SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un cuarto de los analgésicos narcóticos tiene un uso indebido, según un estudio

Un cuarto de los analgésicos narcóticos tiene un uso indebido, según un estudio

Y alrededor de 10 por ciento de los pacientes que tienen recetas para estos potentes fármacos se vuelven adictos a ellos

MIÉRCOLES 1 de abril de 2015 (HealthDay News) -- Casi una cuarta parte de todos los potentes analgésicos narcóticos que se recetan para el dolor crónico recibe un uso indebido y la tasa de adicción entre pacientes ronda el 10 por ciento, según reveló un nuevo estudio.

Los investigadores señalaron que los hallazgos plantean dudas sobre los beneficios del uso generalizado de estos analgésicos para tratar el dolor crónico.

"En promedio, se documentó un uso indebido en aproximadamente uno de cada cuatro o cinco pacientes, y [se presentó] adicción en aproximadamente uno de cada 10 u 11 pacientes" a quienes se les recetaron los fármacos como parte de su tratamiento de dolor crónico, escribió Kevin Vowles de la Universidad de Nuevo México, y sus colegas.

En el análisis, los investigadores estudiaron 38 estudios publicados, 35 de los cuales se llevaron a cabo en los Estados Unidos.

Las tasas promedio de uso indebido fueron del 21 al 29 por ciento, mientras que las tasas de adicción fueron del 8 al 12 por ciento, de acuerdo al análisis que se encuentra en el número de abril de la revista Pain.

Las recetas médicas de analgésicos narcóticos se han elevado marcadamente en los últimos 15 años juntos con sus problemas asociados como la dependencia, la abstinencia y la sobredosis, según dijeron los investigadores en un comunicado de prensa. Estos medicamentos también son conocidos como "opioides".

Los analgésicos opioides incluyen la hidrocodona (Vicodin), oxicodona (OxyContin, Percocet), morfina y codeína.

"De ser correcto que aproximadamente uno de cada cuatro pacientes que utiliza opioides muestra patrones de uso indebido, pero no presenta adicción, entonces tal vez una asignación más eficiente de los recursos de tratamiento sería de utilidad", escribieron los autores del estudio. Por ejemplo, se podría hacer uso de educación y vigilancia para pacientes en riesgo de uso indebido, en lugar de simplemente no darles los medicamentos.

Debido a las altas tasas de uso indebido y adicción, los autores del estudio añadieron que "no están seguros de que los beneficios que se derivan de los opioides (que no están completamente claros)... compensan esta carga adicional sobre los pacientes y los sistemas de cuidado de la salud".

Para combatir el uso indebido de los analgésicos narcóticos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, o FDA) anunció este miércoles reglas definitivas para los fabricantes de medicamentos que busquen aprobación para medicamentos narcóticos a prueba de manipulaciones. Los lineamientos de la FDA delinean los estudios que los fabricantes van a tener que realizar para demostrar que sus analgésicos narcóticos no pueden ser alterados y convertidos en drogas ilegales.

"Este lineamiento es solo una de muchas actividades que está haciendo la FDA para responder a las sobredosis y los decesos relacionados a los opioides", comentó el Dr. Douglas Throckmorton, subdirector de programas regulatorios en el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, en conferencia de prensa por la mañana.

El lineamiento no solo especifica el tipo de estudios que son necesarios, sino también la manera en la que la FDA evaluará dichos estudios y las declaraciones en las etiquetas que puede aprobar la agencia con base en los resultados de esos estudios, según dijo Throckmorton.

"La FDA está enfocada en el desarrollo de opioides con formulaciones que disuadan el abuso", dijo. "Para combatir el abuso y el uso indebido de los opioides, la FDA está alentando a todos los fabricantes a desarrollar medicamentos para disuadir el abuso, que funcionen correctamente cuando se tomen de acuerdo a la receta pero que estén formulados de manera tal que no sea fácil modificarlos para propósitos de abuso", señaló.

En noviembre, la FDA aprobó un nuevo tipo de analgésico narcótico diseñado para frustrar el abuso.

El analgésico conocido como Hysingla ER (bitartrato de hidrocodona) tiene características que reducen el abuso del fármaco. De acuerdo a la FDA, la tableta es difícil de triturar, romper o disolver, lo que hace más difícil que quienes abusan de ella la inhalen o se la inyecten.

Más información

La Academia Americana de Médicos Familiares (American Academy of Family Physicians) cuenta con más información sobre medicamentos para el dolor crónico.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?