SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio encuentra que la pobreza es un indicador más potente de obesidad infantil que la raza

Un estudio encuentra que la pobreza es un indicador más potente de obesidad infantil que la raza

Los estudiantes con unos ingresos bajos podrían consumir más comida rápida y tener un peor acceso a la actividad, sugieren unos investigadores

MARTES, 12 de enero de 2016 (HealthDay News) -- La pobreza es un mejor indicador de la obesidad infantil que la raza, sugiere una investigación reciente.

Un modelo estadístico basado en información de más de 110,000 estudiantes de Massachusetts encontró que, a medida que los ingresos familiares de los niños descendían, las tasas de obesidad infantil aumentaban.

Los investigadores sospechan que el hecho de que los pobres dispongan de una cantidad menor de parques, de programas recreativos y de supermercados de servicio completo podrían llevar a los niños a comer más comida rápida y a hacer poco o ningún ejercicio.

"Los hallazgos revelan diferencias respecto a las desigualdades en el ambiente físico y social en que los niños se crían", comentó en un comunicado de prensa del Centro Cardiovascular Frankel el autor principal del estudio, el Dr. Kim Eagle, director del hospital de la Universidad de Michigan.

"Ilustra que la raza y la etnia en las comunidades quizá no tengan una conexión significativa con el estado de obesidad una vez se toman en cuenta los ingresos comunitarios", planteó Eagle.

Aunque el estudio encontró un vínculo entre la pobreza y la obesidad infantil, no probó una relación causal. El estudio fue publicado el 7 de enero en la revista Childhood Obesity.

Las tasas de obesidad en Estados Unidos han aumentado de forma constante en las últimas décadas. Actualmente, más del 18 por ciento de los niños de 12 a 19 años de edad tienen sobrepeso o son obesos, dijeron los investigadores.

Los niños obesos con frecuencia siguen teniendo sobrepeso en la adultez. De hecho, los investigadores anotaron que hay un 70 por ciento de probabilidades de que un adolescente con sobrepeso siga siendo obeso en la adultez, lo que aumenta su riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes.

Los autores del estudio examinaron el porcentaje de estudiantes de 68 distritos escolares públicos que tenían sobrepeso o eran obesos. Compararon esa información con el porcentaje de estudiantes de cada distrito escolar que eran elegibles para obtener ayudas, como un almuerzo gratis o a un precio reducido, ayudas transitorias o cupones de alimentos.

El estudio mostró que las tasas de obesidad eran más altas entre los niños negros e hispanos. Pero esa asociación desapareció cuando los investigadores tomaron en cuenta los ingresos familiares, señalaron los autores del estudio.

Por cada aumento de un 1 por ciento en el estatus de bajos ingresos en los distritos escolares examinados, hubo un aumento de poco más de un 1 por ciento en las tasas de estudiantes con sobrepeso u obesos, halló el estudio. Esto sugiere que los niños y adolescentes con bajos ingresos son más propensos a ser obesos que sus compañeros con unos ingresos familiares más elevados, plantearon los investigadores.

"La batalla por reducir la obesidad infantil está vinculada de forma crítica con la comprensión de sus causas, y enfocarse en los factores modificables puede conducir a cambios positivos en la salud de todos los niños", aseguró Eagle.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad