceite de pescado.

Los hallazgos del estudio no son una sorpresa, apuntó Connie Diekman, directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington en St. Louis. "Lograr unas ingestas más bajas de grasas saturadas requiere cambiar las calorías a más alimentos vegetales", dijo, "y una forma de lograrlo es consumir más frutas y verduras, algo que tampoco logramos consumir".

Para la mayoría de personas resulta difícil comer suficiente pescado como para ingerir bastante omega 3, y algunos quizá no tengan acceso a suficiente.

Diekman dijo que las grasas trans en los productos continuarán en declive a medida que los productos cambien. "Así que es probable que ese problema no sea tan preocupante como las grasas saturadas y los omega 3", aseguró.

El estudio aparece en la edición en línea del 22 de octubre de la revista Journal of the American Heart Association.

Más información

Para más información sobre las grasas de la dieta, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?