SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trabajar muchas horas podría ser nocivo para la salud

Por Kathleen Doheny, Reportera de HealthDay -
Trabajar muchas horas podría ser nocivo para la salud

Trabajar más de 60 horas por semana tuvo los efectos más dañinos sobre el bienestar de las mujeres, encuentra un estudio

MARTES, 21 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Esos años de trabajar muchas horas podrían ayudarle a avanzar en su carrera, pero esas horas podrían estar cobrándose un precio en su salud, y eso es particularmente verdad entre las mujeres, según una investigación reciente.

"Las personas que trabajan muchas horas de forma habitual durante muchos años, incluso décadas, en realidad tienen un riesgo más alto de, potencialmente, experimentar enfermedades crónicas más adelante en la vida", señaló el investigador del estudio, Allard Dembe, profesor de gestión y políticas de los servicios sanitarios del Colegio de Salud Pública de la Universidad Estatal de Ohio.

El vínculo entre trabajar muchas horas y la enfermedad "parece aparecer en cierta medida entre los hombres, pero es tremendamente más evidente entre las mujeres", advirtió Dembe. Aunque el estudio no puede probar causalidad, las asociaciones fueron firmes entre las mujeres, dijo.

Cuando los investigadores compararon a los hombres que trabajaban más de 60 horas por semana con los que trabajaban entre 30 y 40, encontraron que los que trabajaban más horas tenían más del doble de riesgo de desarrollar osteoartritis o artritis reumatoide.

Pero el riesgo de los hombres de otras enfermedades crónicas o graves no aumentó de forma sustancial. De hecho, los que trabajaban de 41 a 50 horas tenían un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca, enfermedad pulmonar y depresión, anotaron los investigadores.

Pero cuando el estudio comparó a las mujeres que trabajaban de 30 a 40 horas por semana con las que trabajaban más de 60 horas por semana, las mujeres que trabajaban más tenían unas tasas de enfermedad sustancialmente más altas. Las mujeres que trabajaban 60 o más horas tenían un riesgo más de tres veces más alto de enfermedad cardiaca, cáncer que no fuera de la piel y diabetes, un riesgo casi tres veces más alto de asma, y un riesgo casi cuatro veces más alto de artritis, mostró el estudio.

Los riesgos de las mujeres comenzaron a aumentar cuando trabajaban más de 40 horas, y se intensificó por encima de las 50 horas. Las diferencias sexuales fueron sorprendentes, dijo Dembe, al igual que la potencia del aumento en los riesgos que encontró entre las mujeres.

El estudio incluyó información sobre los hábitos de trabajo de casi 7,500 hombres y mujeres de EE. UU. durante más de tres décadas. La mayoría de los voluntarios del trabajo tenían más de 50 años cuando el estudio terminó.

Entonces, los investigadores observaron si había algún vínculo entre el horario de trabajo y el diagnóstico de ocho enfermedades distintas: la enfermedad cardiaca, el cáncer que no era de piel, la artritis, la diabetes, la enfermedad pulmonar crónica, el asma, la depresión y la hipertensión, según el estudio.

El 28 por ciento de los participantes del estudio trabajaban de 30 a 40 horas por semana. La mayoría de las personas (el 56 por ciento) del estudio trabajaban de 41 a 50 horas semanales, señaló el estudio. El 13 por ciento trabajaban entre 51 y 60 horas por semana, mientras que el 3 por ciento trabajaban 60 horas o más por semana, encontró el estudio.

Dembe no pudo explicar por qué trabajar más horas parecía tener un impacto tan grande en la salud de las mujeres, pero cree que la causa son los múltiples roles de la mujer. "Mi especulación es que tienen que equilibrar muchos más roles: la crianza, el cuidado de los niños, las responsabilidades domésticas, preocuparse por la salud de todos los demás", planteó.

Trabajar muchas horas puede interferir con el sueño y mantener al cuerpo en un estado de estrés constante, dijo Dembe.

Los hallazgos del estudio tienen sentido, afirmó una cardióloga, la Dra. Nieca Goldberg, directora médica del Centro de Salud de las Mujeres Joan H. Tisch del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad.

"Las mujeres [que trabajan muchas horas] no se cuidan a ellas mismas", especuló Goldberg. "Quizá no acudan a las pruebas de detección [como las mamografías]". Trabajar muchas horas y cuidar a la familia podría dejar poco tiempo para preparar comidas, dijo, de forma que tal vez esas mujeres estén comiendo y sirviendo a sus familias comida rápida u otro tipo de comida para llevar que sea malsana.

Las mujeres que trabajan muchas horas que son madres solteras podrían tener incluso más responsabilidades y estrés, advirtió.

Entonces, ¿qué pueden hacer las mujeres para proteger su salud? "Obviamente, la gente tiene que trabajar para pagar el alquiler", dijo Goldberg. Pero aconseja a las mujeres que trabajan muchas horas que den un paso atrás y evalúen la situación. ¿Hay algo que puedan reducir? ¿Quizá hacer menos voluntariado hasta que la carga de trabajo baje?

Goldberg dijo que tener algo de tiempo para uno mismo cada día es esencial. Eso podría significar hacer algo de ejercicio, leer un libro, ver la tele, o incluso solo sentarse a respirar profundamente. "Despeje su cabeza", aconsejó.

El estudio aparece en la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine.

Más información

Para más información sobre las mujeres y la enfermedad cardiaca, visite SecondsCount.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad