SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Según un estudio, los escáneres por TC presentan menos riesgo de cáncer de lo que se pensaba

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -

Sin embargo, un experto recomienda usar de todos modos la menor radiación posible

MIÉRCOLES, 1 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente sugiere que el riesgo de desarrollar cáncer como resultado de la exposición a la radiación por escáneres por TC podría ser menor de lo que se pensaba anteriormente.

El hallazgo, cuya presentación está programada para su presentación el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte en Chicago, se basa en un análisis de ocho años de registros de Medicare sobre cerca de once millones de pacientes.

"Lo que hallamos fue que, en general, entre dos y cuatro de cada diez mil pacientes que se someten a un escáner por TC están en riesgo de desarrollar cánceres secundarios como resultado de la exposición a la radiación", aseguró Aabed Meer, candidato a doctor en medicina del departamento de radiología de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

"Y diría que ese riesgo es más bajo de lo que esperábamos que fuera", aseguró Meer.

Debido a esto, los pacientes que necesitan un escáner por TC no deberían temer a las consecuencias, aseguró Meer.

"Si usted sufre un accidente cerebrovascular y necesita un escáner por TC de la cabeza, los beneficios de ese escáner en ese momento superan la mínima posibilidad de desarrollar cáncer como resultado del escáner mismo", explicó. "Los escáneres por TC hacen cosas maravillosas desde el punto de vista del diagnóstico. Claro, hay riesgo de radiación. Pero es un riesgo mínimo que es necesario contextualizar".

Los autores se prepararon para cuantificar ese riesgo revisando los registros médicos de adultos mayores que tenían cobertura de Medicare entre 1998 y 2005.

Los investigadores separaron los datos en dos períodos, de 1998 a 2001 y de 2002 a 2005. En el periodo anterior, el 42 por ciento de los pacientes se había sometido a escáneres por TC. Para el período de 2002 a 2005, la cifra aumentó a 49 por ciento, que no fue tan sorprendente teniendo en cuenta el aumento en el uso de los escáneres en la atención médica estadounidense.

En cada grupo, el equipo de investigación revisó la cantidad y el tipo de escáneres por TC practicados para determinar cuántos pacientes recibieron radiación de dosis baja (entre 50 y 100 milisieverts) y cuántos recibieron altas dosis de radiación (más de 100 msv). Luego calcularon cuántos cánceres fueron inducidos mediante modelos de riesgo de cáncer estándares.

Aún así, a pesar de la tendencia al aumento en el uso de escáneres por TC con una duplicación aparente de la exposición a la radiación, tanto de alta como de baja dosis, dentro de los dos períodos de tiempo, los investigadores determinaron que había un "riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer por TC al de cálculos anteriores".

Se calculó que los cánceres relacionados con la exposición a la radiación estaban en 0.02 por ciento en el primer grupo y en 0.04 por ciento en el segundo.

Los cálculos anteriores variaron de 1.5 a 2 por ciento, según los autores.

Aunque los resultados son una buena noticia, se debe continuar monitorizando las consecuencias de los escáneres por TC, concluyeron los autores.

El Dr. Robert Zimmerman, vicepresidente ejecutivo de radiología del Centro Médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York, aseguró que evaluar el riesgo de los escáneres por TC es una empresa complicada. Considera que el paciente necesita ser evaluado caso por caso para limitar lo más posible la exposición.

"No me sorprende que el riesgo secundario de cáncer sea bajo", dijo. "Pero se trata de una noción epidemiológica muy complicada. ¿Incrementa cualquier cantidad de exposición a la radiación cancerígena el riesgo o existe un nivel de exposición que su cuerpo siempre pueda tolerar y del cual recuperarse? Es muy, muy difícil saberlo", advirtió Zimmerman.

"Sea como sea, ahora estamos realizando un experimento en toda la población estadounidense para determinar si la exposición a la radiación de dosis baja elevará el riesgo de desarrollar cáncer", dijo.

Reducir en general la exposición a la radiación debería ser la meta, independientemente de los hallazgos del estudio, anotó. "Siempre queremos asegurarnos de que la dosis usada al escanear sea lo más baja posible y que solo se haga el escáner cuando sea necesario y beneficioso para el paciente", sentenció.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, los hallazgos deben considerarse como preliminares hasta que sean publicados en una revista revisada por colegas.

Más información

Para más información sobre los escáneres por TC, visite RadiologyInfo.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?