SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bebió té verde chino y enfermó de hepatitis aguda

Por -
Bebió té verde chino y enfermó de hepatitis aguda
CRÉDITO: THINKSTOCK

El té verde es una bebida bastante popular, además de sus propiedades antioxidantes, se cree que ayuda a adelgazar y en internet se pueden encontrar decenas de páginas que promocionan sus beneficios naturales para acelerar la quema de grasa. Probablemente no pensarías que beberlo podría causar hepatitis. Para una chica de 16 años ése fue el caso.

De acuerdo con un informe médico publicado en British Medical Journal Case Reports, la chica inglesa no identificada leyó por Internet que el té verde ayudaba a perder peso y aceleraba el metabolismo, en su afán por adelgazar comenzó a beber 3 tazas de un té verde chino que compró en línea.

Tres meses después presentó mareos, náuseas y severos dolores abdominales y en las articulaciones, los médicos pensaron que la adolescente tenía una infección del tracto urinario y le prescribieron un antibiótico. Sin embargo, sus síntomas empeoraron y tuvo que ser ingresada a urgencias por un cuadro de ictericia.

La ictericia, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, hace que la piel y las partes blancas de los ojos se pongan amarillas. El color amarillo proviene del exceso de bilirrubina, una sustancia química que contiene la hemoglobina. Con frecuencia es un signo de un problema con el hígado, la vesícula biliar o el páncreas y puede presentarse por varios motivos, entre ellos, enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis o la cirrosis.

Tratando de averiguar lo que podría estar causado sus síntomas y la hepatitis aguda (que puede ser causada por un virus, o cuando el hígado está expuesto a sustancias nocivas como el alcohol), los médicos le preguntaron si tomaba algún fármaco, alcohol o si consumía alguna droga que podría haber afectado su función hepática. Pero ella negó todo. La paciente tampoco tenía historial de viajes recientes ni de transfusiones sanguíneas, no estaba embarazada y no tenía antecedentes familiares de la enfermedad.

Fue hasta que ella confesó que había estado bebiendo 3 tazas de té verde chino que los médicos sospecharon que eso podría ser la causa de sus síntomas. Después de varios exámenes y descartar hepatitis por causas virales y autoinmunes, le recomendaron que ya no bebiera el té.

La recuperación luego de suspender la ingesta de la bebida fue casi inmediata, lo que llevo a los médicos a asegurar que el té fue la causa. “Después de cesar el consumo de té verde, hubo una recuperación rápida y sostenida de la hepatitis”, escribieron en su reporte.

Ten presente que al comprar en línea remedios a base de hierbas no existe la garantía de que el producto sea seguro y esté libre de sustancias químicas tóxicas o pesticidas que podrían poner en riesgo tu salud y tener efectos secundarios no deseados. Si buscas un té verde de calidad libre de pesticidas o productos tóxicos durante su cultivo, este tendrá que ser un té verde ecológico de agricultura ecológica. Adquiérelo de preferencia en tiendas especializadas o herboristerías.

El té verde se hace de las hojas secas de la camellia sinensis, un arbusto de hoja perenne con una larga historia de uso, aproximadamente 5,000 años en China. La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que el té verde tiene varios usos, entre ellos, mejorar la agilidad mental y el pensamiento. También se emplea para perder peso y para el tratamiento de trastornos estomacales, vómitos, diarrea, dolores de cabeza y la pérdida de masa ósea (osteoporosis).

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?