SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tabaquismo y obesidad atentan contra la esperanza de vida

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Tabaquismo y obesidad atentan contra la esperanza de vida

Aunque EE. UU. gasta más en salud, la esperanza de vida es más corta que en la mayoría de los países desarrollados

MARTES, 25 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- La longevidad no están aumentado tan rápido en Estados Unidos como en otros países desarrollados, señala un nuevo informe, que culpa de este hecho a las altas tasas de tabaquismo y de obesidad.

Durante 25 años, EE. UU. ha experimentado un incremento en la esperanza de vida a los 50 años, pero más lentamente que en la mayoría de los otros 21 países estudiados, entre ellos Japón y Australia, señala el informe del Consejo Nacional de Investigación, una rama de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU.

En vista de que Estados Unidos gasta más en salud que cualquier otro país, este ritmo lento llama la atención, señaló el coautor del informe Samuel H. Preston, profesor de demografía de la Universidad de Pensilvania. Los resultados "sorprenden en cuanto a nuestro autoconcepto", agregó.

"Encontramos que la fuente más probable de este déficit era el consumo de cigarrillos, sobre todo el alto nivel de tabaquismo entre las mujeres estadounidenses", apuntó.

"La obesidad también parecer ser otro factor importante, pero estamos menos seguros de su papel", agregó. "Somos el país con más población obesa de occidente".

Para las mujeres estadounidenses, la esperanza de vida a los 50 años es de 33.1 años, mientras que para las mujeres de Japón, Australia, Suecia y Suiza es de 35.5 años de media, dijo Preston. "Además estamos un par de años por detrás de Francia, Italia y España. Los hombres no están tan atrás, quizá entre uno y 1.5 años por detrás de los países líderes", agregó.

Hace 50 años los estadounidenses fumaban más que los europeos y los japoneses, y esta diferencia todavía afecta la esperanza de vida actual. Un efecto similar del tabaquismo se observa en la reducción de la esperanza de vida de Dinamarca y Holanda, según el informe.

Los efectos del tabaquismo sobre las tasas de mortalidad tardan 30 años en observarse, así que es posible que la esperanza de vida de los hombres estadounidenses mejore en las próximas décadas debido a que en los últimos 20 años se ha producido un descenso en el número de hombres fumadores, señala el informe.

Entre las mujeres, cuyo hábito de fumar alcanzó su punto máximo después de los hombres, el incremento de la esperanza de vida probablemente sea más lento en la próxima década.

Si bien se desconoce la contribución exacta de la obesidad a la menor esperanza de vida, quizá sea responsable de entre un quinto y un tercio de la brecha de la esperanza de vida entre Estados Unidos y otros países desarrollados, apunta el informe.

Por otra parte, la epidemia de obesidad podría revertir los años de vida ganados por la reducción del tabaquismo, según el informe. Sin embargo, los datos recientes hallan que la epidemia de obesidad se ha estabilizado y que el riesgo de muerte asociado con la obesidad podría estar en declive, apuntan los autores.

"Está claro que nuestros patrones de comportamiento no nos conducirán a una salud óptima", apuntó Preston. "Eso es en parte un reflejo de las decisiones personales. Es tal vez un reflejo de que no estamos haciendo un buen trabajo en medicina preventiva".

Aunque la falta de acceso a la atención de la salud también afecta la esperanza de vida, es un factor menor porque los mayores de 65 tienen acceso a Medicare, resalta el informe.

Entre los adultos mayores estadounidenses, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares siguen siendo las principales causas de muerte, y las tasas de diagnóstico y supervivencia de estas enfermedades parecen ser mejores en Estados Unidos que en la mayoría de los países ricos, según el informe.

La terapia de reemplazo hormonal no parece influir en la longevidad de las mujeres, y las redes sociales tampoco parecen tener relación con la esperanza de vida, apuntan los autores.

Sin embargo, el informe titulado Explaining Divergent Levels of Longevity in High-Income Countries (Explicación de los niveles divergentes de longevidad en los países de altos ingresos), sugiere que las discrepancias entre las investigaciones hace que sea difícil sacar conclusiones sobre cómo factores como la dieta, la inactividad física y la integración social afectan a la longevidad.

El Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación Preventiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale, apuntó que cree que las deficiencias presentadas por el informe indican un problema mucho más profundo que conductas personales como fumar y comer en exceso.

"Aunque somos un país rico, toleramos e incluso fomentamos enormes desigualdades económicas. Un gran número de investigaciones sugieren que las desigualdades económicas crean de manera predecible desigualdades en materia de salud", señaló.

Lo que los estadounidenses consideran un sistema de atención de la salud es predominantemente un sistema de atención de enfermedades, que se centra en el tratamiento de la enfermedad después de que se desarrolla, lamentó Katz.

"La salud tiene que ver más con lo que ocurre en las comunidades y sus hogares, escuelas y supermercados, restaurantes e iglesias, que en salas de emergencia y unidades de atención cardiaca", destaca.

"Sólo cuando abordemos la amplia división entre los que tienen y los que no en Estados Unidos e invirtamos más en programas de promoción de la salud en los lugares donde la gente trabaja, aprende y practica deportes, este tipo de comparación con otros países similares al nuestro será menos embarazosa", apuntó Katz.

Más información

Para más información sobre la esperanza de vida, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?