SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sentir rabia hacia dios es común en tiempos de crisis, según un estudio

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -
Sentir rabia hacia dios es común en tiempos de crisis, según un estudio

Pero las personas religiosas son menos propensas a culpar a dios de sus problemas, sugiere una investigación

SÁBADO, 1 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Aunque las personas raras veces hablan al respecto, casi todo el mundo experimenta rabia hacia dios en algún momento de sus vidas, comúnmente tras un diagnóstico de una enfermedad grave, la muerte de un ser querido o un trauma.

De hecho, casi dos de cada tres personas reportan haberse sentido enojadas con dios, según un estudio que aparece en la edición de enero de la revista Journal of Personality and Social Psychology. Y muchos se enojan porque consideran que dios es responsable de los eventos negativos de sus vidas.

Los que reportaron ser más religiosos eran menos propensos a enojarse con dios cuando les sucedían cosas malas.

"Las personas que son más religiosas no se enojan tanto. Tal vez tiendan más a pensar que dios causó el problema, pero también a adjudicar buenas intenciones al evento, y decir cosas como que dios les intenta fortalecer", explicó la autora del estudio Julie Exline, psicóloga y profesora asociada de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland.

El estudio de Exline analizó los resultados de cinco estudios anteriores que examinaban las relaciones de las personas con dios, sobre todo durante momentos de crisis o decepción personales.

Además de encontrar que los más religiosos eran menos propensos a enojarse con dios, los investigadores encontraron que ciertos tipos de religión, en específico los cristianos protestantes, eran ligeramente menos propensos a enojarse con dios cuando se enfrentaban a problemas personales.

Algo interesante es que los que no creen en dios o cuestionan su existencia reportaron más rabia contra dios que las personas que afirmaban creer.

Otros grupos que eran más propensos a enojarse con dios cuando algo malo ocurría en sus vidas incluían a las personas más jóvenes y los blancos, según Exline.

Exline apuntó que la rabia que las personas sienten contra dios con frecuencia se parece a la que podrían sentir en otras relaciones. Por ejemplo, si alguien considera que dios es responsable de lo que sucede en su vida, tal vez se sienta traicionado por él cuando recibe un diagnóstico de cáncer, como si dios le hubiera abandonado en su momento de necesidad.

Exline señaló que, al igual que en otras relaciones, muchas personas pueden sentirse enojadas con dios, y sin embargo seguir amándolo.

"La presencia de pensamientos positivos no descarta la posibilidad de rabia, y viceversa", apuntó.

Por lo general, la rabia contra dios dura poco. "Mucha gente siente una rabia momentánea contra dios, y luego sus habilidades de enfrentamiento se activan", dijo, pero "si la rabia es algo que no pueden resolver, si tienen problemas para confrontar o minimizarla y no pueden comprender lo que sucede, tal vez deban buscar ayuda adicional".

Y eso es particularmente importante, ya que Exline y colegas encontraron que las personas que no pueden abandonar su rabia con frecuencia tienen una peor salud mental y física que las que sí pueden.

"En algunas personas, la rabia contra dios puede convertirse en un círculo vicioso", afirmó el psicólogo Simon Rego, director del programa de terapia cognitivo conductual del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York. "Tal vez piense que dios le ha abandonado, luego se siente culpable por sentirse enojado, y eso lo hace sentirse más deprimido, lo que a su vez le enoja más".

Rego señaló que sentir algo de rabia no es malsano. "Todas las emociones existen por buen motivo", aseguró, pero si la rabia causa mucha angustia o si comienza a trastornar la vida normal, tal vez sea momento de buscar ayuda.

"Cuando deje de hacer las cosas que son importantes para usted o no pueda funcionar, busque ayuda", aconsejó Rego, y añadió que cuando uno está enojado con su cónyuge, eventualmente renuncia a esa ira y sana, lo que con frecuencia fortalece la relación. Si permaneciera enojado indefinidamente, tendría efectos graves sobre el matrimonio.

"Si está enojado con dios y deja de ir a la iglesia, está permitiendo que la rabia le impida hacer algo que le ha sido valioso", señaló.

Apuntó que es importante aprender a poder ganar perspectiva de una situación y buscar otras formas de abordarla. "Si no puede aprender a aceptar la idea de que un cierto estado de ánimo influye en la forma que piensa, está atrapado", explicó.

Rego dijo que los terapeutas cognitivos conductuales pueden ayudar a las personas a replantearse sus pensamientos de forma más productiva. Exline comentó que, sin embargo, es importante que acuda a un psicólogo que se sienta cómodo discutiendo temas espirituales. Señaló que los miembros del clero o los directores espirituales podrían sentirse más cómodos conversando sobre temas de la fe.

Más información

Para más información sobre cómo controlar la rabia, visite la Asociación Americana de Psicología.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?