SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El test de pararse en una pierna para predecir riesgo de ACV

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

La incapacidad de pararse en un pie durante más de 20 segundos podría sugerir daño en los vasos sanguíneos del cerebro, plantea un estudio

Si no puede equilibrarse en una pierna durante al menos 20 segundos, quizá esté en riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), sugieren unos investigadores japoneses.

La dificultad para pararse en una pierna podría indicar que ya han ocurrido ACV pequeños o sangrados minúsculos, lo que significa que el riesgo de un ACV más grave es alto, informaron los investigadores en la edición en línea del 18 de diciembre de la revista Stroke.

"Los individuos que muestran inestabilidad mientras están parados en una pierna, además de problemas para caminar, deben recibir una mayor atención, ya que esa fragilidad física quizá señale anomalías cerebrales y un declive mental potenciales", señaló el autor líder, Yasuharu Tabara, profesor asociado del Centro de Medicina Genómica de la Facultad de Postrados en Medicina de la Universidad de Kioto.

El accidente cerebrovascular, una importante causa de discapacidad y muerte, ocurre cuando el flujo sanguíneo a una parte del cerebro se ve interrumpido debido a un coágulo o a una hemorragia.

Para el estudio, el equipo de Tabara pidió a casi 1,400 hombres y mujeres con una edad promedio de 67 años que intentaran equilibrarse en una pierna durante un minuto. Los investigadores también realizaron IRM para evaluar la enfermedad en los vasos sanguíneos pequeños de los cerebros de los participantes, en la forma de ACV "silenciosos" o micro hemorragias.

Los investigadores hallaron que la incapacidad de equilibrarse en una pierna durante más de 20 segundos se vinculaba con haber sufrido ACV minúsculos o pequeñas hemorragias en el cerebro. Los problemas con el equilibrio también se asociaron con una reducción en las habilidades de pensamiento y memoria.

El Dr. Richard Libman, jefe de neurología vascular del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Manhasset, Nueva York, dijo que "el estrechamiento o los bloqueos en los vasos sanguíneos minúsculos de la profundidad del cerebro pueden generar pequeños ACV o unas cantidades minúsculas de sangrado".

Esos pequeños ACV, que son un factor contribuyente importante al declive mental y a la demencia, también se han asociado con dificultades para caminar y con el equilibrio, y con caídas, explicó.

"Los autores de este estudio han creado una prueba sencilla de equilibrio, que parece ser capaz de reflejar la 'enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños' en el cerebro", planteó Libman.

"Esta prueba podría ser un método barato y de baja tecnología para evaluar a las personas respecto a la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños, que están en un mayor riesgo de ACV y daño cerebral", añadió Libman.

Tabara dijo que entre los que habían sufrido dos o más ACV minúsculos, alrededor de una tercera parte tenían problemas de equilibrio. Entre los que habían sufrido un ACV, el 16 por ciento tenían problemas para hacer equilibrio.

Además, el 30 por ciento de los que tenían evidencia de dos o más hemorragias pequeñas tenían problemas con el equilibrio, al igual que el 15 por ciento de los que habían sufrido una hemorragia pequeña.

Las personas con daño en los vasos sanguíneos del cerebro eran de más edad, tenían hipertensión y unas arterias del cuello (carótidas) más anchas que las que no habían sufrido ACV ni hemorragias, hallaron los investigadores.

Tener problemas para pararse en una pierna durante un periodo extendido también se asoció con unas puntuaciones marcadamente más bajas en pruebas de memoria y pensamiento, halló el estudio.

Más información

Para más información sobre los accidentes cerebrovasculares, visite la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?