SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ser hijo único no afecta las habilidades sociales, según plantea un estudio

Ser hijo único no afecta las habilidades sociales, según plantea un estudio

Una investigación de EE. UU. muestra que los niños sin hermanos son tan populares como los demás

LUNES, 16 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los niños que crecen sin hermanos no son menos capaces de desarrollar buenas habilidades sociales que los que los tienen, indica una investigación reciente.

Las observaciones provienen de un análisis en que participaron más de 13,000 estudiantes de intermedia y secundaria, llevadas a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (OSU).

"No creo que alguien tenga que preocuparse de que si no tiene hermanos no podrá aprender las habilidades sociales necesarias para convivir con otros estudiantes en la secundaria", aseguró en un comunicado de prensa de la American Sociological Association (ASA) la coautora del estudio Donna Bobbitt-Zeher, profesora asistente de sociología del campus Marion de la OSU.

Junto a su colega de la OSU Douglas Downey, Bobbit-Zeher tiene pensado presentar los hallazgos el lunes en la reunión anual de la ASA, en Atlanta.

En los últimos años ha aumentado el interés en la cuestión de cómo los hermanos pueden afectar las habilidades de socialización, anotaron los autores, y un estudio anterior de Downey sugiere que a los niños en edad de preescolar les va mejor si crecen con hermanos.

"A medida que el tamaño de la familia se reduce en los países industrializados, hay inquietud de lo que esto podría significar para la sociedad, ya que más niños crecen sin hermanos", apuntó Bobbit-Zeher. "El temor es que tal vez se pierdan algo al no aprender las habilidades sociales en sus interacciones con sus hermanos".

El esfuerzo actual usó datos de entrevistas recolectados en el Estudio nacional de salud de adolescentes (ADD Health), que incluyó a niños de séptimo a doceavo grados inscritos en más de cien escuelas de EE. UU. de 1994 a 1995.

Las entrevistas fueron utilizadas para evaluar la popularidad, al pedir a los niños que mencionaran hasta cinco amigos de cada sexo, y luego contando el número de "votos" obtenidos en general por cada participante.

Los autores encontraron que los estudiantes eran "nominados" un promedio de cinco veces por sus pares, y que los votos no se veían influenciados por la presencia de hermanos, independientemente del sexo o del estatus de los hermanos (hermanos de sangre, hermanastros, medio hermanos o adoptados). La edad de los padres, la raza y el estatus socioeconómico tampoco parecieron impactar la cuestión de los hermanos y el desarrollo de habilidades sociales.

"En todas las combinaciones que evaluamos, los hermanos no tuvieron impacto sobre qué tan popular era un estudiante entre sus pares", señaló Bobbit-Zeher.

Los autores especularon que incluso sin hermanos para ayudarles a aprender habilidades de interacción, los niños pueden servirse de las lecciones que aprenden en el patio de recreo.

"Los niños interactúan en la escuela, participan en actividades extracurriculares, y socializan dentro y fuera de la escuela", observó Bobbit-Zeher. "Cualquier persona que no tuvo esa interacción entre iguales en el hogar con sus hermanos tiene muchas oportunidades de desarrollar habilidades sociales en la escuela".

Más información

La National Association of School Psychologists ofrece más información sobre las habilidades sociales de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?