Editar mi perfil

Hay diferenciales raciales a la hora de hablar del corazón

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Aunque la concienciación ha aumentado para todo el mundo, las minorías todavía van por detrás, afirman investigadores

MARTES, 19 de febrero (HealthDay News) -- Una nueva encuesta sugiere que aunque las campañas sobre la salud pública han dado lugar a que un mayor número de mujeres estadounidenses sean conscientes de que la enfermedad cardiaca es el mayor riesgo para su bienestar, con respecto a la concienciación, las diferencias raciales continúan siendo tan grandes como siempre.

En total, un 56 por ciento de las mujeres de hoy en día afirman que son conscientes de que la enfermedad cardiaca es la principal amenaza para sus vidas, mientras que en 1997 era solo el 30 por ciento, según los autores del informe de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

También se observó un cambio considerable en la concienciación general de las mujeres negras e hispanas durante ese periodo de 15 años. Pero el aumento del 15 y del 20 por ciento en la concienciación en 1997 al 36 y el 34 por ciento de la concienciación respectivamente en 2012, significa que sigue habiendo una diferencia notable en la concienciación.

"Los resultados muestran que puede que estemos ganando la batalla en los últimos 15 años para aumentar la concienciación de las mujeres sobre la enfermedad cardiaca, pero seguimos teniendo pendiente una batalla importante para acabar con las diferencias con respecto a las minorías", afirmó la autora del estudio, la Dra. Lori Mosca, directora de cardiología preventiva en el Hospital de Presbiteriano de Nueva York, en la ciudad de Nueva York.

Mosca y colegas informan sobre sus observaciones en la edición en línea del 19 de febrero de la revista Circulation.

La encuesta se realizó telefónicamente y en línea desde agosto hasta octubre de 2012. Más de 2,400 mujeres mayores de 25 años de edad participaron.

Algunos de los hallazgos: Aunque el 35 por ciento de las mujeres afirmó (erróneamente) que creían que el cáncer era la enfermedad más letal en 1997, en 2012 esa cifra bajó hasta el 24 por ciento. Hoy en día, el 56 por ciento de las mujeres señalan acertadamente a la enfermedad cardiaca como su principal amenaza de muerte, mientras que en 1997 era el 30 por ciento.

Por otra parte, los avances en la información ofrecida a las mujeres negras e hispanas solo aumentaron la concienciación en ambos grupos a un nivel que ya habían alcanzado las mujeres blancas en 1997. El resultado es: una diferencia racial en la concienciación sobre la enfermedad cardiaca que sigue siendo la misma que hace 15 años.

"Los esfuerzos sostenidos son fundamentales, porque las mujeres afroamericanas tienen el riesgo de enfermedad cardiaca más elevado y las mujeres hispanas tienen el riesgo más elevado de diabetes, un factor de riesgo potente que aumenta en proporciones de epidemia", comentó Mosca.

Los autores de la encuesta también observaron una diferencia por edades, de manera que tanto la concienciación general como la probabilidad de hablar con el médico sobre la enfermedad cardiaca fueros particularmente bajas en el grupo de edad comprendido entre los 25 y los 34 años, el grupo más joven al que se encuestó.

En cuanto a la prevención, pareció que las mujeres se sentían más motivadas por hacer cambios en su estilo de vida a fin de sentirse mejor y mejorar su salud que por vivir más tiempo. El equipo también comentó que las mujeres siguen teniendo un nivel "bajo" de concienciación en cuanto a los síntomas atípicos de los problemas cardiacos que son exclusivos para las mujeres, como las náuseas.

No obstante, Mosca señaló que un hallazgo particularmente esperanzador y sorprendente fue que al parecer las pacientes realmente confiaban en sus médicos. "Esto se había percibido como una barrera histórica", explicó, "[pero] los nuevos datos sugieren que los proveedores de atención de la salud tienen una gran oportunidad para contribuir a aumentar la concienciación de las mujeres con un riesgo alto, lo que supone el primer paso para que las pacientes hagan algo para que el riesgo disminuya".

La Dra. Jennifer Mieres, profesora de cardiología en el Sistema de Salud North Shore-LIJ en New Hyde Park, Nueva York, afirmó que la habilidad de las campañas en los medios sobre la salud pública (como el "Evento del Vestido Rojo" de la semana pasada en la ciudad de Nueva York que de forma anual protagonizan las famosas) es la clave para aumentar la concienciación.

"Cuando la campaña 'Go Red' de la AHA empezó, fue como un reconocimiento de que la mayoría de las mujeres, cuando se les preguntaba de dónde obtenían la información sobre la enfermedad cardiaca, respondieron que de los medios de comunicación. El 70 por ciento afirmaron que se informaban a partir de revistas, la televisión y los programas de radio. Solo el 24 por ciento dijo que sus proveedores médicos eran los que les informaban", indicó Mieres.

"Así que este es un llamado de advertencia", agregó. "Porque aunque una de cada veinte o treinta mujeres muere de cáncer de mama, una de cada tres muere por una enfermedad cardiaca. Pero la comunidad del cáncer de mama ha hecho un trabajo estupendo y mucho mejor a la hora de extender el mensaje sobre esta importante enfermedad, al contar con voceros famosos y al centrarse en la importancia de las mamografías", explicó Mieres.

"Por eso, pienso que mejorar la relación con los medios de comunicación para divulgar esa información científica es lo que hace que aumente la concienciación", señaló.

Sin embargo, Mieres sugirió que con el actual status quo, aunque se han producido mejoras, no son suficientes.

"Pienso que nuestros mensajes deben ser mucho más agresivos para que las mujeres sepan que el 80 por ciento de las enfermedades cardiacas pueden prevenirse si saben en qué estado de salud se encuentran y hacen cambios en el estilo de vida para controlar los factores de riesgo". Y pienso que tenemos que ser más sensibles culturalmente, y extender nuestra campaña mediática para dirigirnos específicamente a las mujeres negras y latinas a través de los medios y con el lenguaje con los que ellas entran en contacto más a menudo", comentó.

"Es evidente", afirmó Mieres, "que aún nos queda mucho camino por recorrer".

Más información

Para más información sobre las mujeres y el riesgo de enfermedad cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo