SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un bombero recibe el trasplante de cara más extensivo que jamás se haya realizado

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Un bombero recibe el trasplante de cara más extensivo que jamás se haya realizado

El procedimiento de 26 horas incluyó a más de cien médicos, enfermeros y personal técnico y de respaldo en un hospital de NYC

LUNES, 16 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Un bombero voluntario de 41 años de edad de Mississippi utiliza ahora el rostro de un mensajero en bicicleta de 26 años de edad de Brooklyn, después de lo que los médicos afirman que es la cirugía más extensiva de trasplante de cara jamás realizada.

Patrick Hardison de Senatobia, Mississippi, recibió exitosamente el rostro del ciclista Dave Rodebaugh, tras un procedimiento de 26 horas, realizado en agosto en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, que incluyó a más de 100 médicos, enfermeros, personal técnico y personal de respaldo.

La cirugía conllevó extirpar la piel del cráneo, la cara y el cuello de Rodebaugh, junto con el hueso que rodea a la nariz y el mentón, y entonces encajar el tejido donado en los rasgos de Hardison y reconectar los nervios faciales y los vasos sanguíneos.

"La cantidad de tejido que se trasplantó en la cara de Patrick nunca se había trasplantado antes", dijo el Dr. Eduardo Rodríguez, presidente del Departamento de Cirugía Plástica Hansjorg Wyss, del Langone de la NYU, que dirigió el trasplante.

Hardison sufrió terribles lesiones faciales en septiembre de 2001, cuando una casa móvil incendiada le cayó encima mientras buscaba víctimas del fuego. Perdió los párpados, las orejas, los labios y la mayor parte de la nariz, además del pelo y las cejas.

"El techo le cayó encima a Patrick, y se le cayó el casco", contó Rodríguez en una conferencia de prensa del lunes en la mañana. "Sintió que la máscara de su rostro se derretía. Pudo contener el aliento, cerró los ojos y saltó por la ventana".

Hardison se sometió a más de 70 cirugías para intentar reconstruir su cara, pero injertos de piel de sus piernas dejaron su cara como una masa lisa de tejido cicatrizado. Para salir sin llamar la atención, tenía que usar gafas de sol, una gorra de béisbol y orejas falsas.

Cuando Rodríguez se hizo cargo del caso de Hardison, se coordinó con la organización de recuperación de órganos LiveOnNY del área metropolitana de Nueva York para buscar un donante de rostro.

Hardison esperó más de un año a la donación, porque encontrar un donante equivalente era más complicado para su procedimiento que para otro tipo de donación de órgano, dijo Helen Irving, presidenta y directora ejecutiva de LiveOnNY.

"Teníamos que encontrar la equivalencia perfecta para Patrick", comentó Irving. "No solo el tipo de sangre, la estatura, el peso y la edad, sino también un color de piel claro (el tipo de piel que se quema fácilmente con el sol), pelo claro, una estructura ósea similar, que no tuviera traumatismos ni tatuajes en la cara, y lo más importante, sin anticuerpos que hicieran que Patrick rechazara al donante".

Apareció un donante tras un accidente de bicicleta, en julio, que dejó a Rodebaugh en un coma del que nunca despertó, dijo Irving.

"Su madre de inmediato aceptó" el trasplante de cara, contó Irving. "No dudó ni un instante". Otras personas también recibieron el corazón, el hígado, los riñones, los ojos y la médula ósea de Rodebaugh.

En la cirugía de trasplante, que duró entre la mañana del 14 de agosto y la mañana del 15 de agosto, participaron dos equipos.

Un equipo pasó doce horas extirpando la cara de Rodebaugh, lo que incluyó extirpar el hueso que rodea la nariz y el mentón, conservar los nervios faciales y cerrar las arterias y las venas importantes, dijo Rodríguez.

En otra sala, un segundo equipo trabajó con Hardison unas ocho horas para extirpar toda una década de tejido cicatrizado, acumulado en docenas de cirugías reconstructivas. El equipo también extirpó el hueso alrededor de la nariz y el mentón, de forma que el rostro de Rodebaugh encajara perfectamente en Hardison, explicó Rodríguez.

El paso final conllevó unir la cara de Rodebaugh a Hardison, lo que incluyó atornillar los huesos de la nariz y el mentón, además de una cirugía delicada para asegurar que los nervios de los párpados y otras funciones faciales críticas se conservaran.

En un plazo de un mes, Hardison había comenzado a desarrollar pelo en el cuero cabelludo y el rostro, por primera vez desde el accidente, apuntó Rodríguez.

Ahora, tres meses después de la cirugía, los médicos están reduciendo los inmunosupresores que Hardison tiene que tomar para evitar que su cuerpo rechace el nuevo rostro, dijo Rodríguez.

"Patrick ya salió del hospital, y todavía no hemos visto un episodio de rechazo agudo", dijo.

Más información

Para más información sobre el trasplante, visite el Centro Médico Langone de la NYU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?