SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Si tienen el control, las mujeres usan menos anestesia epidural en el parto

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Si tienen el control, las mujeres usan menos anestesia epidural en el parto

Un estudio halla que cerca de la tercera parte usó menos con dispositivos controlados por las pacientes

JUEVES, 10 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente señala que si se les da el control a las mujeres de la cantidad de anestesia epidural que reciben durante el trabajo de parto y el parto, utilizan cerca de treinta por ciento menos que si el médico les administra la dosis estándar.

"Examinamos la anestesia epidural controlada por las pacientes y hallamos que, básicamente, se sienten tan cómodas como las mujeres que están bajo una dosis continua. Además hubo una reducción de treinta por ciento en la cantidad de anestesia utilizada"; aseguró el Dr. Michael Haydon, perinatólogo del Centro Médico Conmemorativo de Long Beach en California.

Se espera que Haydon presente sus hallazgos el jueves en la reunión anual de la Sociedad para la Medicina Materno-Fetal en San Francisco. Las investigaciones que se presentan en las reuniones en general son preliminares, anotan los expertos, pues no han estado sujetas al mismo escrutinio riguroso como las investigaciones publicadas en revistas médicas revisadas por colegas.

La anestesia epidural es una forma común de alivio localizado del dolor que se utiliza durante el parto, según el Congreso Estadounidense de Ginecoobstetras. Un anestesiólogo introduce un catéter diminuto en el espacio epidural de la columna vertebral y se administra un analgésico para adormecer el área.

Hay un riesgo bajo de efectos secundarios con estos analgésicos, con náuseas, dolor de espalda, caída repentina de la presión arterial, dolor de cabeza intenso y más dificultad para pujar (lo que posiblemente haga necesario usar fórceps o realizar una cesárea), según la Asociación Estadounidense del Embarazo.

En general, la anestesia epidural se administra de manera continua, según Haydon. Sin embargo, los dispositivos controlados por los pacientes que pueden controlar la administración de la anestesia se consiguen fácilmente, agrego. Las pacientes reciben un botón para apretar cuando sienten que necesitan más medicamento. Los dispositivos están programados para proporcionar únicamente una cantidad específica durante períodos específicos para evitar las sobredosis.

Para el estudio actual, Haydon y sus colegas reclutaron a 270 mujeres que estaban en su primer embarazo. Se asignaron al azar a uno de tres grupos, la dosis estándar administrada como infusión continua, una infusión continua con una opción adicional controlada por la paciente y la anestesia controlada por la paciente únicamente.

Las mujeres de los tres grupos recibieron una inyección inicial de 2 mg de bupivicaína/20 mcg de fentani, seguidos de infusión epidérmica de mantenimiento de bupivicaína al 0.1 por ciento/2 mcg/ml de fentantil.

El primer grupo uso en promedio 74.9 mg de anestesia durante el parto. El segundo grupo uso en promedio 95.9 mg, mientras que el grupo en el que las pacientes controlaban la dosis usó la menos cantidad de anestesia de todos, en promedio 52.8 mg, según el estudio.

El estudio no halló diferencias en la hora del parto ni en el índice de cesáreas. Según los investigadores, ni la fuerza de las extremidades inferiores ni la urgencia de pujar se vieron afectados por el método, aunque hubo una tendencia a menos partos que exigieron asistencia con instrumentos, como fórceps, en el grupo en el que las pacientes controlaban.

Las mujeres de este último grupo sí informaron sobre puntajes de dolor ligeramente superior cuando llegaron a la parte de pujar del parto, aunque también refirieron sentirse satisfechas con el alivio del dolor en general.

Haydon aseguró que el dolor más intenso al pujar podría haberse reducido probablemente por permitirles administrarse el medicamento con más frecuencia durante la fase del parto.

"Quisiéramos pasar a una atención del dolor más individualizada para el parto, posiblemente por medio de un sistema de administración automatizado que responda a las necesidades de las pacientes. Este estudio señala que usar menos anestesia parece posible con este sistema de administración", aseguró Haydon.

?"Mi creencia personal es que las epidurales tienden a retrasar el parto. Entonces, me parece maravilloso lograr que se use menos medicamento con analgesia controlada por la paciente", señaló el Dr. Peter Bernstein, profesor de ginecoobstetricia clínica y salud femenina del Centro Médico Montefiore y del Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.

"Además, no me sorprende que las mujeres usaran menos anestesia. Si uno puede titular su propio medicamento, probablemente no se administrará demasiado. Un anestesiólogo tenderá a darle un poco más porque quiere asegurarse de que no haya dolor", explicó Bernstein.

Más información

Para saber más sobre el bloqueo epidural para el alivio del dolor durante el parto y el trabajo de parto, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?