SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Por qué hay que tratar muy bien un esguince de tobillo

Por HealthDay/HolaDoctor -
Por qué hay que tratar muy bien un esguince de tobillo
CRÉDITO: ISTOCK

Muchos estadounidenses han sufrido una fractura o un esguince de tobillo, pero una nueva investigación sugiere que esas lesiones podrían tener un efecto más contundente en la salud. El estudio, basado en una encuesta de miles de adultos, encontró que las personas con tobillos lesionados tienden a tener unas tasas más altas de discapacidad y artritis, y de problemas cardiacos o respiratorios más adelante.

El estudio no puede probar causalidad, pero apunta a la importancia de una rehabilitación adecuada tras ese tipo de lesiones, señalaron los investigadores.

"Lo preocupante es que esas diferencias se presentan durante todo el periodo vital, en particular durante los años críticos de la mediana edad, cuando nuestros riesgos de esas enfermedades comienzan a aumentar", dijo el autor del estudio, Phillip Gribble, profesor asociado del departamento de ciencias de la rehabilitación de la Universidad de Kentucky, en Lexington.

En el estudio, el equipo de Gribble llevó a cabo una encuesta en línea de más de 3,500 adultos. Más de 1,800 de ellos dijeron que habían sufrido algún tipo de lesión en el tobillo en algún momento de sus vidas.

Los que habían sufrido esas lesiones era más propensos a decir que se encontraban "algo" o "completamente" limitados en sus actividades diarias, en comparación con las personas sin esos antecedentes: un 46 frente a un 36 por ciento, respectivamente. Las tasas de dolor corporal entre moderadas y severas también eran más altas (un 38 frente a un 27 por ciento).

El estudio también encontró unas tasas más altas de enfermedades cardiacas o respiratorias entre las personas que se habían lesionado el tobillo, frente a las que no (alrededor de un 31 frente a un 24.5 por ciento, respectivamente).

Algo que no resultó sorprendente fue que la artritis del tobillo fuera mucho más frecuente entre los que habían sufrido lesiones en esa articulación (un 9.4 por ciento) que entre los que no (un 1.8 por ciento), encontró el equipo de Gribble.

En general, los hallazgos sugieren que las fracturas y los esguinces de tobillo se deben tomar más en serio, dijeron los investigadores.

"Por sí mismas, las lesiones de tobillo se consideran como lesiones relativamente benignas y sin consecuencias", anotó Gribble, que también es codirector del International Ankle Consortium, un grupo de investigación especializada.

"No se trata de un problema solo para los deportistas, ya que un gran porcentaje de la población reporta problemas crónicos en el tobillo", señaló. "Se necesitan unas mejores iniciativas para prevenir las lesiones iniciales, y también para introducir unas mejores intervenciones después de la lesión, con la finalidad de reducir la alta tasa de cronicidad que observamos en los pacientes de lesiones del tobillo".

Otra experta en lesiones deportivas se mostró de acuerdo.

El estudio "respalda otras investigaciones que informan sobre los efectos negativos a largo plazo de los esguinces de tobillo", comentó Tricia Hubbard-Turner, profesora asociada del Centro de Sistemas de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Carolina del Norte, en Charlotte.

"La moraleja es que nunca se debe pensar 'solo es una lesión de tobillo'", enfatizó.

Hubbard-Turner ofreció consejos para una recuperación adecuada de una lesión de tobillo:

  • Dé al tobillo un tiempo adecuado para descansar y sanar.
  • Si es posible, use muletas durante el proceso de curación, y comience un régimen de ejercicios de rehabilitación una vez se haya sanado.
  • El ejercicio podría incluir: "ejercicios de movimiento [apuntar los dedos del pie hacia arriba y hacia abajo, escribir el alfabeto con los pies], ejercicios de fuerza [ejercicios con bandas de goma, usar una pesa para el tobillo], ejercicios de equilibrio [equilibrarse en una pierna] y actividades más funcionales [un leve trote, moverse en zigzag, hacer ochos] antes de volver a la actividad", planteó.

"Permitir la curación y la rehabilitación es clave para prevenir las consecuencias negativas reportadas en el estudio de Gribble", dijo Hubbard-Turner.

"Esto podría conllevar perderse una actividad deportiva, o modificar el ejercicio [por ejemplo, hacer ejercicio en que no se lleve peso] durante unas semanas, dependiendo de la gravedad de la lesión", reconoció. "Pero debido a los problemas a largo plazo que las personas están desarrollando, esas pocas semanas valen la pena".

El estudio fue presentado el jueves en la reunión anual de la Asociación Nacional de Entrenadores Deportivos (National Athletic Trainers' Association), en Baltimore. Los expertos señalan que las investigaciones presentadas en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta su publicación en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre las lesiones en el tobillo y su recuperación, visite la Sociedad Americana de Ortopedia del Pie y del Tobillo (American Orthopaedic Foot & Ankle Society).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?