SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un estudio con ratones ofrece indicios para un nuevo 'anticonceptivo masculino'

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Un estudio con ratones ofrece indicios para un nuevo 'anticonceptivo masculino'

El descubrimiento podría conducir a una forma reversible y no hormonal de anticoncepción para los hombres, señalan unos científicos

JUEVES, 1 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Un descubrimiento en ratones podría preparar el camino para una forma reversible y no hormonal de anticoncepción para los hombres, informan unos investigadores.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 1 de octubre de la revista Science, amplían los esfuerzos por desarrollar la esquiva "píldora masculina", una forma fiable pero temporal de anticoncepción para los hombres.

"Es importante que encontremos una opción anticonceptiva efectiva y reversible que otorgue a los hombres un mayor control sobre su propio futuro reproductivo", planteó Masahito Ikawa, investigador líder del nuevo estudio.

"Los hallazgos de este estudio podrían ser un paso clave para ofrecer ese control a los hombres", dijo Ikawa, profesor del Instituto de Investigación sobre Enfermedades Microbianas de la Universidad de Osaka, en Japón.

Los resultados se basan en ratones machos, y los resultados de los estudios con animales no siempre aplican a los seres humanos. Pero el equipo de Ikawa pudo dejar a los animales infértiles, de forma temporal, al bloquear una proteína específica que también se encuentra en el esperma humano.

La proteína se llama calcineurina. Los investigadores sospechaban que tiene un rol importante en la fertilidad masculina, pero la proteína existe en distintas formas, y no estaba claro cuál forma podría afectar a la fertilidad.

Para el estudio, el equipo de Ikawa primero observó los efectos de "desactivar" dos genes que se cree que solo existen en la calcineurina del esperma. Los investigadores encontraron que bloquear los genes resultaba en unos espermatozoides menos flexibles que no podían fertilizar a los óvulos.

Entonces, los investigadores se enfocaron en dos fármacos existentes, la ciclosporina A y el tacrolimus (también conocido como FK506), que se sabe que inhiben a la calcineurina. Cuando trataron a los ratones con los fármacos, tardó de cuatro a cinco días en hacer que el esperma de los animales fuera infértil.

Pero la fertilidad se recuperó una semana después de dejar los medicamentos.

Tanto la ciclosporina como el tacrolimus suprimen al sistema inmunitario, y se usan para prevenir el rechazo de los órganos y para tratar ciertas enfermedades autoinmunes. Ikawa apuntó que nadie sugiere que se usen como anticonceptivo masculino.

En lugar de ello, explicó, la meta es desarrollar un medicamento que se dirija de forma específica a la calcineurina del esperma.

Actualmente, los únicos métodos de anticoncepción para los hombres son la vasectomía quirúrgica, que es muy efectiva pero por lo general permanente, y los condones, que pueden ser poco fiables.

El Dr. Abraham Morgentaler, miembro de la junta de directores de la Asociación Americana de Salud Sexual (American Sexual Health Association), dijo que "hay una gran necesidad de un anticonceptivo masculino que no conlleve un procedimiento clínico menor ni condones".

Esa necesidad podría ser incluso mayor en ciertos países aparte de Estados Unidos, donde la sobrepoblación es un problema grave, señaló Morgentaler.

Otro experto se mostró de acuerdo. "Los anticonceptivos masculinos existentes no satisfacen esa necesidad para nada", dijo Aaron Hamlin, director ejecutivo de Male Contraception Initiative, en Washington, D.C.

"Los condones tienen una tasa anual de embarazos en el mundo real del 18 por ciento, equivalente a un lanzamiento de dados para la persona promedio", apuntó Hamlin.

Por supuesto, las mujeres cuentan con opciones reversibles para la anticoncepción, como la píldora, los dispositivos intrauterinos y los implantes anticonceptivos. Pero los hombres también necesitan opciones, señaló Hamlin.

"Hay un mito desafortunado: que la anticoncepción es para siempre la responsabilidad de la mujer", dijo Hamlin. "Pero antes de que la píldora llegara al mercado en 1960, los condones masculinos eran la forma principal de anticoncepción".

Apuntó a un estudio reciente que halló que la mitad de los hombres de EE. UU. dijeron que usarían un anticonceptivo hormonal si hubiera uno disponible.

Si un fármaco basado en este nuevo método llega a ensayos con humanos, tendría la ventaja de ser no hormonal, lo que podría dejar de lado algunos efectos secundarios potenciales, dijo Hamlin.

Ya hay algunos anticonceptivos masculinos en un proceso de desarrollo más adelantado, apuntó Hamlin. Uno es el Vasalgel, un gel que se inyecta en los vasos deferentes de un hombre, que es el tubo que transporta el esperma. La esperanza es que ofrezca una alternativa reversible y no quirúrgica a la vasectomía. Se anticipa que los ensayos iniciales en humanos comiencen el año que viene, dijo Hamlin.

Otro es la gendarussa, un medicamento herbal que inhibe una enzima clave del esperma. Se ha mostrado promisorio en ensayos iniciales.

Siempre hay obstáculos para que los anticonceptivos potenciales lleguen a ensayos clínicos grandes, comentó Hamlin. Un anticonceptivo, que se administraría a personas sanas, tiene una "tolerancia" muy baja para los efectos secundarios.

Pero el principal obstáculo es el dinero, según Hamlin.

"Casi no hay subvenciones de fundaciones ni gubernamentales para los anticonceptivos masculinos", lamentó. "Para la píldora, la financiación provino de la filántropa Katharine McCormick. Todavía no contamos con una McCormick contemporánea".

Más información

Planned Parenthood ofrece más información sobre las opciones para la anticoncepción.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?