Publicidad

Editar mi perfil

Tom Hanks tiene diabetes tipo 2

Por Margaret Farley Steele and Steven Reinberg, Reportera de Healthdays -

Hace más de 20 años que tiene un nivel alto de azúcar en la sangre

MARTES, 8 de octubre (HealthDay News) -- Tom Hanks, el actor premiado por la Academia, reveló el lunes por la noche que se ha unido a millones de estadounidenses en un nuevo papel: el de tener diabetes tipo 2.

Hanks, de 57 años de edad, estaba hablando de su última película en "The Late Show With David Letterman" de la CBS en el momento en que lo anunció.

"Fui al médico y dijo: '¿Recuerda que ha tenido un nivel alto de azúcar en la sangre desde que tenía 36 años? Bien, pues se ha graduado. Joven, usted tiene diabetes tipo 2'", dijo Hanks.

A lo largo de los años, el peso del actor ha aumentado y disminuido como las valoraciones de las taquillas de Hollywood. Y la Dra. Holly Phillips, colaboradora médica en la CBS, afirmó que esos cambios extremos de peso podrían haber contribuido al diagnóstico. Como entrenador de béisbol en "A League of Their Own" (1992), Hanks aumentó 30 libras (13.6 kilos). Para el papel principal en "Cast Away", en 2000, supuestamente perdió 55 libras (casi 30 kilos) para hacer el papel de un hombre que se las arregla para sobrevivir en una isla desierta después de un accidente de avión, informó CBS News.

Al igual que Hanks, millones de estadounidenses han contraído diabetes tipo 2 gradualmente. La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) informa de que 25.8 millones de niños y adultos en Estados Unidos (o aproximadamente el 8 por ciento de la población) tienen diabetes, y la gran mayoría tienen el tipo 2 de la enfermedad. Sin embargo, menos de 19 millones realmente cuentan con un diagnóstico.

Otros 79 millones de estadounidenses tienen prediabetes, lo que significa que su nivel de azúcar en la sangre es alto.

Las personas con diabetes tipo 2 tienen un nivel alto de azúcar en la sangre porque no pueden usar la insulina, una hormona necesaria para convertir los alimentos en energía, adecuadamente. Tener sobrepeso y llevar una vida sedentaria se asocian con el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Muchas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar la enfermedad con la dieta y el ejercicio, pero Hanks le dijo a Letterman que no contaba con una reducción del peso como solución.

"Mi médico me dijo que 'si puede pesar lo mismo que pesaba en secundaria estará totalmente sano y no tendrá diabetes tipo 2", comentó Hanks. "Y yo le dije: 'Bien, tendré diabetes tipo 2, porque no hay manera de que yo tenga el mismo peso que tenía en secundaria'".

Hanks dijo que pesaba 96 libras (43.5 kilos) en secundaria.

Virginia Peragallo-Dittko es directora ejecutiva del Instituto de Diabetes y Obesidad del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York, y comentó que "sabemos que Hanks tiene un historial de 20 años de prediabetes".

"Durante 20 años tuvo la oportunidad de evitar la transición a la diabetes", añadió Peragallo-Dittko. "Hay algo que puede hacer y ese algo es perder del 5 al 7 por ciento de su peso corporal y aumentar su actividad física hasta 150 minutos a la semana".

Peragallo-Dittko indicó que es el peso, y no las fluctuaciones en el peso, lo que resulta en diabetes.

También hay un componente genético en la diabetes tipo 2, afirmó. "Se puede elegir a los amigos, pero no a la familia. Tenemos un componente genético al que atenernos. Pero el estilo de vida es modificable. Una pérdida de peso modesta tiene un impacto tremendo en la prevención de la diabetes; perder del 5 al 7 por ciento es razonable y da muy buenos resultados", añadió.

Los medicamentos para la diabetes, que pueden incluir pastillas y/o inyecciones de insulina, se recetan para los que no pueden controlar su nivel de azúcar en la sangre. No se sabe lo que le recomendó el médico de Hanks.

Tener la diabetes descontrolada puede llevar a sufrir complicaciones graves, como enfermedades cardiacas y renales, y amputaciones.

El Dr. Jacob Warman, jefe de endocrinología en el Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York, dijo que "la diabetes es una enfermedad a largo plazo que se puede controlar mediante la dieta, el ejercicio y la medicación. Dado que las personas a menudo no cumplen con los requisitos de la dieta y el ejercicio, damos a los pacientes los medicamentos enseguida. Las personas con diabetes deben evitar los azúcares simples y comer carbohidratos complejos. Los nuevos medicamentos, como la metformina, también han mostrado ser efectivos en la prevención de las complicaciones y la necesidad de comenzar a tomar insulina".

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) tiene más información sobre la prevalencia de la diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo