SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Un análisis de sangre podría ayudar a descartar una complicación del embarazo, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Un análisis de sangre podría ayudar a descartar una complicación del embarazo, según un estudio

Las mujeres de las que se sospecha que tienen preeclampsia a menudo son hospitalizadas

MIÉRCOLES, 6 de enero de 2016 (HealthDay News) -- Un nuevo análisis de sangre podría ayudar a los médicos a identificar a las mujeres embarazadas que no son propensas a contraer una complicación peligrosa llamada preeclampsia, a pesar de tener signos o síntomas sospechosos.

Ese es el hallazgo de un estudio que aparece en la edición del 7 de enero de la revista New England Journal of Medicine.

Los expertos dicen que si los resultados se confirman en investigaciones futuras, el análisis podría descartar los casos sospechosos de mujeres con preeclampsia.

Esto es importante porque ahora las mujeres con una posible preeclampsia normalmente son hospitalizadas para monitorizarlas de cerca, dijo la Dra. Ellen Seely, del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Un análisis fiable que pudiera ahorrar a las mujeres el tener que permanecer en el hospital tendría un "impacto sustancial", dijo Seely, que escribió un editorial publicado junto con el estudio.

Entre el 2 y el 8 por ciento de las mujeres embarazadas contraen preeclampsia, según March of Dimes.

La afección, que aparece después de la semana 20 de embarazo, se caracteriza por hipertensión y otras señales de que los órganos de la mujer, como los riñones y el hígado, no funcionan bien. Los síntomas incluyen la presencia de proteína en la orina, además de dolores de cabeza graves y problemas de la visión.

Detectar la preeclampsia temprano es "esencial", porque conlleva riesgos graves para las madres y los bebés, señaló el Dr. Stefan Verlohren, investigador principal del nuevo estudio y consultor de medicina materna/fetal en la Universidad de Medicina Charite, en Berlín, Alemania.

La preeclampsia puede llevar a un parto prematuro y a un peso bajo al nacer. También puede aumentar el riesgo de una mujer de sufrir convulsiones, coma y desprendimiento de la placenta, en que la placenta se separa del útero, lo que a veces provoca una hemorragia potencialmente letal.

El problema, dijo Verlohren, es que puede ser difícil saber cuándo una mujer está contrayendo preeclampsia. Por ejemplo, las mujeres que muestran una presión arterial elevada en un momento posterior del embarazo podrían estar en las primeras etapas de la preeclampsia, o podrían tener una hipertensión aislada.

De modo que su equipo examinó si un análisis de sangre podría ayudar a predecir si a las mujeres de las que se sospechaba que tenían preeclampsia se les diagnosticaría el trastorno durante la semana siguiente.

La prueba mide la proporción de dos proteínas que hay en la sangre. Una de ellas, la sFlt-1, inhibe la formación de nuevos vasos sanguíneos; la otra, la PIGF, fomenta la formación de vasos sanguíneos. Los estudios han mostrado que las mujeres con preeclampsia tienden a tener niveles altos de sFlt-1 y unos niveles relativamente bajos de PIGF, una señal de que el flujo sanguíneo que llega a la placenta está alterado.

El equipo de Verlohren usó muestras de sangre de más de 1,000 mujeres que estaban entre la semana 24 y la 37 de embarazo, todas las cuales se sospechaba que tenían preeclampsia.

Cada mujer tenía al menos una señal o síntoma de la complicación, pero no cumplían con los criterios que usan los médicos para diagnosticarla definitivamente, comentó Verlohren.

En un primer grupo de 500 mujeres, los investigadores hallaron que un resultado de 38 en el análisis pareció ser la cantidad límite clave. Entonces lo validaron con otras 550 pacientes.

Resultó que las mujeres con un resultado de 38 o menor en la prueba permanecieron libres de preeclampsia durante la semana siguiente más del 99 por ciento de las veces, hallaron los investigadores.

"Se trata de un análisis que puede decir a una mujer que es extremadamente poco probable que contraiga preeclampsia la semana siguiente", dijo.

Pero lo que no que no puede hacer, añadió, es predecir cuáles mujeres contraerán la complicación. Solamente en torno al 37 por ciento de las pacientes del estudio con un resultado mayor de 38 contrajeron preeclampsia en las próximas cuatro semanas.

Tampoco está claro cómo se debería usar exactamente el análisis en el mundo real. "Este estudio no aborda la cuestión de cómo usarlo en la práctica", dijo Seely.

Por un lado, descartó de forma fiable la preeclampsia, pero solamente para la semana siguiente. Seely dijo que no se sabe si el análisis seguiría funcionando tan bien si se vuelve a hacer la prueba a una mujer después de una semana.

Verlohren dijo que se está llevando a cabo un ensayo clínico en el Reino Unido para ver si el análisis (con su predicción de una semana) puede reducir las estancias hospitalarias innecesarias para la monitorización de la preeclampsia.

El fabricante del análisis, Roche Diagnostics, financió el estudio, y Verlohren y varios colaboradores de la investigación tienen vínculos económicos con la compañía.

Si el análisis puede ayudar a muchas mujeres a evitar quedarse en el hospital, los beneficios serían significativos, señaló Seely.

"La hospitalización aleja a las mujeres de sus familias, incluyendo a los hijos que puedan tener en casa", indicó. "El estrés es grande. Si se puede evitar eso, sería un gran impacto para su calidad de vida".

Más información

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) ofrece más información sobre la preeclampsia y la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad