SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más niños sobreviven al cáncer

Por HealthDay/HolaDoctor -
Más niños sobreviven al cáncer

La cantidad de niños de EE. UU. que mueren de cáncer se ha reducido en un 20 por ciento desde 1999, y la leucemia ya no sigue siendo la principal causa de muerte, según un nuevo informe del gobierno federal.

El declive continúa una tendencia que comenzó en los años 70, señalaron los expertos.

Lo nuevo es que la leucemia, el tipo más común de cáncer pediátrico, ya no es la principal causa de muerte por cáncer. La supervivencia entre los niños con leucemia ha mejorado tanto que el cáncer cerebral encabeza ahora la lista.

"Fue la leucemia durante décadas, pero recientemente se ha producido este cambio", dijo la investigadora líder, Sally Curtin, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

No se trata de que las muertes por cáncer cerebral pediátrico estén en aumento, según Curtin. Al contrario, esa tasa ha permanecido obstinadamente estable, mientras que las muertes por leucemia siguen en declive, explicó.

Según el Dr. Andrew Kung, "seguimos curando a un creciente porcentaje de niños con leucemia". Kung es presidente de pediatría del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York.

"Lo sorprendente es que ha habido avances cada década [desde los 70]", dijo Kung, que no participó en el estudio. "Ahora curamos al 90 por ciento de los niños".

El declive continuo en las muertes por leucemia, y por el cáncer pediátrico en general, se relaciona en parte con la alta participación de pacientes pediátricos en ensayos clínicos, explicó.

Curtin dijo lo mismo. "Si se pregunta a los médicos, es probable que señalen que más niños están siendo tratados en centros especializados y están participando en ensayos clínicos", señaló.

¿Pero por qué no ha habido la misma mejora en la tasa de mortalidad por el cáncer cerebral?

Un motivo importante es que hay obstáculos para llegar a los tumores en el cerebro, apuntó Kung. La cirugía, un tratamiento estándar de muchos cánceres, podría no sacar todo el tumor cerebral, o quizá ni siquiera sea posible.

La radiación es otra opción, pero puede tener "efectos devastadores" en el cerebro en desarrollo de un niño, según Kung. "De verdad estamos limitados respecto a qué tan agresivamente podemos irradiar al cerebro", dijo.

En la quimioterapia también hay obstáculos. Muchos medicamentos existentes no pueden cruzar la barrera hematoencefálica, que es una red de células especializadas que mantienen a las sustancias tóxicas fuera del cerebro, apuntó Kung.

Por suerte, al igual que los cánceres infantiles en general, los tumores cerebrales pediátricos son poco comunes. Unos 4,600 niños y adolescentes de EE. UU. serán diagnosticados con alguna forma de cáncer cerebral este año, según la Sociedad Nacional de Tumores Cerebrales (National Brain Tumor Society, NBTS).

Pero ciertos tipos de tumores cerebrales son altamente letales. Menos de un 30 por ciento de los niños con unos tumores llamados gliomas de alto grado sobreviven más de cinco años, según la NBTS.

A principios de semana, el grupo anunció una nueva campaña para financiar investigación adicional dirigida al cáncer cerebral pediátrico, en particular a los gliomas de alto grado.

Los nuevos hallazgos sobre el cáncer pediátrico se basan en datos del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. Entre 1999 y 2014, la tasa general de mortalidad por cáncer en los niños y adolescentes de EE. UU. se redujo de unas 2.8 muertes por cada 100,000 a poco más de 2.3 por cada 100,000.

Las estadísticas también muestran que en 2014 la tasa de cáncer fue un 20 por ciento más baja que en 1999 para todos los grupos de edad de 1 a 19 años, en los niños negros y blancos, y en los niños de ambos sexos.

Un punto notable, según Curtin, es que los niños negros y los blancos tienen tasas similares de supervivencia al cáncer. "En otras áreas de la atención de la salud, por lo general observamos disparidades", comentó.

Por otro lado, los chicos tuvieron de forma consistente unas tasas de mortalidad por cáncer más altas que las chicas: un 30 por ciento más altas en 2014.

La explicación completa no está clara. Pero Kung señaló que los chicos tienden a tener una tasa más alta de ciertos cánceres que tienen un pronóstico relativamente peor.

En 1999, la leucemia conformó alrededor de un 30 por ciento de todas las muertes pediátricas por cáncer, mientras que el cáncer cerebral conformó casi una cuarta parte. En 2014, esas cifras se habían invertido.

"Es una combinación de 'buenas' y 'malas' noticias", dijo Kung. "Estamos viendo mejoras, pero no son uniformes. Estamos avanzando, pero todavía no estamos para nada satisfechos".

Y la supervivencia no es toda la historia cuando se trata del cáncer en la niñez, apuntó Kung. Años más tarde, los supervivientes pueden desarrollar problemas de salud que con frecuencia se relacionan con su tratamiento para el cáncer, como infertilidad y otros tipos de cáncer.

Kung enfatizó que los investigadores deben seguir refinando los regímenes de tratamiento para limitar cualquier efecto negativo en la salud a largo plazo de los niños.

Los hallazgos aparecen en la edición del 16 de septiembre de la revista NCHS Data Brief de los CDC.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los cánceres pediátricos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad