SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un beso en San Valentín es solo un beso... ¿o no?

Un beso en San Valentín es solo un beso... ¿o no?

Un estudio encuentra que las cabezas de las personas se vuelven en direcciones distintas, dependiendo de quién recibe la señal de afecto

DOMINGO, 14 de febrero de 2016 (HealthDay News) -- En este día de San Valentín, cuando las personas se inclinan para darse un beso, la dirección en la que vuelven la cabeza podría revelar mucho.

Ese hallazgo proviene de una nueva investigación canadiense que sugiere que las personas se vuelven hacia una dirección u otra, dependiendo de si el que recibe el beso de afecto es un pariente o la pareja romántica.

Los investigadores, Jennifer Sedgewick y Lorin Elias, de la Universidad de Saskatoon, anotaron que investigaciones anteriores ya han mostrado que las personas tienden a girar la cabeza hacia la derecha cuando besan a su pareja romántica.

¿Y qué pasa cuando una persona la da un beso en la mejilla a su hijo?

Para averiguarlo, los dos investigadores analizaron cientos de fotografías de besos entre padres e hijos, y las compararon con fotografías de besos románticos entre ambos padres. Las fotografías eran de sitios web como Google Images, Pinterest e Instagram.

Hallaron que las mamás y los papás tendían a volver la cabeza hacia la izquierda, no hacia la derecha, cuando besaban a sus hijos.

¿Por qué? Sedgewick y Elias teorizan que la preferencia podría deberse al hecho de que los padres con frecuencia acunan a sus bebés en el brazo izquierdo, y por tanto les besan en la misma dirección. Es probable que el patrón continúe incluso cuando los niños crecen, dijeron los investigadores.

¿Y qué pasa con la inclinación hacia la derecha en los besos románticos? Según los dos investigadores, investigaciones anteriores han demostrado que las personas en relaciones nuevas tienden a tener una mayor actividad en ciertas "regiones de la recompensa" del lado izquierdo del cerebro.

Volverse hacia la derecha al besar podría fomentar la activación de esas áreas, teorizaron los investigadores, apuntando que las parejas a largo plazo tienden a seguir volviéndose hacia la derecha al besarse.

Sedgewick y Elias creen que los nuevos hallazgos muestran que la dirección en la que se inclina la cabeza en un beso no solo se ve influida por la emoción, sino también por la preferencia que una persona tenga por un lado del cuerpo, y por la conducta aprendida.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Laterality.

Más información

Si desea consejos sobre cómo mantener el romance vivo en su relación, visite la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?