SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trabajar desde casa mejora la salud emocional

Por -
Trabajar desde casa mejora la salud emocional
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Los empleados que tienen la posibilidad de trabajar desde casa o hacer “home office” son más productivos en comparación con aquellos compañeros que permanecen todo el día en una oficina y tiene mayores niveles de satisfacción y bienestar, así lo asegura un estudio llevado a cabo por la London School of Economics and Political Science.

Una mayor flexibilidad laboral sería sinónimo de un personal más motivado, toda vez que al no tener ataduras a una ubicación fija, este tipo de empleados tienen menos distracciones y el tiempo que ahorran para trasladarse de su casa al trabajo lo ocupa para trabajar.

Para algunas personas, la idea de trabajar desde casa es suficiente para que sean felices y “las horas flexibles sacan lo mejor de los individuos. Existen personas que son nocturnas, que su creatividad y desempeño lo logran en horarios nocturnos; la flexibilidad de trabajar en casa favorece a estas personas, y por lo tanto a la compañía”, señaló la Dra. Alexandra Beauregard en un comunicado de prensa difundido por la institución académica.

Destacó que otros de los beneficios del trabajo en casa son las repercusiones positivas que tiene para el medio ambiente y las redes de transporte debido a que hay menos emisiones contaminantes y menos tráfico. Además, las compañías disminuyen sus gastos de administración y operación.

Los trabajadores más contentos

Sin embargo, para la Dra. Beauregard trabajar desde casa, no es adecuado para todos. Las personas extrovertidas se desarrollan mejor en una oficina por la interacción social. “Los trabajadores más contentos son aquellos que combinan medio tiempo en casa y medio tiempo en la oficina. Estos trabajadores reportaron los mejores niveles de satisfacción la relación vida-trabajo, porque combinan sus responsabilidades personales con las laborales y al mismo tiempo no están socialmente aislados del mundo”, aseguró.

La especialista indicó que el siguiente paso sería desarrollar una herramienta para determinar si las personas están social y psicológicamente listas para trabajar desde casa.

La productividad y la felicidad

Otro estudio liderado por Nick Bloom, profesor de Economía de la Universidad de Stanford, en el que se comparó la productividad de empleados de un call-center que trabajaron desde su casa 4 días a la semana con la de los empleados que realizaban el mismo trabajo desde los habituales cubículos de la oficina, reveló que quienes trabajaron desde casa fueron más productivos, contestaron más llamadas, trabajaron más horas, se tomaron descansos más breves y recurrieron a menos permisos por enfermedad, además, de ser más felices que los de la oficina.

En otra investigación realizada también en la Universidad de Stanford se llego a la conclusión de que trabajar en casa aumenta en 13% la productividad. Eso sucede porque las personas trabajan más y mejor, ya que no tienen las intervenciones de los colegas, el ambiente es tranquilo y no gastan mucho tiempo desplazándose del trabajo a casa.

Cuando tienen que producir, los profesionales pueden concentrarse más en casa, ya que no son interrumpidos por llamadas telefónicas, correos y todo lo que sucede en cualquier oficina. Además, no hay que preocuparse por la ropa, ya que no importa lo que vistan los empleados en sus casas, resaltaron los investigadores.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad